ley democrática & ley natural

Fundamentos



Fco J

Informacion

Derechos de Cópia reservados. Copyright 2003.

Prólogo.

Antes de comenzar las divagaciones que se encuentran en esta obra me gustaría exponer claramente lo siguiente:

Absolutamente todo lo que se dice puede ser analizado desde un punto de vista diferente, dado que la verdad absoluta es intrínseca al juez. Es decir, la verdad de un suceso o premisa depende exclusivamente de la definición misma de la premisa o suceso. A su vez, esta definición es intrínseca a la naturaleza del dictaminador, tanto en situación y estado como en composición y estructura interna.

Por lo tanto se deduce inmediatamente que alguien que conozca la verdad de las cosas y no sea vidente será una persona titubeante y no categórico. Este tipo de conducta suele desconcertar a las personas con menos conocimientos, más terminantes estos. .

Por ejemplo:

La expresión “es verde” es falaz para un daltónico, un perro, etc. No obstante, esta misma expresión es perfectamente válida entre dos personas con visión normal. Por lo tanto la expresión correcta sería “ lo veo verde” o similares.

Todo lo anterior muestra un cariz ideológico muy peculiar cuyas premisas han sido ampliamente discutidas en filosofía. Por ello, remito al lector a esta disciplina si desea conocer más ampliamente los distintos planteamientos que se dan ante el concepto verdad.


Igualmente, creo en el impulso que me ha llevado a observar el mundo desde la moderación.

Si en algún momento, usted cree que puede no ser cierto, posiblemente tenga razón, pues en la moderación solamente hay una aptitud posible.

La estructura del texto es bastante caótica desde un punto de vista estructural. No obstante, dado que la democracia es un conglomerado enorme de aptitudes resulta imposible afrontarlo de forma secuencial. Asimismo, en este texto quedan muchos factores sin diseccionar que se reservan para una posterior entrega, si esta se produce.

Además, he de advertir que lamentablemente no he sido capaz de separar las aptitudes ideológicas, impresas en otro tipo de letra, de los razonamientos. Sin embargo, en muchos supuestos no he reflejado lo que debería ser, sino lo que realmente creo que es.

La base operativa que reflejo en algunos razonamientos podría describirse de la siguiente forma:

Si consideramos que la realidad tiene su base en la naturaleza llegaremos a la conclusión de que el calificativo de correcto se aplica a todos aquellos sistemas que sobrevivan indefinidamente.


Este texto surge para tratar de delimitar lo deseable de lo posible en democracia. Ha sido mi intención, diferenciar claramente este hecho, para inducir en el lector el germen de una crítica del sistema democrático basado en el conocimiento real de las cosas.

Asimismo, es obvio que solamente se tratan las bases de esta visión biológica de la democracia, puesto que un estudio más detallado sería un arduo trabajo, cuya realización dependerá en gran medida de la aceptación del actual texto (los libros tampoco escapan a la competencia).

Acompaño junto a los razonamientos generales pequeñas soluciones, clasificables como directrices ideológicas, las cuales son síntesis de un prototipo de estatutos para una asociación política.

Merecen también una mención algunas partes del texto donde se divaga muy borrosamente sobre alguna cuestión. En estas partes los razonamientos no han sido muy lógicos y por lo tanto solamente son utilizables como ariete, con el fin de obtener la respuesta correcta. Distingo estos párrafos de los otros con otro tipo de letra.


Añadir por último, lo que aquí se explica no proviene de un estudio científico estricto. Los razonamientos constituyen una opinión obtenida a partir de datos que pululan en el espacio vital de una persona, ligeramente interesada esta por el desarrollo de la vida y de la democracia. Es decir, el libro y todo lo que este contiene está ligado a la expresión:

Yo pienso que... ”

No obstante, el lector no debe olvidar que la expresión anterior está intrínsecamente ligada a todas las ciencias empíricas. Las cuales a partir de unos datos intentan encontrar un patrón común. Aunque en ningún caso la coincidencia reiterada de la solución de la interpretación con la muestra empírica garantiza la correcta interpretación de los datos.

El tema anteriormente mencionado conforma en su conjunto una de las partes “religiosas” de las ciencias empíricas. Y aunque la discusión sobre este es un gigantesco conglomerado de aptitudes, el cual no es el objetivo de este texto, podemos diseccionar tres aptitudes básicas posibles como en todos los aspectos de la vida:

Aptitud conformista, conservadora:

Esta aptitud admite sin contemplaciones el orden establecido, por lo tanto no es propensa al cambio. Por consiguiente, estas aptitudes son un lastre para un sistema que pretenda evolucionar.

Aptitud conformista con matices, moderada (centro).

En esta aptitud suele dejar la puerta abierta a ciertas suposiciones muy difíciles de comprobar en su momento. No obstante, mantiene como base el orden establecido. Esta aptitud, resulta ser apta para la evolución pues en un determinado momento pueden darse ciertos sucesos que encajen en esa difusa teoría.

Aptitud inconformista, antisistema .

Esta aptitud se equivoca en la base, es decir, ningún razonamiento resulta correcto si no partimos de una base. Por lo tanto, siempre se debe considerar los conocimientos anexos al suceso partiendo de la base misma de la inteligencia humana.

Remito de nuevo al lector a la filosofía para ver y comparar las distintas opiniones sobre este tema.

Concluiré este apartado mencionando la existencia de anexos y comentarios metafísicos que en apariencia no tienen nada que ver. No obstante es evidente que estos mismos razonamientos son la base de todos los razonamientos posteriores. Por ello considero esencial añadir los conocimientos que actualmente considero correctos. Aunque lamentablemente resulta impracticable la traslación total de conocimientos.

Normas básicas del dialogo:

Uno de los fundamentos del concepto de ser humano es sustentado por la lógica. A su vez la lógica es el fruto de la interacción directa del ser humano con el mundo natural. Por ello, dado que la supervivencia del ser humano es un hecho debe ser cierta.

Esta disciplina de escasas normas directas engreda la llamadas ciencias matemáticas. Las cuales poseen diversos símbolos .


Pues bien, para que algo psíquico sea acorde con la realidad, y por lo tanto lógico,debe guardar las reglas lógicas directas anteriormente mencionadas. Lamentablemente no siempre se puede comprobar la veracidad de las premisas, y por lo tanto, aún siguiendo un razonamiento lógico se puede llegar a conclusiones incorrectas.


Ahora bien, en todo razonamiento o dialogo estas reglas lógicas siempre deben estar presentes, pues en caso contrario estamos ante la presencia de un engaño. De modo gráfico el lenguaje puede ser trascrito al lenguaje matemático, si en este lenguaje incumple las normas de la lógica matemática estamos claramente ante una burla.

Por ejemplo:

Todos los hombres nacen y permanecen libres e iguales en derechos.“

La corona de España es hereditaria en los sucesores de S.M. Don Juan Carlos I.”


A pertenece a la clase hombre. B pertenece a la clase hombre y además es sucesor de S.M.

Si eliminamos las condiciones socioconómicas del elenco del nacimiento. Tenemos:

A no tiene derechos añadidos.

B tiene derechos añadidos.


Por lo tanto A distinto de B.

Vemos por lo tanto que son incompatibles desde un punto de vista lógico igualdad y derechos consangueinidad .


Otro ejemplo:

España se constituye en un Estado social y democrático de Derecho...”

La justicia emana del pueblo y se administra en nombre del rey...”


Se observa claramente una contradicción lógica pues si el poder reside en el pueblo todos los actos de las respectivas instituciones han de hacerse en nombre del pueblo del cual emanan todos los poderes. Incluso las democracias representativas no resistirían los enunciados anteriores, por ser estrictamente poder del pueblo (democracia) la votación directa.

Por ello para que no exista una contradicción lógica la democracia ha de ser representativa y el “rey” elegido democráticamente como institución.



Por ello se debe percibir que cuando se obvian estas reglas básicas el dialogo o el razonamiento es fútil.


Ningún estado que tenga un ordenamiento jurídico contradictorio desde un punto de vista lógico será un Estado democrático plenamente, puesto que la condición de democracia exige una aplicación clara y concisa de la ley en igualdad.

Denominaremos democracias lógicas aquellas que poseen un ordenamiento jurídico sin contradicciones lógicas e democracias ilógicas a las que se pueden encontrar incongruencias lógicas.

Contenidos del texto:

Este escrito trata de dilucidar las diferencias entre el sistema natural y el sistema social denominado democrático. En como, este último, se comporta como un ente que responde de idéntica manera que un sistema natural, dentro de los límites establecidos por unas reglas necesarias para el correcto funcionamiento de este.

La consecuencia de una acción o estimulo se ha estudiado como mucho hasta un segundo nivel, puesto que lo entrelazado de los sistemas sociales actuales impide un seguimiento preciso de la consecuencia de una acción. Esto se debe, igual que en el mundo físico, a la imposibilidad de determinar exactamente el comportamiento de un elemento; como además, cuando el número de elementos aumenta la carga aumenta de forma exponencial.

Algunos definen lo anterior como caos, aunque recordemos que en sectores del caos siempre existe un cierto orden.

La estructura del libro está constituida por temas que relaciono alguna vez entre si. No obstante, el seguimiento de las consecuencias con detalle nos acerca a estudios con detenimiento en economía, sociología, antropología, historia y muchas otras disciplinas, los cuales por ahora, no están al alcance del autor. Por ello, el enlace entre las distintas consecuencias queda a opinión del lector. Invito a colaborar en el proyecto anteriormente mencionado a todos aquellos que lo deseen.


Aunque he de advertir que la interpretación no es simple, pues el sistema que estudiamos, es un sistema cerrado; por ello cualquier modificación realizada en un punto o elemento puede perfectamente anularse con otra realizada en otro sector, o por el contrario amplificarse . Complicando aun más el modelo, advertir que el comportamiento será distinto según donde y cuando se realicen las modificaciones.


Resumiendo, los factores a tener en cuenta en un sistema, supuesto cerrado, como es una sociedad y el entorno natural donde se desarrolla son el suceso, cuando se produce, el lugar donde sucede y factores intrínsecos al suceso.

Respecto al tipo de sistema, no creo que exista ningún sistema real cerrado; suponiendo de esta manera que el Universo es un sistema abierto.

Por lo tanto, si consideramos una sociedad como un sistema cerrado; venimos a decir que no tendremos en cuenta factores como los meteoritos y elementos ajenos al propio medio en el que se desarrolla dicha sociedad.

Un ejemplo sencillo:

Consideramos rumor como suceso, mil cuatrocientos noventa y cuatro como tiempo y Sevilla como lugar.

Asignamos al suceso “rumor descubrir nuevas tierras” una velocidad de propagación de dos nuevas personas por cada dos que había diarias, y un peso en la escala de prioridades personal de 5; escala 1 al 10.

Igualmente, simultáneamente consideramos el suceso “rumor coronación” con una velocidad de 1 nueva persona por cada una que había en un día y un peso en la escala de prioridades personal de 6.


En este sencillo ejemplo el seguimiento es realmente difícil pues factores como velocidad y prioridad personal varían de un individuo a otro ampliamente. De todas formas, en este caso, si se puede realizar un tratamiento superficial; tratando de ver solamente el comportamiento de la masa, utilizando para ello datos obtenidos estadísticamente.

Por consiguiente, el seguimiento de distintos factores con distintas características, lugares y tiempos puede constituir una labor imposible si queremos obtener precisión en la respuesta.

Si no ha entendido los razonamientos lea esta analogía, por si le sirve:

Si disponemos de un sistema inicial formado por un aro al que están unidas cuerdas de distinta longitud, en cuyo extremo personas de distinta resistencia y fuerza están tirando; todo ello en un tiempo y en un sector determinado.

Atribuimos ahora las siguientes características al sistema:

El numero de personas que tiran de las cuerdas puede variar por un cambio de individuos de sector.

La resistencia de las cuerdas no es la misma.

La resistencia, fuerza y dirección de los individuos varia de forma distinta con el tiempo.

Se observa pues en un sistema tan simple la imposibilidad de seguir la trayectoria del aro.

Si partimos de los estímulos (diferentes individuos) no podremos determinar con exactitud la posición del aro.

Los párrafos anteriores constituyen un formalismo necesario en un estudio coherente de cualquier sistema, no obstante en esta introducción no tendré muy en cuenta este formalismo.

Lemas:

"Solamente sobreviven los más adaptados", ley natural.

El ser vivo es trivial dentro del Universo”.

El primer arma consagró el primer humano”.

La competencia, además del medio natural y seres de otras especies, la constituyen individuos y grupos de la misma especie”.

En democracia no hay inocentes, las acciones de un gobierno son responsabilidad única del electorado”.

Todo se mueve por interés”.

Los derechos de la mayoría terminan donde comienza la dignidad individual humana.”

Los puntos de vista:

En este texto se tratan tres puntos de vista distintos:

Natural:

El punto de vista natural trata de responder exclusivamente a la reacción que provoca una acción, estrictamente desde un punto de vista físico. Es decir, si una acción es viable o inviable cuando el objetivo es la supervivencia de una sociedad.

Natural democrático:

Este punto de vista es similar al natural pero varia el objetivo. En este caso el objetivo es la supervivencia del funcionamiento interno de una democracia.

Democrático:

Por último este caso es referente a la moral humana. Usualmente este punto de vista se mezcla con los puntos de vista natural democrático y natural.


El lenguaje del texto:

En general este texto está plagado de frases largas con un importante número de circunstanciales. Este tipo de escritura se puede hacer difícil de leer y comprender. No obstante, he optado por este método, al representar este las ligazones de la estructura de una sociedad.

Además, aunque las frases tratan de estar contextuadas es imposible ambientar correctamente una situación. Queda por lo tanto este aspecto apoyado en los conocimientos del lector.

//Las sociedades como organismo vivo:

Podemos considerar, obviando la lógica tradicional, las sociedades de individuos como un solo individuo. Es decir, la sociedad se comporta en su conjunto como un organismo vivo, sufriendo los avatares del tiempo, las enfermedades, etc. Esto se debe obviamente a que las sociedades están constituidas por individuos, por lo tanto los avatares que sufren sus miembros se reflejan en el estado general de la sociedad.


Respecto a la efectividad de las sociedades podemos concluir que las sociedades democráticas constituyen la configuración que más favorece la competencia real. Por lo tanto, las sociedades democráticas son sociedades con gran tendencia a la evolución. Esta característica implica que son sociedades muy evolucionadas que acarrean un modelo evolucionado en todas sus facetas. Es decir, al ser un conjunto, un sector favorece el desarrollo de otro o por el contrario lo elimina si no es eficiente. Como consecuencia capital podemos decir que las democracias serán más poderosas que cualquier otro sistema de gobierno, siempre y cuando la democracia sea sana y disponga de las condiciones que alimentan una democracia; como puede ser una economía en buena forma y tiempo para evolucionar.

Ciclo natural de una democracia:

Toda democracia nace, crece, se reproduce y muere. ¿Será cierto este ciclo?

Las tres primeras premisas parecen cumplirse:

En un principio si una democracia nace, necesita para crecer y mantenerse un caldo de cultivo proporcionado por la riqueza económica, por lo tanto no pueden surgir democracias en lugares de pocos recursos o sin sentimiento democrático. Posteriormente, la democracia se afianza y debido a las peculiaridades de libertad y diversidad la democracia tiene un progreso rápido y sólido; la competencia interna favorece el progreso de los diversos subsistemas de esta democracia. Los países del contorno anhelan el bienestar de su vecino y adoptan el mismo sistema, se reproduce.

En los casos anteriormente expuestos “todo sale bien”, no obstante en la realidad es difícil encontrar todas las condiciones para el nacimiento, crecimiento y reproducción de una democracia. Es decir, si existen otros factores importantes el resultado puede no ser el expuesto. Por ejemplo, una cultura religiosa muy enraizada puede impedir el sentimiento democrático.

Por último, las democracias posiblemente mueran, pues el interés individual tiene reflejo en las políticas generales y como consecuencia del despilfarro entrópico que conlleva la vida moderna la democracia agota los recursos, modifica el hábitat y por extenuación fallece. Esperemos que no sea muy pronto.

Unas democracias frente a otras, selección entre democracias:

La competencia que se establece entre democracias está básicamente sustentada en la competencia económica. Pero a su vez la competencia económica es un factor que puede degenerar la calidad de vida de las democracias. Por ello solamente con pericia se puede conseguir que la competencia sea escasa y por lo tanto mantener un nivel de vida aceptable. Actualmente esta premisa se basa en la investigación y desarrollo, es decir, los países con calidad de vida investigan, desarrollan, dirigen y llevan el margen de beneficios superior.

Por ello la viabilidad o selección de una democracia depende capitalmente de la corrección de sus gobernantes. Como estos dependen directamente el pueblo, por su elección. Deducimos que los pueblos con poca capacidad para la elección fracasarán o se extinguirán, mientras que aquellos en los cuales la mayoría de su ciudadanía tiene un nivel intelectual suficiente para una correcta selección de los candidatos triunfará y por lo tanto disfrutará de una mejor calidad de vida.

Democracia, sus orígenes:

¿Cómo surge la democracia como actualmente la conocemos?

La democracia surge como condición intrínseca al conocimiento. Este proporciona una apreciación personal al individuo, además de una visión global del mundo; libertando de este modo el intelecto e inculcando a este hacia la búsqueda del bienestar.

El bienestar individual está condicionado al progreso en libertad, por lo tanto, se establece como régimen justo desde un punto de vista individual el gobierno compartido. Es decir, la democracia.

La democracia es una intención compartida, la cual se genera en la ciudadanía paulatinamente.

Por ello, es muy improbable que un pueblo bajo un sistema de gobierno no democrático se revele para la búsqueda de la democracia, puesto que este no posee aún esa intención compartida. Por consiguiente, el nacimiento de una democracia requiere cierta base. En esta base se encuentran la economía, la cultura en su sentido amplio y un punto de inflexión en el control del poder.

Sin duda alguna, las mejoras que toda democracia llega a tener se fomentan siempre en la formación de sus ciudadanos.


¿Cómo se regulan las democracias correctas desde un punto de vista natural?

Una democracia correcta es aquella que está ligada al conocimiento real de las cosas. Por ello, si alguna democracia, en algún momento, fomentara un conocimiento incorrecto o superfluo simplemente sería aniquilada por otra con conocimiento real de las cosas, o sea con tecnología.

Esta eliminación también puede darse por parte de la presión del medio natural, o actualmente por una competencia económica.

Las sociedades con enlaces mayoritariamente psíquicos.

Como he advertido, la evolución de la especie humana no solamente se sustenta en su genética, sino que por el contrario; gracias a los grados de libertad que ha conseguido con esta configuración se ha distanciado de las dependencias de esta.

La evolución entonces del individuo no se sustenta ya en su eficiencia respecto al medio, sino en su eficiencia respecto a la sociedad. La sociedad, receptora de avances individuales, es pues lo que proporciona el medio para la evolución humana.

Siendo pues el catalizador determinante en la evolución de las especies y en especial de la humana.

Podemos, distinguir pues, tres estadios básicos claramente diferenciados en la especie humana. Y como no puede ser de otra forma, estos están proporcionados por los avances o descubrimientos en comunicación:

Descubrimiento del lenguaje de conceptos en tiempo real; (1ª generación).

Descubrimiento de la escritura; (2ª generación).

Descubrimiento de los medios rápidos de transporte.

Descubrimiento de los medios de telecomunicación casi instantáneos.

Descubrimiento de la compartición universal de información; (3ª generación).

Debe percibir que el individuo no presenta cambio alguno en su genética debida a una selección natural; sino que adquiere gracias a vivir en sociedad las habilidades de personas casualmente muy cualificadas. Generándose de esta forma una sustentación general de las sociedades por todos y cada uno de sus individuos.


Ahora bien esta claro que el numero de individuos interconectados que presenta una sociedad, es un factor determinante en la especialización . Puesto que en caso de haber pocos individuos no sera posible la especialización, y por lo tanto sera imposible el progreso, el cual es básicamente una especialización de los individuos. Por ello en todo conjunto de individuos, psíquicamente conectados, existirá un numero por debajo del cual se retrocederá terminológicamente, y por encima del cual se progresara proporcionalmente a ese numero.


Debe notarse en este punto la fragilidad de estos sistemas, pues no existe enlace natural de ningún tipo. Son por lo tanto ideas solamente lo que sustentan la integridad de las sociedades. Como ejemplo:

En una sociedad monárquica:

El rey , no es rey, pues es simplemente una persona más.

El poder que este acumula solamente se sustenta en una idea, que profesan una cantidad importante de individuos.

Igualmente toda la cadena de dependencias es igualmente una idea.


///////////Redes neuronales:

Propondré ahora una hipótesis que poco tiene que ver en principio con el tema del libro. No obstante, he introducido estos fragmentos para potenciar la búsqueda por parte del lector de nuevas estructuras Universales. Esta búsqueda suele aclarar muchas respuestas transcendentales. Sin embargo, he de advertir, la felicidad se encuentra en los parajes de la ignorancia.

La razón de la diversidad de temas gira en torno a la naturaleza misma del tema de este escrito. Para la compresión de ciertas facetas se necesita una base amplia. La cual afianza unos razonamientos con soltura. No obstante, es muy difícil apoyar todos los razonamientos expuestos en este escrito. Es necesario, por lo tanto, que el lector se documente para decidir sobre la verdad o falsedad de las afirmaciones del libro.


Hipótesis sobre redes neuronales:

Si partimos de los siguientes elementos:

Receptores exteriores.

Elementos interruptores con capacidad de memoria y resolución respecto al entorno.

Consideramos una parte como receptor interno. Podemos concluir que los estados intermedios del conjunto conforman un elemento único complejo.

Se plantea el problema de los detonadores de respuesta. Con lo que se puede concluir que en ningún momento puede existir un estado continuo.

Surge entonces el problema de retención de sucesos pasados o memoria. Necesitamos pues un banco de detonadores que inicie el proceso de estados intermedios.

La información se constituye entonces sobre cada uno de los estados intermedios. Dependiendo el número de bit procesados en un tiempo t del tiempo de actualización del total de elementos de la red natural.

Generándose de esta forma una frecuencia de refresco inversamente proporcional al tamaño de la red. Combinando receptores externos, internos, los interruptores de entorno y los bancos de memoria podemos llegar a muy diferentes configuraciones que favoreciendo el refresco disminuyendo el ancho de banda o aumentando el ancho de bando y disminuyendo el refresco. Al aumentar el ancho de banda aumentamos la capacidad de información del sistema, es decir un suceso estará más definido al tener más capacidad de memoria instantánea (procesos instantáneos).

El límite del proceso lo establece la naturaleza y las condiciones. Es decir dependiendo con que y donde estén los elementos el comportamiento de la red será una o otra.

Estructura de las respuestas del universo:

El tema anterior ha sido introducido para tratar de justificar una posible estructura, repetida en la mayoría de los sistemas naturales. Con esto trato de decir que las condiciones que genera el Universo como resultado de su propia existencia implicarían una estructura aplicable a las respuestas en casos determinados. Es decir, ciertos fenómenos son similares en precursores y respuesta. Este podría ser el caso de la inteligencia humana y lo que en conjunto se llama naturaleza.

En la estructura de redes neuronales anteriormente planteada se aprecian los nodos, llamados en este caso neuronas. Por su parte, en la naturaleza existen a su vez:

Memoria, conformada por el conjunto de seres vivos y sustrato inanimado.

Neuronas, conformado por el conjunto de respuestas que genera el Universo (“leyes físicas”) y las ligazones que entre ellas se establecen en un espacio y tiempo determinados.

Receptores internos, la consciencia y los complementos en el caso humano, pasarían a ser la respuesta inteligente. Es decir, el resultado del paso del tiempo con la aplicación de las distintas respuestas del Universo.

Competencia.

En todos y cada uno de los lugares del Universo donde exista vida, existirá algún día competencia”.

La competencia es una constante natural que se muestra en todos los sectores y partes de una sociedad humana. En la mayoría de los casos no es tan dramática como en el reino natural, sin embargo existen casos en los cuales es aún peor.

La manifestación más clara del fenómeno de competencia se muestra en las guerras; también es competencia la económica, la búsqueda de pareja, la social, etc.

Es un hecho natural (obedece la ley natural), por ello, en aquellos casos en que no exista, indica que dicho elemento no tiene similares, o bien, que el sistema que lo sustenta estará al límite de sus posibilidades.

Unos ejemplos sencillos de ausencia de competencia:

La introducción del conejo en Australia.

La raza humana, mayoritariamente compite con ella misma.

Como veremos la competencia es un factor necesario en la mayoría de los subsistemas de la sociedad democrática; este factor fomenta la especialización y mejora los sistemas de producción. Con ello, las empresas, cooperativas y similares se mantienen aptas para la participación en el mercado. Asimismo, la competencia política conlleva menos corrupción y mayor eficiencia de los representantes.

Diferencias fundamentales entre los distintos elementos de una sociedad humana y una sociedad natural:

La sociedad humana es un sistema basado en el tremendo gasto entrópico generado por las actividades humanas modernas. Existen por consiguiente sectores ajenos a las leyes naturales. Un sistema de estas características está constituido por una parte psíquica otra física (dependiente del hombre) y por último una parte física que obedece a las leyes naturales. Por ejemplo:

La sociedad natural se basa simplemente en una relación primaria de las especies con el medio físico y entre ellas. Una peculiaridad importante, en las sociedades naturales no cabe el error o la falsedad. Puesto que los errores mueren y desaparecen.

Se necesita entonces un elemento regulador que delimite cada sector dentro de un sistema social humano, este papel lo desarrollan las leyes. Conformando éstas un espacio virtual donde los diferentes elementos pueden evolucionar dentro de los límites de este espacio. Es por ello extremadamente importante la aplicación tajante de la ley a todos y cada uno de los elementos de un subsistema. En caso contrario los elementos integrantes de ese subsistema pueden utilizar estratagemas que anulen una competencia real en ese sector.

Existe competencia únicamente cuando los recursos mínimos para la subsistencia por individuo son mayores que el número total de recursos dividido por el número de individuos . Es decir, existe competencia cuando se cumple:


(Cantidad de recursos / Numero de individuos) < (Cantidad de recursos mínimos para la supervivencia por individuo)


Por ejemplo, en el caso particular del subsistema económico podríamos decir que existe competencia cuando:


(beneficio total del sector) / (empresas dedicadas a ese sector) < ( beneficio mínimo para que una empresas no quiebre).


Discriminación:

Dentro de los fenómenos de competencia se encuentran todos los fenómenos de discriminación que se dan en las sociedades. Entre ellos el clasismo, racismo, xenofobia, etc.

Estos comportamientos surgen como respuesta a algún tipo de competencia.

Esta competencia puede mostrarse por intereses directos o indirectos. En los intereses directos los individuos aspiran a un mismo objetivo, mientras que en los intereses indirectos un individuo trata de neutralizar la aspiración de otro, por percibir en esta aspiración una ofensa al grupo propio. Por otra parte recordemos que el ser humano tiene un componente psíquico que procesa los estímulos externos, si la interpretación de estos estímulos es errónea concluimos en una situación en la cual no se produce competencia real; donde la causa única de un comportamiento de discriminación es el desvarío intelectual.

En casos de competencia extrema el individuo trata de formar grupos con el objetivo de aumentar sus esperanzas de supervivencia, es un comportamiento animal. Éstos grupos se constituyen con individuos de características similares provocando un rechazo a todo lo que es distinto; por su posible “peligrosidad”.

La razón de este comportamiento radica en intereses personales de protección, puesto que el individuo pasa de ser una diana única a despersonalizarse en un grupo.

Estos comportamientos son altamente perniciosos dado que una democracia se establece como un grupo; por lo tanto estas competencias internas transfieren debilidad a ese Estado.

Procesos evolutivos:

El fenómeno físico de la evolución:

La evolución de un ser vivo proviene de la solución al problema de supervivencia de este. Es decir, en un determinado momento tenemos:

Una necesidad de un ser vivo individual, como puede ser la alimentación, reproducción, etc.

Un medio natural concreto. Compuesto por:

Su misma especie.

Otras especies.

Terreno y condiciones diversas, como la meteorológica.

Leyes naturales, como son la gravedad, caos, etc. Es decir, las respuestas inquebrantables del Universo que determinan lo que es posible e imposible según las condiciones (erróneamente se denominan leyes físicas).

En el sistema anteriormente planteado el ser vivo se puede encontrar en varias situaciones:

Una alteración:

Beneficiosa:

Este tipo de alteración facilita, teniendo en cuenta todo el medio natural, las necesidades de supervivencia del ser vivo y por lo tanto la especie aumenta o mantiene su número.

Perjudicial:

En este caso la alteración dificulta las necesidades de supervivencia y el número de individuos de la especie disminuye.


Las alteraciones que en un determinado momento son beneficiosas pueden ser perjudiciales en otra coyuntura del medio y viceversa.

Ausencia de adaptación:

Este caso es similar a una alteración perjudicial, dado que el medio natural sigue evolucionando.

Si el diseño está ya muy perfeccionado el ritmo de cambios será muy lento.

La evolución de las especies es el resultado de una serie de adaptaciones.

Las adaptaciones pueden ser fortuitas o forzadas:

Las adaptaciones fortuitas surgen como un error en el desarrollo del código genético del ser vivo que permite una mayor eficacia en otros campos distintos.

Las adaptaciones forzadas son el resultado de un esfuerzo de supervivencia continuo del ser vivo, es decir si un ser vivo tiene cierto objetivo vital la más mínima variación que le permita acceder mejor a ese recurso, repercutirá con el paso de las generaciones a una selección de aquellos que han sobrevivido mejor. Mostrándose en el diseño del ser vivo esta adaptación.


Recalcar que lo que decide si una alteración individual es proyectable en el tiempo es el resultado de las “leyes” que rigen el Universo. Ejemplo:

Una especie puede estar muy bien adaptada al medio natural común (otras especies, terreno) pero se produce una erupción volcánica y extermina la especie.

Por lo tanto la evolución es imprevisible en casos de alteración sustancial. No obstante si se pueden prever, sin mucho acierto, adaptaciones forzadas. Como por ejemplo son la desaparición operativa de miembros y adaptación operativa de los que se poseen. Pero siempre debemos tener en cuenta que en cualquier momento surja algo que lo cambie todo. Si una parte del ser vivo no le ayuda o molesta en la supervivencia del individuo esa parte tenderá a desaparecer, pues los individuos que no la posean estarán más optimizados. No obstante, pudiera conservar un valor ornamental que exprese algo psíquico y no desaparecería.

Una premisa básica a la hora de estudiar la evolución consiste en considerar que todos los individuos son distintos. Y a su vez la supervivencia o muerte de un individuo no depende exclusivamente de una adaptación o alteración sino del conjunto de todas ellas, incluidas todas las relaciones en sociedad. Conjunto que aporta al ser vivo un comportamiento ante la coyuntura natural que determina su vida o su muerte. Configurando de esta forma un diseño con soluciones viables a un problema de supervivencia.


Resulta peculiar observar que las adaptaciones sufridas por los seres vivos no corresponden a una estrategia eficaz, sino a una de las muchas soluciones posibles a un problema. Es decir, lo que empuja a un ser vivo a proyectarse en el tiempo depende en su totalidad del Universo.

Por ejemplo:

Consideramos un campo de actuación, la caza de animales medianos.

Las estrategias de caza más eficaces parecen ser las utilizadas por el ser humano, armas de fuego, etc.

Supongamos ahora en un tiempo incierto que una variación del langostino pistolero es agraciado con un potente y finísimo rayo láser. Junto a esto es también agraciado con una tremenda movilidad, eficacia en el tiro, resistencia y un conjunto enorme de sensores muy precisos.

Parece entonces que es el cazador perfecto. Sigamos imaginando e imaginemos un mundo donde este langostino esta en un pequeño nicho ecológico. Un cazador tan perfecto provoca una extinción rápida de las especies que allí habitan e impide su propia adaptación a otros medios. Provocando su propia extinción.

Por consiguiente se observa claramente en este ejemplo que la configuración más eficaz, cambios radicalmente eficaces en muy poco tiempo, no tiene por que ser la que perdure en el tiempo. Deben darse otras circunstancias para que una o otra configuración salga adelante. Podríamos decir que aparte de la correcta eficiencia física también es preciso el beneplácito del Universo, la suerte.

De todas formas debemos recordar que estrictamente hablando ningún organismo perdura en el tiempo por más que el de su vida propia. Puesto que, uno de los principios básicos de la evolución se basa en las diferencias de los individuos de la misma especie.

No lo debemos confrontar con la falsa inmortalidad de las bacterias. Dado que la acción de realizar copias perfectas de si mismas no subyuga el concepto individuo.


Trasladando los razonamientos anteriores a las sociedades democráticas actuales; podemos concluir que el comportamiento puede ser previsto grosso modo a corto plazo pero a largo plazo el factor suerte o casualidad afecta de forma exponencial a cualquier sistema o subsistema que podamos haber definido.

Implicando la imposibilidad de prever el comportamiento de sistemas con un número muy alto, alto, bajo de variables (elementos que inciden en el suceso) a corto, medio o largo plazo.

Otro ejemplo:

Podemos suponer que la vida en la tierra dentro de ½ millón de años está basada únicamente en las formas hasta ahora conocidas. Pero esto es tan posible como imposible:

Intervención del hombre en la genética.

Intervención alienígena.

Exterminio masivo.

Variación inexplicable de las leyes naturales.

Etc.


Evolución en sociedades con importante componente psíquico:

Las sociedades presentan en su evolución tres tipos de cambio:

Cambio en la aptitud psíquica, física y física natural.

La adaptación psíquica es dependiente de diversos factores constituyentes:

Aprendizaje -> éxito -> predominancia -> comunicación -> enseñanza

Por su parte la evolución física depende exclusivamente de la adaptación psíquica.

Conocimiento -> tecnología -> éxito -> predominancia -> expansión

Por último la adaptación de la parte física natural tocante al hombre, su propio cuerpo, depende cada vez menos del medio natural.


Veamos en un diagrama incompleto como se podrían relacionar las distintas partes de una sociedad avanzada.


En este diagrama para pasar de una parte de la sociedad a otra solamente debemos escoger un supuesto. Por ejemplo:

Comenzamos en Física natural elegimos Problema y pasamos a Psíquica. Posteriormente y en la parte individual de esta se producen sucesivamente estudio, comparación, simulación; todas ellas con ayuda de la memoria individual, posteriormente se elige ensayo y se pasa a Física natural, esta devuelve fracaso, etc.

La memoria a través del fenómeno físico de la comunicación ha potenciado la evolución en general de las especies humanoides. Observemos en el diagrama anterior que partiendo de un segmento dado existen “cuellos de botella” que impiden el desarrollo (intercambio rápido). Se puede observar también que cuanto más caudal se les dé a estos “cuellos de botella”, a través de las tecnologías, más se le puede dar potencialmente. Puesto que la velocidad que requiere un ciclo se reduce cada vez más. Aumentando la potencia y rendimiento del sistema.


La comunicación ha sido uno de los detonadores principales del ser humano, es decir ha sido el grupo a través de la comunicación , quien ha creado la especie física tal y como se conoce.

Selección no natural:

En cualquier punto de la tierra existe un organismo en permanente lucha con el medio para lograr su supervivencia, es un impulso que no tiene justificación sencilla

Recordemos que una sociedad puede fragmentarse en las siguientes bases:

Psíquica

Física

Física natural

Existen dos tipos de evolución para el hombre, la física natural (el cuerpo) y la social.

La evolución de las sociedades en su parte física es un proceso muy rápido. Este proceso es más rápido cuanta más tecnología posea esta sociedad.

El progreso de las sociedades conlleva una liberación de las necesidades de adaptación que el ser humano poseía para sobrevivir en el medio natural.

Por otra parte la evolución física de la especie es un proceso muy lento, en las sociedades avanzadas posiblemente se ha paralizado. Esta paralización se produce solamente respecto al sistema natural.

¿ Se está produciendo alguna deriva evolutiva respecto a la base física natural (cuerpo) o psíquica de las sociedades?

Partimos de la premisa: “los fenómenos de competencia si existen”. No obstante, solamente afectan a subsistemas y no son concluyentes. Es decir, un individuo mal adaptado (incorrecto por ley natural) no se muere.

Se ha eliminado la adaptación física evolutiva de los individuos, mientras si existen adaptaciones sociales. Esta situación lleva a una evolución de la genética humana del todo imprevisible, puesto que las adaptaciones sociales no parecen ser un factor importante en la procreación ni en la muerte.

En esta situación de ausencia aparente de selección, pues existen individuos que tienen serias dificultades para encontrar pareja, arrastran la genética humana a un camino incierto. A esta situación podría clasificarse como un estancamiento, que sería sin duda alguna mejor que una evolución des-adaptativa .

Si fuera un estancamiento, la des-adaptación se produciría igual pues el medio natural sigue evolucionando.

A largo plazo la primera consecuencia de este panorama podría representarse en una inadaptación total del hombre, sin tecnología, al medio natural.

Además podría incluso ser muy débil dentro de la civilización (parte física de la sociedad) a enfermedades y problemas similares. E incluso podrían llegar a crearse dos razas muy distintas en el género humano, entre seres humanos que disponen de tecnología y seres humanos de sociedades primitivas.

La solución a este problema llega claramente de la genética programada, sin embargo moralmente no es de simple aplicación.


En este aspecto solamente podemos citar que la composición de las sociedades solamente parece decidirse por la predisposición a tener más o memos descendientes. Es decir, si una pareja tiene 5 hijos y estos hijos otros 3 cada uno. Es evidente que el carácter de una sociedad estará más marcada por este tipo de genética que por el generado por unos individuos que suelen tener un hijo solamente, la cual tenderá a desaparecer progresivamente:

En el primer caso: 2+5+(5*3)

En el segundo caso: 2+1+1


Con esta misma base es pertinente preguntarse que elementos del mundo natural se adaptarán en un futuro a la parte física de una sociedad. A la parte física natural ya se han adaptado muchos, entre ellos:

Parásitos humanos.

Enfermedades humanas.

Bacterias intestinales.

En la parte física los más usuales son las ratas,cucarachas, etc. Pero debemos tener en cuenta que aún no se ha producido una evolución real sino una adaptación oportunista.

¿ Que podemos esperar del futuro en la relación seres vivos y parte física de una sociedad?

Los seres vivos pueden evolucionar para adaptarse a la parte física de una sociedad complementando a esta (simbiosis) o utilizándola (parasitismo).

La solución proviene de nuevo de la genética. Aunque esta sea un arma de doble filo.

Selección no natural por invasión:

Los seres humanos a lo largo de los tiempos han estado en competencia consigo mismos. En esta competencia continua entre razas o incluso estirpes, las cuales con el paso del tiempo generarán razas, han caído muchas razas humanas exterminadas por otras.

Si bien, en el destino de un pueblo no influye solamente la adaptación física y la potencia psicología de sus individuos, puesto que la suerte también es un factor determinante. Por ejemplo:

Surge una especie con unas capacidades intelectuales muy avanzadas pero en un momento determinado, sin tiempo para que evolucione la sociedad, cae un meteorito en su poblado y extermina la especie.

Por ello cabe preguntarse si la raza que ha generado primordialmente la evolución social actual, es fruto de la buena suerte o de unas capacidades avanzadas. Las capacidades avanzadas pueden ser fruto de:

Una mayor dotación física o mental

Características idiosincrásicas avanzadas derivas del medio, propiciadas por el medio o por una mayor capacidad.

La primera premisa parece ser falsa pues han surgido muchas civilizaciones en potencia similares, formadas por distintas razas, cuyo único motor ha sido una idiosincrásica generada por el medio. Se incluyen en el medio todos los factores que determinan la supervivencia de los individuos.

Por ello lo que ha determinado una evolución física del ser humano han sido sus capacidades intelectuales, no en el sentido de potencia sino en el sentido de idiosincrasia. Claramente esta inducida por el conjunto del medio.

Es deducible entonces, que las razas que a lo largo de los tiempos han exterminado a otras, no se han favorecido de sus mayores capacidades, si no a un cúmulo de sucesos que han propiciado una civilización superior.

Que una civilización sea superior en sentido estricto significa que tiene más capacidad bélica que otra, o sea capaz de exterminar a esta.

No obstante, no implica que sea en su conjunto superior.

En consecuencia si una civilización superior asimila los genes de otras razas no está asimilando los genes de una raza inferior.


Sin embargo, por otra parte si que debe considerarse que con la actual globalización de la civilización occidental se han anulado los mecanismos de selección de la cultura idiosincrásica más avanzada. Conllevando un estancamiento en la evolución.


Sobre la genética:

Más allá de las aplicaciones que actualmente se atribuyen a la genética como son las terapéuticas existe un sinfín de posibilidades.

El hombre podrá construir y construirse. El hombre podrá reparar cualquier ser vivo, incluido el mismo.

El hombre podrá construir máquinas de tremenda eficacia, precisión, velocidad, minúsculas, bajo costo y totalmente biodegradables . “Máquinas” que se generan a si mismas. Autómatas altamente eficaces y provechosos en unos casos y extremadamente peligrosos en otros.

El hombre podrá modificar su cuerpo a su antojo. Coger lo mejor de su peor enemigo y utilizarlo en su contra.

La informática, la física y esta nueva ciencia podrán simular el comportamiento de un modelo. Optimizando de esta manera el rendimiento al máximo.

Será tan simple y complicado a la vez como hacer un programa informático. Por ejemplo:

La CPU representa el mundo físico.

Las palabras clave son los componentes del ADN.

El código los datos estructurales.

Y el compilador la “incubadora”.

Lamentablemente, las posibilidades útiles de una tecnología siempre son menos que las catástrofes que puede provocar si se utilizan mal. Entre ellas:

La atribución de inteligencia a estas máquinas puede tener graves consecuencias. Recordar la teoría del caos y por lo tanto la imposibilidad de prever a ciencia cierta la evolución de un sistema.

La atribución de capacidades de reproducción.

Atribución de capacidades desconocidas.

Mala utilización.

La genética programada supondrá sin duda alguna el final de la evolución humana. Cuando esta alcance un grado de maduración suficiente hará del mundo algo muy, pero que muy incierto.

Problemas de las democracias actuales:

Un problema importante de las democracias radica en la existencia de partidos políticos, generalmente los sistemas suelen ser bipartidistas, que responden a intereses corporativos. Este es un problema de difícil solución pero se puede intentar aplicar la siguiente norma:

Para el equilibrio de todo sistema siempre es necesario que exista una parte que gane y otra que pierda por la realización de una acción. Atribuyendo poderes idénticos a los influjos opuestos llegamos a la conclusión de que solo un tercero puede de forma objetiva buscar el interés general.”

Ejemplo:

En la recaudación de unos impuestos ciertas cantidades pueden desaparecer de la contabilidad general siempre y cuando no salga alguien perjudicado de forma directa.



Economía.

La economía de mercado es el pilar maestro del sistema democrático.

Desde un punto de vista natural dentro de un sistema económico solamente las empresas más aptas pueden sobrevivir.”

Lamentablemente, esta adaptación, aparte del perfeccionamiento del producto, surge como trapicheos con los gobiernos. Además, claramente las empresas utilizan técnicas para vender sus productos que no recuerdan en nada a la relación entre calidad y precio (competencia). Asimismo, se recurre a sistemas de venta condicionada que perjudican claramente el mercado.

Por ello, debemos pensar que una falta de competencia (provocada por extinción) conlleva una falta de dinamismo en los sectores económicos. Como consecuencia se anula la selección natural y las empresas dejan de ser aptas para las necesidades democráticas. Provocando en éstas perjuicios diversos. Por ello, las reglas de mercado deben encaminar los entes económicos a un sistema en libre competencia el cual no perjudique la sociedad. Por ejemplo:

Un ente económico como la ganadería busca la máxima reducción de costos. Ello puede llevar a la utilización de antibióticos o piensos “dudables” generando un producto de pésima calidad que puede afectar a la salud de las personas.

Una empresa utiliza diversas estrategias de captación de clientes dejando sin posibilidad de reacción a la competencia. Puede ser una tradición histórica del producto, un sistema operativo arraigado, un antiguo monopolio estatal, etc.

En ésta línea me gustaría sugerir que no es un buen camino la generación de empresas públicas, pues como he dicho anteriormente, lastran el desarrollo en libertad. Sin embargo, si es muy importante que el Estado se establezca como vigilante férreo de las reglas de juego. Asimismo, en aquellos casos en los cuales por diversos factores la vigilancia o las empresas no sean viables el Estado tendrá que erigirse como activo. Recordando premisas anteriores donde se sugería que un sistema económico recuerda, dentro de los limites de unas reglas, un sistema natural; concluimos que las reglas mencionadas deben ser proyectadas para no perjudicar las entidades económicas otros aspectos de la vida en sociedad.


La ley natural provoca la evolución de los sistemas. Las generaciones heredan los factores beneficiosos que les han ayudado a adaptarse.

En éste ámbito se encuentra el poder económico, que establece a la descendencia en una situación privilegiada. Como consecuencia la riqueza es captada por estos sectores dado su posición privilegiada.

Por ésta razón un sistema democrático sano, desde el punto de vista natural, debe tener mecanismos que permitan el salto de ésta limitación. Actualmente estos saltos los podría impulsar la misma estructura de la economía de mercado, pero como contrapartida son escasos debido en gran medida a una regulación incorrecta de los distintos sectores implicados.

Los gobiernos han de prever y evitar la acumulación excesiva de recursos por parte de grupos reducidos. Este fenómeno tiene su similar en el mundo natural; son las denominadas plagas. Las diferencias entre los dos fenómenos se establecen de la siguiente forma:

En el mundo natural existe un número enorme de individuos que acapara los recursos.

En las sociedades de libre mercado un grupo muy reducido acapara la mayoría de la riqueza de un país.

Los dos fenómenos generan un agotamiento del sistema que los sustenta. Por consiguiente, democráticamente hablando, los derechos al progreso económico nunca deben estar por encima de los intereses generales de una sociedad.


Un gobierno que busque el interés general buscará un reparto justo de la riqueza del país (ley democrática). Aunque desde el punto de vista natural (ley natural) debe cuidarse mucho el hecho del esfuerzo, puesto que no debe eliminarse la competencia.

La obtención de rentas sin ningún tipo de esfuerzo es un hecho altamente pernicioso, igualmente si existe una limitación al progreso social.

Por otra parte, las políticas de subvenciones tienen un alto coste al Estado correspondiente pues lastran la economía, fomentan actitudes falsas y amiguismos; como pueden ser las simulaciones de perdidas o montajes. Las subvenciones solamente serían necesarias para el génesis de la actividad, previo estudio. Una vez el ente económico ha comenzado su andadura en firme es importante no influir en la suerte de este, pues en caso contrario estaríamos perjudicando claramente a otras entidades económicas que trabajen la misma actividad. Igualmente, si se subvenciona el sector debe tenerse en cuenta que se produce con esa subvención. Dado que entre los efectos que pueden producirse son el parasitismo o el perjuicio de otros sectores, evidentemente no dependientes del anterior.

La competencia que otros países pueden ofrecer a las empresas afectadas puede ser eliminada con estándares de calidad mínimos y en el peor de los casos mediante aranceles.

Un grave problema que se plantea en las sociedades democráticas actuales se genera cuando la competitividad de las empresas disminuye a consecuencia del aumento de la renta per capita. A consecuencia de este fenómeno, las empresas tratan de reubicar sus centros de producción en regiones donde la mano de obra y en general el costo del producto sea más bajo. Por ello en las sociedades anteriormente citadas se produce un vaciado de la producción real, dejando solamente los medios de control. Es decir, solamente quedan los medios de investigación, desarrollo y aprovechamiento (IDA o I+D y IDI). Lamentablemente no todos los países tienen suficiente cantidad de sedes de sus empresas en su territorio, puesto que la mayoría corresponde claramente a EEUU (2004). Con ello en estos países de transición se produce un vaciado del sistema económico, invadido este por productos extranjeros con una relación calidad precio superior. Dejando a la industria local fuera de competencia, o sea en difícil situación. La solución a este problema no es sencilla y pasa necesariamente por la diversificación. El aprovechamiento que se haga de los productos ya no puede venir de la simple copia de un modelo actual puesto que este modelo ya se produce a un costo inferior en otros países, sino que debe emanar de la innovación.

Un ejemplo discutible de regulación del mercado sería el siguiente:

Todos los productos deben ser vendidos, como consecuencia de ello deben convencer al consumidor de su valía .

Si introducimos estándares forzosos basados en.:

Firmado de todos los lotes de productos.(Para evitar la falsificación)

Características de métodos de fabricación:

Lugar de procedencia y fabricante/productor.

Métodos de transporte y comercialización.

Características de los medios de producción.

Tipos de garantías y relaciones con el cliente por parte de la empresa.

Métodos de obtención.

Explicitación de venta directa a usuarios, si o no.

Etc.


Con todo ello y mediante una comparación con trabajos científicos que indiquen lo deseable, podemos establecer códigos de colores que indiquen al usuario la idoneidad del producto respecto a sus expectativas.

Por ejemplo en el caso de producción de maíz y si estudiamos los parámetros estrictamente de producción sería para los siguientes supuestos:

Maíz transgénico, con crecimiento potenciado por abonos naturales y cuidado mediante herbicidas:

Una franja roja por maíz transgénico,una franja verde por abonos naturales y otra franja roja por cuidado mediante herbicidas.

Maíz no transgénico, con crecimiento potenciado por abonos químicos y cuidado mediante herbicidas:

Una franja roja por los abonos químicos y otra por el cuidado mediante herbicidas.

Maíz no transgénico, con crecimiento potenciado con abonos naturales y cuidado mediante medios mecánicos:

Una franja verde por el potenciado mediante abonos.

Asimismo también podrían asignarse franjas para controles de calidad por parte de la administración, en un tiempo determinado.

Por ejemplo, 1 inspección cada dos años podría asimilarse a una franja roja y una cada mes a un franja verde. Este mecanismo da pie al sistema para que las propias empresas deseen ser inspeccionadas.

Sin embargo la interacción y imprevisibilidad de los sistemas es bastante grande por ello solamente deben observarse los sucesos desde el punto de vista del producto. Por ejemplo en el ejemplo anterior en el laboreo mecánico no debe tenerse en cuenta el efecto invernadero provocado por los humos del tractor utilizado.

Obviamente para que los sistemas de información al usuario o comprador sean realmente eficientes deben proyectarse mecanismos que impidan la falsificación. A este respecto parece muy interesante la utilización de firmado y autentificación matemática de los productos o servicios. Como ejemplo podríamos citar:

Sellado de unidades de transporte con un algoritmo particular. Este algoritmo debe contener las características del sellador, preferiblemente un número que lo identifique dentro del organismo encargado. Asicomo guardar información relativa a los acontecimiento que ha sufrido la unidad de transporte (inspecciones, resellados,etc) hasta la eliminación de la carga y reutilización del recipiente.

Evidentemente el mecanismo que sustenta esta información debe ser barato y reutilizable, sin embargo debe tenerse en cuenta en su diseño las posibles manipulaciones no identificables . Por ejemplo cortar el sello y evadir el sistema. A este respecto los ingenieros disponen de suficiente tecnología para impedir esto. Por ejemplo la sustitución de un simple cable por un cable de fibra óptica, en el cual el algoritmo continuamente compruebe su continuidad, almacenando cuando se ha producido la violación del sistema. Normalmente los fallos de seguridad se producen en lo más cotidiano. Es decir, un sistema puede ser infranqueable desde un punto de vista estructural, pero como es de esperar todo sistema necesita una ligazón con el ser humano. Es en este punto donde todo sistema es vulnerable, y es aquí donde suelen estar la mayoría de los fallos de seguridad de un sistema. Por ejemplo si consideramos el sistema anterior podemos encontrar un fallo importante de seguridad en los sectores implicados en el mantenimiento y fabricación de estos sistemas. Puesto que pueden obviamente manipular el sistema de forma imperceptible. No obstante siempre se pueden introducir trabas a este proceso. En este caso una traba consistiría en la firma digital intransferible por parte de la administración del nuevo aparato, junto con la firma del fabricante y un número de serie no modificable del aparato. De esta forma a cada aparato fabricado corresponde solamente una autentificación correcta.

Otro ejemplo podría basarse en el etiquetado de los productos, junto con el correspondiente sello de inviolabilidad (precinto de garantía), pueden acompañar la firma matemática correspondiente a los datos del fabricante, lote, fecha de caducidad, etc. Naturalmente deben disponerse los mecanismos necesarios para que el almacenista, distribuidor o usuario, si es pertinente, comprueben de forma rápida y sencilla la autenticidad de la firma y por lo tanto del producto o servicio.


Resumiendo podríamos decir que la trazabilidad del sistema puede aumentar de forma importante introduciendo estos mecanismos. El usuario puede conocer de esta forma la historia aproximada del producto que compra en el acto (factor determinante), no obstante siempre hay maneras de eludir un sistema, y para evitarlo existen las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado.

Anexo:

Los métodos de cifrado, firmado, encriptado y autentificación matemática constituyen, han constituido y constituirán la rama de las matemáticas con más rendimiento biológico, es decir la introducción de estos algoritmos en el devenir de los seres vivos, consigue introducir varios punto de ruptura (son puntos de ruptura las acciones o acontecimientos en general que varían de forma ostensible una línea de solución). Uno de ellos es la distinción certera entre amigo y enemigo. Cuyo dilema, durante la acción bélica constituye ya una de las mayores fuentes de bajas de un ejercito moderno. Por ello los algoritmos, que servirán también de forma muy eficiente para regular la vida civil(solamente en el aspecto económico), constituyen un pilar básico para la creación de nuevas armas automáticas selectivas. Puesto que la introducción de un método que permita de forma inequívoca la distinción entre los distintos cuerpos según pertenencia, permite una automatización del proceso de anulación táctica. Si bien actualmente, ninguna combinación técnica de estos algoritmos con el soporte físico necesario (electrónica) ofrece seguridad suficiente para su aplicación práctica.

Conseguido un algoritmo que autentifique certeramente y de muy difícil falsificado, conseguimos un punto de ruptura muy importante y de amplísima aplicación. Por ejemplo:

La introducción de uno de estos sistemas para la identificación en tiempo real y automática en una zona de guerra puede disminuir y casi anular las bajas provocadas por los adversarios escudados en una diversidad de personas neutrales. Asimismo la introducción de este sistema permite el seguimiento eficiente y certero de un posible foco de resistencia, permitiendo de esta forma una erradicación paulatina del fenómeno, puesto que la trazabilidad que el sistema adquiere es tal que casi permite la aplicación de soluciones matemáticas. Evidentemente este posicionamiento debe conseguirse con la tecnología adecuada que impida su manipulación, combinado claro esta con la amenaza de un costo muy alto; la ausencia de autentificación correcta puede provocar la muerte por un ataque preventivo de las fuerzas de control.

La aplicación práctica de esta solución de control es hoy por hoy impensable, puesto que la tecnología no ha alcanzado el grado de madurez necesario para la aplicación efectiva con un mínimo de garantías. Igualmente podría decirse que es una aberración para el ser humano. No obstante no debemos olvidar que mayoritariamente nuestra cultura e idiosincrásica desciende mayoritariamente de civilizaciones cuya actuación durante una invasión era de las más eficientes desde un punto de vista estratégico. O sea, a las poblaciones demasiado molestas o se las exterminaba sin miramientos o se las repartía como esclavos en los rincones más recónditos .

Evidentemente es impensable introducir una trazabilidad semejante en un sistema democrático, no desde un punto de vista tecnológico puesto que es perfectamente practicable, sino desde un punto de vista meramente constitutivo.


Por lo tanto, la competencia es un elemento regulador necesario, pero como hemos advertido anteriormente, las reglas que las entidades económicas deben respetar, deben ser lo suficientemente claras y estrictas; para con ello no dejar otros sectores de la sociedad involucrados en una dinámica en la cual no pueden participar en competencia.


En otro ámbito de aplicación es importante que cualquier subvención que el Estado conceda conlleve una pleitesía por parte del perceptor. Por ejemplo podemos citar un monumento de propiedad privada, las subvenciones que ha este se den han de posicionar favorablemente al Estado cuando afronte su compra (deduciendo los costos). Igualmente cuando se procure una restauración de cualquier elemento sin valor artístico deben encaminarse las subvenciones hacia un objetivo estratégico marcado exclusivamente por los intereses del Estado. El cual ha de exigir su cumplimiento.

Con el mismo criterio cualquier entidad que de forma directa sea financiada por el Estado debe ser de servicio público, cuando la actividad que desarrolle se preste. Inculcando el punto anterior la transparencia y publicidad de las actividades de este, automatizando en la medida de lo posible la dualidad ciudadano-organismo.

Competencia deficiente o falta de competencia:

El sistema de libre comercio funciona evidentemente cuando existe, como consecuencia, una competencia. Como todos sabemos este sistema se basa en la oferta y la demanda. Luego es evidente que para que una economía tenga competencia deben ser accesibles las ofertas por los posibles demandantes. Es decir, para que exista una competencia real el demandante debe conocer una amplia gama de ofertas sin excesivo esfuerzo y con un porcentaje de ofertas no conocidas muy bajo. De esta forma garantizamos un sistema no endogámico que aumentaría sagazmente el precio del productos o servicios.

Por ejemplo:

Podemos citar como ejemplo los bancos y cajas de ahorros. Las tarifas deben estar controladas por el banco del Estado, no obstante si este no expone eficientemente (fácilmente accesibles y procesables) las tarifas, aparte de estar causando un grave perjuicio a su país, obliga al demandante del servicio o producto a malgastar recursos y tiempo en busca de un producto que se adecue a sus necesidades. Además, como con este método las capacidades de procesado de las ofertas es deficiente, el demandante solamente procesará algunas de todas las ofertas disponibles. Limitando pues, implícitamente la competencia real en una economía de mercado.

Libre comercio:

El libre comercio es el núcleo operativo de un sistema de libre mercado. A su vez como se puede deducir, opino claramente que la economía de libre mercado es la base fundamental de un sistema democrático sano.

Las razones principales de estas ligazones surgen de los efectos de la privación de libertad. O sea, la actuación en libertad solidaria, base fundamental del sistema democrático, no puede coartada de ninguna forma. Por lo tanto la elección de productos debe ser libre en todo momento.

A consecuencia de ello, los mercados evolucionan en competencia, guiando esta competencia hacia intereses democráticos por el gobierno estatal, teóricamente.


Ahora bien, existen ciertas trabas a la adquisición de productos y servicios. Entre ellas podemos citar:

- Impuestos.

- Papeleo.

- Transporte

La perjudicialidad de las trabas impuestas arbitrariamente no solamente perjudica el comercio y el desarrollo sano en competencia de sistema económico, sino que a su vez coarta libertades de un sistema democrático. Puesto que pueden inducir uno u otro tipo de consumos. Por ello, este elemento debe estar minuciosamente legislado y refrendado respecto a los valores del estado, más o menos democráticos según la regulación.

Economía y medios de producción:

El propósito de toda democracia sana es buscar el bienestar de sus ciudadanos. Como contrapartida el propósito de toda empresa o elemento de mercado es conseguir el máximo beneficio.

En el proceso de obtención de máximo beneficio se producen todo tipo de adaptaciones con el fin de reducir los costos. En esta reducción de costos se incluyen los trabajadores, pueden ser sustituidos por robots.

Sin embargo, si una empresa quiere ser productiva necesita de un mercado. Por consiguiente, dentro de un mismo Estado se constituye una simbiosis entre los distintos sectores de la economía.

Esto conlleva que la merma de un sector sin que se produzca el auge de otro desequilibrará la economía.

Desde el punto de vista natural cabría preguntarse hasta que punto la regulación de oferta y demanda es eficiente en el control.

Pongamos unos supuestos:

Si el conjunto de las empresas de un Estado echa mano de la tecnología aplicada a la producción, entonces se producirá un despido de trabajadores. En que medida estos trabajadores puedan ser absorbidos por los otros sectores es una incógnita.

Por lo tanto el declive de algún sector de la sociedad implica el auge de otro. Sin embargo, si este auge no se produce la economía en general entrará en crisis.

Como agravante tenemos la existencia de mercados exteriores que no son regulables por el gobierno de un Estado, complicando aun más la situación.


Por consiguiente, un gobierno debe vigilar activamente el fondo de su economía de mercado. Su actitud no debe ser excesivamente reguladora pues va contra el principio de selección natural, pero por otra parte no debe abandonar sectores que desde el punto de vista evolutivo tienden a desaparecer, puesto que una democracia se constituye sobre el conjunto de toda la sociedad.

Huelga:

La huelga desde un punto de vista objetivo es una estrategia extremadamente eficaz.

Constituye esta una variación de la competencia. Donde en lugar de competir por la consecución de un objetivo, la presión se establece porque el fallo de un sector impide la consecución de los objetivos de otro.

La aplicación eficaz de ésta solamente corresponde al sector primario y secundario.

Por ejemplo:

Compare los efectos de una huelga en las joyerías durante un mes y una huelga general de agricultura, ganadería y pesca durante un mes.

Las leyes de huelga deben prever sistemas que atenúen la excesiva presión que pueden generar algunos sectores estratégicos en el Estado.

Los sectores con más presión económica son menos proclives a la huelga. No confundir presión económica con necesidad económica, la presión económica es aquella que se genera por las necesidades económicas y sociales de la sociedad consumista. Por otra parte la necesidad económica es aquella que se relaciona con cubrir las necesidades básicas no consumistas.

Al igual que toda competición, los sectores implicados deben saber hasta donde pueden llegar y que efectos provoca su paro. El éxito o fracaso de una huelga depende entre otros factores de las anteriores características.

Los efectos de toda huelga sobre los derechos de los ciudadanos son contraproducentes.

Esto es debido a que el derecho de huelga choca frontalmente con el derecho al trabajo, dado que la sociedad constituye un todo donde cada parte es sino imprescindible sí necesaria. Por lo tanto el pleno desarrollo del derecho al trabajo siempre estará supeditado al derecho a la huelga.

Por último incidir en que el interés general siempre debe estar por encima de intereses corporativos. Las leyes de huelga han de prever este aspecto sin coartar el derecho a la huelga.

Reparto de la riqueza:

Afrontando el tema desde un punto de vista natural podemos afirmar que el reparto de la riqueza propiamente dicho es pernicioso. Teniendo en cuenta que la máxima natural se basa en la competencia, llegamos a la conclusión de que la intervención de un ente ajeno a esa competencia puede ser perjudicial para la selección si actúa prolongadamente en el tiempo.

Pero afrontando otra parte más de los aspectos naturales como es el número de individuos, un reparto de los recursos favorece el aumento de población, siempre y cuando ésta población no sufra limitaciones morales o sociales.

Recuerde el lector que solamente sigo el comportamiento más inmediato de la sociedad, como advertí al principio. Si intentáramos un análisis en más profundidad podríamos llegar a conclusiones diferentes. Por ejemplo:

Un reparto de la riqueza, que no favorezca la indolencia, lleva a un aumento del consumo y por lo tanto a un aumento de la actividad económica.

Desde un punto de vista democrático estricto, el reparto de la riqueza no sería necesario. No obstante, como he mencionado antes, la democracia necesita de ciertas condiciones para sobrevivir, como la educación; por lo tanto como es evidente que la riqueza afecta a todas las condiciones del ciudadano debería garantizarse el acceso a un mínimo.

La razón de los impuestos puede según el gobierno que este desarrollando sus funciones atribuir más o menos recursos a gastos sociales. Pero debemos observar que no solamente los gastos sociales constituyen un reparto de la riqueza, pues infraestructuras, apoyo estratégico de sectores o alguna modificación en las tasas de cotización constituyen una forma de afrontar el reparto de recursos.

Estudiando la base del problema llegamos a la conclusión de que la raíz de un reparto desigual de la riqueza radica en el sistema económico. Ello implica que una eliminación de las diferencias económicas solamente se puede conseguir eliminando el sistema económico. Pero acordémonos, este es el único que garantiza la competencia. Por consiguiente, la eliminación de este no supondrá mas que un empeoramiento de la situación.

En otro orden de cosas afrontemos la parte individual del problema, en este lugar se encuentra un individuo con pocos recursos económicos.

El grupo formado por estos individuos se denomina clase baja. Si preguntamos cuales podrían ser las razones del fracaso de estos individuos podríamos llegar de forma muy gruesa a las siguientes razones:

Falta de intención.

Falta de capacidad.

Coyuntura económica en mal estado.

Abordando la primera razón observamos que este es un caso de ausencia de ley natural. En un supuesto correcto el individuo debería “moverse” para alcanzar un nivel correcto de recursos. Un estado que proteja este tipo de aptitudes está condenado al fracaso.

Respecto a la segunda razón podríamos decir que puede ser debido a una deficiencia física, psíquica o cultural. En los dos primeros casos como he advertido antes el estado a de afrontar este problema dado que la competencia en este sector constituye un hecho inhumano. Por otra parte estos sectores pueden constituir un lastre importante.

En el último caso, cultural, se observa que puede ser igual motivo que en la primera razón o por el contrario defecto grave del Estado, al no afrontar eficientemente la previsión educativa y cultural.

Por último, si la razón es la coyuntura económica puede ser debido a una mala gestión por parte del gobierno, por saturación del sistema o bien por razones de constitución del sistema económico.


Podemos concluir, como en todos los sectores, que no se debe propiciar la indolencia y se debe tener muy en cuenta que un sistema económico y democrático se constituye sobre una red intercomunicada de elementos.

Reparto de la riqueza mediante normativas no especificas:

El subsistema económico como he dicho y diré es una parte de un sistema social Como advertiré, este subsistema se desarrolla dentro de las sociedades con economía de mercado dentro de unas normas. Ahora bien, es evidente que los entes económicos aislados de la sociedad no representan nada, pues solamente pueden existir dentro de una sociedad. Por esta razón la competencia que pueda existir entre los entes económicos dentro de un sistema democrático no es estrictamente real. Es decir, la competencia económica aunque similar en forma operativa a la selección natural no es similar en la base.


Forma operativa

Mundo natural

Subsistema económico

Nacimiento

Surge la criatura

Creación de la empresa

Prueba

Adaptación al medio, o NO

Obtención de beneficios, o NO

Muerte

Sin adaptación al medio

Sin adaptación al mercado, sin beneficios.





La base es la que obliga el comportamiento en el caso natural, e inculca en el subsistema económico


Base

Mundo natural

Subsistema económico


El mundo natural mismo. Con sus comportamientos inducidos por la realidad de las cosas.

La normativa económica. A esta normativa se añade la capacidad del Estado de detectar y eliminar el quebrantamiento de esta.


Si un Estado no tiene suficiente acierto en el control de los quebrantamientos de la normativa, podemos afirmar que no existe competencia de tipo económico. Es por lo tanto una competencia distinta en forma y base a la competencia natural, aunque los objetivos de los individuos que practican este hecho se aproximen bastante a pretensiones naturales.


Vemos pues, la normativa es la que orienta la competencia. Es por lo tanto obvio que es el gobierno con su normativa la que selecciona los entes económicos aptos, en teoría.

Como consecuencia a esta circunstancia se plantea la preocupante duda sobre la apropiada selección de los entes económicos. Existen entonces dos posibilidades:

La normativa está bien planteada, para el momento, lugar y se cumple, por lo tanto es eficaz.

La normativa no es adecuada por lo tanto los entes económicos que sobreviven en la normativa son aberraciones contra los intereses generales de un Estado.


Retomando el titulo del apartado se percibe diáfanamente que el reparto de la riqueza está claramente ligado a la normativa económica; tanto de forma local como estatal. A su vez todas las normativas de un estado inculcan comportamientos en los individuos, instituciones y entes económicos que según su talante pueden tender al reparto de la riqueza o a la concentración de esta.

Ejemplo sencillo de este suceso se muestra en el establecimiento de capitalidad. Se puede observar que en la trayectoria de riqueza y potencia económica de un punto geográfico depende de esta norma de capitalidad.

Las normativas anteriormente citadas pueden pretender regular un área que en principio no tiene nada que ver con la economía o gasto social, no obstante los sistemas sociales conforman un todo ampliamente intercomunicado. Como consecuencia, cualquier pequeña alteración de la coyuntura ejerce sus influencias en todos los sectores.


En una economía de mercado, exclusivamente, la concentración de caudales no es perjudicial, puesto que la base debería seguir inmutable; no obstante esta premisa es falsa pues la veracidad real del beneficio depende forzosamente de la existencia del resto del sistema social.

Por otra parte debemos recordar que aunque la economía de un Estado se vaya al garete pueden existir otros Estados donde los benéficos si puedan ser útiles en caso de fuga.

Productividad real y productividad económica:

En el mundo natural la productividad de un individuo está proporcionalmente ligada a su actividad. Es decir, al ser labores primarias, la obtención de recursos depende exclusivamente del tiempo dedicado a esta actividad.

Por ello la relación que existe entre los recursos obtenidos y el tiempo que ha aplicado en obtenerlos es la productividad real del individuo.

La productividad real está directamente ligada con la supervivencia de una especie, de tal forma que si la productividad es muy baja el individuo fallece.

En las sociedades con economía de mercado esta productividad real no existe, pues gracias a los intercambios comerciales a través de moneda y a diversas peculiaridades de la economía de mercado la productividad deja de relacionarse proporcionalmente con el tiempo empleado. Y por consiguiente, la sociedad soporta en su conjunto los individuos que no producen en forma estricta. Es decir, aquellos que no crean, no dan servicios reales y en general aquellos que utilizan las peculiaridades de la economía de libre mercado para beneficiarse sin aportar nada productivo al Estado (depredadores sociales).

La productividad dentro de un Estado está íntimamente ligada a la generación de la parte física de una sociedad. Es decir, todo aquello que sustenta la creación de la parte física:

Educación, investigación, trabajo físico, servicios a los anteriores, etc.

Ahora bien, he dicho que pueden existir individuos improductivos realmente, aunque ganen muchísimo dinero, dentro de una sociedad, sin embargo si esta sociedad tiene un número importante de estos individuos esta pasará a ser desde un punto de vista natural improductiva y por lo tanto condenada a la extinción.

Naturalmente la sociedad es el total de las economías de libre mercado y no el Estado que soporta estos individuos.

La dinámica de la economía de mercado por lo tanto puede eliminar soluciones que tengan un alto componente desde un punto de vista real y permitir el ascenso de otras sin productividad alguna. Es decir, la productividad real puede no estar proporcionalmente relacionada con la productividad económica de una actividad.

A título personal considero que el gravamen fiscal sobre los sectores no productivos debe ser superior al soportado por los sectores productivos (el núcleo de la sociedad).

Distorsión de la realidad:

Un fenómeno similar en forma al expuesto en el apartado anterior se construye sobre el soporte productivo de una sociedad. Recuerdo que considero una sociedad la suma de tres entidades distintas:

Psíquica, física y física real.

La parte psíquica (propiamente subpartes) es totalmente variable de un individuo a otro, aunque sigue un patrón necesario desde un punto de vista natural. Este patrón esta intrínsecamente ligado a lo que es desde un punto de vista natural más productivo. Es decir, la conducta ideológica estándar se ajusta, dentro de la convivencia en sociedad, a lo más productivo desde el punto de vista de la especie. Por ejemplo:

Robar es improductivo, daña la sociedad, por lo tanto es una conducta no estándar.

Matar, daña la sociedad, por lo tanto es una conducta no estándar.

Etc.

Más aun, la conducta moral correcta y lo que es correcto desde un punto de vista natural para la especie suelen ser similares. Cuanto más avanzada es la sociedad, por lo tanto sus capacidades de exterminio sobre ella misma y otras civilizaciones, más desarrolladas y correctas son las conductas morales. Implica evidentemente que el desarrollo tecnológico de una sociedad está intrínsecamente ligado al desarrollo moral de esta.

Por ejemplo:

La diferencia de trato (legal) a las mujeres en los países

desarrollados.


Se generan dentro de las sociedades y soportados bajo el amparo de la parte productiva de una sociedad psiques no acordes con la realidad del ser humano.

Es decir, consideran la parte física y psíquica de una sociedad como único ente determinante en su supervivencia, cuando las dos partes anteriores son totalmente dependientes de las leyes que rigen el Universo.

Sintetizando, hay personas que se creen muy diferentes de un mono, pero no se dan cuenta que las diferencias son ínfimas desde un punto de vista objetivo. Y que por lo tanto su supervivencia depende directamente de las personas que soportan la parte física de la sociedad con su esfuerzo y conocimiento. Aunque en cualquier momento todo se vaya al garete, como por ejemplo puede provocar una carestía de energía (falta petroleo, época glaciar,etc).

La trivialidad del ser humano en el universo es obvia, además debemos considerar un factor determinante, la inteligencia, no es tanta como se suele exagerar; el hombre es tremendamente limitado en este aspecto. Aspecto que a conseguido solventar muy ampliamente apoyándose en su magnífica y adaptable organización social.

Somos por lo tanto seres tremendamente limitados con pocas esperanzas de supervivencia a largo plazo.

¿Cuánto duraría la especie humana con una organización social como los glotones?

Bienes públicos:

Veamos como puede afectar a una democracia la siguiente premisa:

Sin bienes ya sean físicos o sociales no se puede realizan ninguna acción”.

Por consiguiente, podemos afirmar rotundamente que una ausencia de medios perjudica de forma capital el auge de sentimientos democráticos.

El cuarto poder democrático:

Como el lector percibirá una vez haya realizado un análisis estratégico exhaustivo, la razón básica del funcionamiento de las economías modernas es la transacción simbólica de bienes. Es decir, el apoyo por parte del estado en un hecho psíquico, como es el dinero, que permite una dinamización extrema de las transacciones comerciales.

En la categoría sobre la que explayamos esta dinámica revela una importante conclusión. Este mismo fenómeno que permite la existencia de las economías enjambre, pues a traves del interés individual se alcanza el general, no es aplicable en el ente público. Por lo tanto, la administración de los caudales públicos ha de regularse estrictamente.

Por ello creo conveniente, en favor del interés general, la creación de un cuarto poder equipotente capaz de tramitar, supervisar, anular, hacer públicos, etc el destino de los caudales públicos.

Cuya regulación operativa corresponda al ejecutivo, pero con una regulación formal claramente estructurada en las constituciones, tal y como corresponde al poder judicial.

Ahora bien el ejecutivo tratará de bordear esta institución, tal como al judicial, con diversas estratagemas dialécticas.

Por ello, es necesario un elemento tan trivial, como la justificación lógica de los gastos. De cuya valoración estará encargada esta institución de “poder económico”. Y en caso de no corresponder el argumento lógico con el efecto real anual dicha partida, o en casos de extrema frivolidad alertar a los órganos judiciales para ejecutar sus deberes democráticos.

En los razonamientos anteriores he introducido una clave importante, las justificaciones han de ser lógicas.

Esta exhortación en ningún caso es simple, puesto que a poder de lo que se pudiera creer, la determinación de la coyuntura lógica de un razonamiento es simple. Pero en ningún caso se puede garantizar la veracidad de las premisas. Por lo tanto, la determinación de un destino lógico esta limitado a un número amplio de objetivos, pero no es total.

Recursos electorales:

Pongamos el siguiente ejemplo:

Consideremos el germen de una asociación política o una agrupación de electores.

El germen de estos grupos lo constituyen los promotores. Teniendo en cuenta que las asociaciones políticas necesitan capital para nacer, crecer y reproducirse, podemos concluir que solamente ciertos sectores con nivel económico medio y alto pueden promover y constituir asociaciones políticas. De la misma forma una agrupación de electores necesita una cierta promoción sino será condenada al fracaso.

Lo anterior es claramente perjudicial en democracia, por ello creo que entre otras medidas la promoción pre-electoral para formación y crecimiento de agrupaciones de electores es necesaria. Asimismo, el nacimiento gratuito de asociaciones políticas y favorecer un crecimiento por afinidad con el electorado, por ello deben garantizarse procedimientos por los cuales el elector pueda conectar sin dificultad con asociaciones afines.

Adjudicaciones:

En otro plano, no más grave, pero si más vital desde el progreso en libertad de los elementos económicos, lo constituyen las adjudicaciones de bienes del Estado. Existen casos en los que la prioridad de elección de destino es bastante difusa. En este caso la elección de uno u otro destino para los fondos depende del talante político, por ello los intereses corporativos gobiernan la adjudicación de los fondos públicos.

Evidentemente este comportamiento es cancerígeno para un sistema democrático.

Igualmente puedo afirmar con cierta seguridad que la totalidad de los Estados democráticos sufre este problema en mayor o menor grado.


¿ Cómo solucionar este problema actual?

La solución es forzosamente muy compleja, puesto que el gobierno interno de un Estado depende desde su base política de estos intereses.

No obstante, un primer paso debe basarse en el libre acceso de los sectores solicitados. Al decir libre, quiero decir que los posibles beneficiarios de la adjudicación sepan sin esfuerzo cuando se produce una demanda. Además, las bases deben estar muy claras y los trámites deben ser los más simplificados posible; fomentar la colaboración entre distintas empresas. Y por supuesto alguien debe verificar que la elección entre las distintas ofertas es objetiva.


Sobre el mismo tema, incidir en la diferencia de costos para una misma operación según sea el Estado o un ente privado quien lo adjudica.

Este gravamen al Estado se debe a una falta de competencia real, por lo tanto el gobierno de turno debe vigilar el funcionamiento correcto de esta, también en lo referente a él mismo.


Dado que el dinero es el recurso vital, los alimentos en una sociedad natural, dentro de una sociedad democrática con su base en la economía de mercado, es este también el punto débil de esta.

Por consiguiente, el control eficaz del destino de los presupuestos, constituye el trabuco contra la fortaleza de la corrupción y la mayoría de los problemas de una democracia.

Es necesario, por lo tanto, que el Tribunal de Cuentas disponga de protección suficiente para supervisar y verificar la administración de fondos públicos. Además de autonomía para suspender o instar la suspensión de una asociación política (cuando el gobierno dependa de esta) que entregue documentación insuficiente, oculte, niegue, retrase, o falsee documentación requerida por el Tribunal de Cuentas. Es decir, suspenda una asociación política que se constituye como una asociación con fines delictivos, tipificada entonces como ilegal. Además de inhabilitar a los electos integrantes a ejercer ningún cargo público.

Recordar al lector que toda asociación política debe tener un funcionamiento democrático; por lo tanto, las decisiones del partido reflejan el talante de este y de la mayoría de sus integrantes.

Promulgando a continuación la convocatoria de elecciones. Poder del cual actualmente dispone únicamente el ejecutivo, el cual es la fuente del problema.

Estrategias de adjudicación:

En toda adjudicación existen un objetivo, unos fondos, un plazo, etc. Existen diversas estrategias de conseguir un objetivo, todas ellas presentan un camino intermedio; según el cual la ejecución repercutirá de una forma u otra en la sociedad.

Las adjudicaciones se someten a concurso público seleccionando el funcionario del Estado la más adecuada a su parecer. El concurso público fomenta un control directo de la adjudicación y una supuesta competencia por las empresas. No obstante este sistema capitaliza las soluciones dentro de una sola empresa, o del gobierno, y no deja margen a las empresas para innovar ni competir. Por ello en aquellos casos que deban realizarse una pluralidad de objetivos (un objetivo repetido n veces) debe sustituirse la adjudicación bajo concurso por la actuación subvencionada de las empresas. Es decir, dado un objetivo se otorgará una parte proporcional del presupuesto por objetivo conseguido. Por ejemplo:

Objetivo: Sustituir 240000 líneas de teléfono. Dotándolas de...

Fondos: 500000000 €. O sea, 2083 € por línea sustituida.

Plazo: 2 años.

Evidentemente este modelo no es aplicable a todo tipo de adjudicaciones, debido a que debe existir una pluralidad de objetivos. Además, debe existir un control por parte de la autoridad para que los objetivos no sean duplicados.

Se a de notar que este modelo permite otra acepción imposible en otros modelos. El usuario puede ser potestado, según sus prioridades, para elegir y adjudicar a una empresa que oferta los servicios la subvención.

Fomentando de esta forma una competencia de base con los fondos del Estado, lo cual es una estimulante para toda economía.

Este tipo políticas ya se practica en el sector agrícola, aunque en este caso los objetivos no tienen una consecución tan directa.

Impuestos:

En todos los Estados existen en mayor o menor medida métodos de recaudación de fondos.

Si analizamos una democracia europea, por ejemplo la española, podemos observar claramente que la presión fiscal es elevadísima. La excusa para una presión fiscal tan elevada suele ser el estado social.


En general, cuando un Estado tiene una presión fiscal elevada delata una ineficiente asignación de los fondos. Por ejemplo:

Exceso de ciudadanos dependientes de la administración.

Realización y asignación de obras con costos muy elevados, por falta de competencia en el sector privado.

Asignación ineficiente de fondos. Por ejemplo, pintar la carretera una semana antes de asfaltarla.

Etc.

Naturalmente, los Estados subyugados a un método de gobierno ineficiente están encarrilados hacia el fracaso, puesto que si la gran mayoría de la riqueza de un país está bajo control de la administración implica una ausencia de competencia en la mayoría de la riqueza del país. Como consecuencia la evolución de ese Estado será prácticamente nula.


Recalcar en este punto que la actuación de la administración es vital en el progreso de un Estado, sin embargo esta ha de reunir unos requisitos. Sin los cuales, la administración pasará a ser un importante lastre y verdugo para un Estado.

El gasto democrático:

En toda democracia existen una serie de gastos improductivos desde todos los puntos de vista. Estos gastos suelen estar relacionados con el mantenimiento del ente público. La gestión de estos gastos es muy libertina rayando incluso el abuso. Este problema ,aparte de constituir una fuga de gastos, constituye también un agravio democrático. Puesto que la administración negligente de los fondos del Estado es un insulto directo al contribuyente.

Por ello, todos estos gastos deben estar normalizados, evitando en la medida de lo posible la malversación de caudales públicos de forma legal.

Por ejemplo:

Constituye un agravio democrático la separación en un comedor público de distintas clases, sirviendo un menú privilegiado a unos.

Constituyen igualmente un agravio todas las distinciones que puedan hacerse entre las personas que no beneficien el interés publico. Por ejemplo en el caso anterior la distinción de clases no beneficia el interés público, igualmente, que la supuesta clase superior coma uno u otro menú es indiferente para el interés público salvo las consecuencias de un gasto excesivo, el cual es un claro perjuicio.

Constituyen igualmente un gasto perjudicial, ciertas subvenciones y ayudas que establece un gobierno determinado. Puesto que estas subvenciones de dudosa motivación suelen perjudicar el libre mercado y por lo tanto la democracia. Por ejemplo:

Subvencionar a una empresa puede perjudicar gravemente a otra del mismo sector, pero por razones a esta última pueden no darle la subvención.

Entornos:

Podemos considerar los movimientos económicos y la coyuntura intrínseca a estos, como una solución posible a la abstracción por parte del ser humano de sus necesidades básicas. Es decir, el individuo sacrifica su tiempo de busca de alimento y complementos en la realización de una actividad que le permitirá obtener estos.

Los sistemas (estrictamente subsistemas) económicos se integran dentro de los sistemas sociales humanos conformando una amplia parte.

Podemos entonces dividir el sistema en varias partes:

Psíquica (abstracción individual extendida al conjunto).

Física (infraestructuras, productos, servicios, etc).

Natural (materias primas, etc).

Se puede observar claramente que los sistemas económicos participan de todas las partes de una sociedad con fuerte componente psíquico.

Llegando a un punto de dependencia que podría decirse que las democracias modernas son un envoltorio del sistema económico.

La estructura de un sistema económico exhibe un medio limitador formado por el conjunto de cada una de sus partes.

Medio limitador, son un conjunto de condiciones reales o ficticias que obligan el comportamiento de un suceso. Por ejemplo, la caída, exclusivamente, de una manzana esta forzada por un fenómeno natural denominado gravedad.

En la parte psíquica se encuentra el conjunto de las leyes del Estado y ciertos receptores de los individuos. La parte física está constituida por el entorno físico de una sociedad, en el cual se incluyen entre otros edificios, servicios, productos, infraestructuras. Por último la parte natural de la economía y por extensión de una sociedad reposa sobre los recursos naturales y beneficios que estos provocan.

Las tres partes interaccionan continuamente entre si modificándose mutuamente, por ejemplo:

Una empresa (parte física, psíquica y natural) utiliza un medio de comunicación (parte física, psíquica y natural) para cambiar la intención de compra (psíquica individual) sobre un producto (parte física). Los consumidores (parte natural y psíquica) lo demandan y la empresa como resultado de su actividad modifica el medio natural (parte natural).

Podemos concluir, por lo tanto que la salud de un sistema económico y por lo tanto de una sociedad depende de la legislación vigente. Es decir, el entorno que un país posee depende directamente del ejecutivo. Puesto que es responsabilidad del ejecutivo prever el comportamiento global generado por el entorno legislativo que un Estado posee. Lamentablemente, ningún ejecutivo mundial puede o quiere afrontar la creación de entornos económicamente favorables arrastrando ciertas zonas de su geografía a lo que se podrían denominar desiertos económicos.

Similares a los naturales, aunque en este caso no hay escasez de agua si no alguna de muchas posibles deficiencias.

Por extrapolación y considerando sectores como el arte, conocimiento y similares podemos decir que dependen directamente del entorno.


Para concluir decir que el estudio correcto de todas las interacciones que se generan dentro de un sistema social o económico son de muy difícil seguimiento. No obstante, es deber de los gobiernos canalizar correctamente los recursos para la creación de los mejores entornos posibles en la totalidad de los sistemas o subsistemas que configuran una sociedad avanzada.

Paisajes (biotopos):

Una faceta simétrica a las sociedades naturales se encuentra dentro de las sociedades modernas. En estas se conforman diferentes paisajes localizados por zonas geográficas donde se acumulan individuos con alguna característica en común. Normalmente, el factor selector de estos biotopos suele ser el nivel económico. Dentro de estos biotopos sociales se establecen de nuevo organismo e individuos. Estos suelen especializarse en diferentes sectores con el paso de los años. Aprovechando hasta el más mínimo resquicio de energía. Son significativas las empresas que ofrecen productos extraordinariamente caros

La diferencia más significativa entre los biotopos naturales y los generados en las sociedades es la velocidad de cambio. Es decir, mientras un biotopo natural tarda miles de años en responder a un estímulo e igualmente las especies que lo habitan, por su parte un biotopo social modifica su conducta de forma sumamente rápida. Normalmente se pueden apreciar los cambios cada década. Igualmente otra diferencia la constituye la movilidad de las personas, esta permite a los individuos especializados (ingenieros, panaderos, etc) abandonar fácilmente su biotopo en busca de otros adecuados. En las especies naturales este avance suele ser más progresivo y lento.

Las conclusiones que podemos obtener de forma práctica son las siguientes:

Los gobiernos que fomenten un biotopo erróneo fracasarán, puesto que las unidades especializadas cambiarán de biotopo.

Recordar que los individuos especializados son los que más rendimiento presentan en cualquier que sea su área de trabajo. A diferencia de las sociedades naturales en este caso los individuos se complementan entre distintas especialidades. Es decir, la competencia solamente se establece entre mismas áreas profesionales. Y por lo tanto el resto de áreas pasan a constituir con el individuo una especie de simbiosis.

Resulta pues coherente comparar un paisaje de palmeras de un oasis, con las urbanizaciones aisladas.

Las peculiaridades se pueden percibir en la arquitectura adaptada, los nichos cerrados de profesiones complementados con ciertos elementos foráneos.

Todas estas simetrías podrían hacernos pensar en una estructura que se repite fomentada por las condiciones universales.

Las condiciones universales generan respuestas, que algunos denominan condiciones físicas y otros no. No obstante, esas condiciones arrastran absolutamente todo a un devenir guiado estrictamente por la realidad.


Medio natural.

La capacidad de una sociedad, en ausencia de competidores, para perdurar en el tiempo se debe fundamentalmente a la adaptación de ésta al medio natural.”


No obstante, no hay ninguna sociedad aislada, incluso dentro de una sociedad la competencia es un factor intrínseco. Entonces, si actualmente donde las sociedades actuales luchan económicamente entre si, ¿podremos sobrevivir al paso del tiempo?


Un factor extremadamente importante desde el punto de vista de la productividad viene dado por la eliminación en la cadena de producción de los costes medioambientales. En éste proceso el precio del producto disminuye y por lo tanto su competitividad en el mercado aumenta.

A su vez, de forma local, la despreocupación por parte de los productores del medio ambiente pone en serio peligro la salud de la sociedad donde se desenvuelve si se alcanzan ciertos límites.


Por consiguiente, ¿dónde está el punto adecuado en el desarrollo humano en las sociedades democráticas actuales?

¿Que es más preferible? . El progreso económico flagrante o el deterioro del medio ambiente .


La cuestión anterior representa los extremos de la repuesta.

En las sociedades europeas se trata de mezclar las dos premisas en la política de Estado. Sin embargo, cuando las dos entidades rozan siempre predomina el factor económico (lucha de poderes).

Es una incógnita cuanto tiempo ésta dinámica sea sustentable

De forma mundial se cumple siempre la premisa del más fuerte:

" Quien más contamina, mas fuerte es su economía y su Estado, por lo tanto mas capacidad tiene para seguir contaminando”. Esta situación hace peligrar la integridad de todos los países que comparten planeta, cuyo papel se limita solamente al de mero espectador.


El hombre tiene una parte física y otra psíquica. La parte física depende directamente de las leyes del mundo natural. Es por lo tanto vulnerable a enfermedades y variaciones en lo que debería ser un hábitat tipo.

Sin embargo, las sociedades modernas aislan completamente el individuo de un hábitat tipo eliminando de esta forma la evolución natural. Adaptando de esta forma la evolución a una evolución en el elemento físico de la sociedad.

Un aspecto crítico que generan las sociedades modernas tiene su base en la supervivencia única de las especies que más se adaptan a la vorágine humana.

Como contrapartida mueren o ven reducido ampliamente su número las que controlaban estas anteriores.

El futuro se muestra por lo tanto bastante negro en este aspecto, puesto que la supervivencia de las “especies molestas” acarreará graves problemas a las sociedades. Todo ello si no consideramos el tremendo avance de la genética y la tecnología, la cual puede dar la solución o algo peor.

El medio y el individuo:

Dicho lo anterior, cabe reseñar la evolución social humana a lo largo de los siglos:

Básicamente en un sistema natural podemos considerar al individuo y todo aquello que no es él, el resto. En el resto se incluyen sus congéneres, aunque en este caso son complementarios pues en caso contrario no se puede perpetuar la especie.

El individuo para el resto del medio es potencialmente un recurso y viceversa. Por ello, la conducta desde un punto de vista práctico más adecuada a un correcto desarrollo del individuo y por extensión de su sociedad es aprovechar todo cuanto le sea útil. Es sumamente importante que en sus decisiones no tenga en cuenta lo que puede ser necesario a otras especies y solamente debe considerar lo que puede acabar revertiendo en el mismo.

Con esta conducta el resultado obtenido es un total esquilmado del medio donde el respeto al medio constituye una sustracción a las potencialidades de la sociedad. Tal es así que las civilizaciones más potentes y exterminadoras no se han prodigado por su respeto al medio. Así mismo, las sociedades más respetuosas con el medio nunca han superado el tamaño de germen de una civilización.

Se deduce por lo tanto que el desarrollo y potencialidad de una civilización están contrapuestas a la estabilidad del medio natural en el que se desarrolla. No obstante el impacto que esta civilización ejerce sobre el medio puede ser reducido a niveles mínimos, pero nunca serán inexistentes.

Asociaciones políticas.

Una parte esencial de las democracias la constituyen las asociaciones políticas.

El problema surge cuando éstas mediante estratagemas de poder tienden a inculcar en el ciudadano, parte esencial de la democracia, ciertos comportamientos.

Las asociaciones políticas utilizan en todo momento su posición privilegiada, si es que la poseen, para neutralizar las opciones de los competidores.

Éste proceso se refleja en las leyes de los Estados, donde el gobierno de turno siempre favorece a los sectores que le han apoyado hacia el poder de forma en algunos casos incívica .

Normalmente, cuando las asociaciones políticas tienen este talante las afiliaciones no se hacen por interés organizativo sino por interés personal directo.

Un ejemplo claro de utilización de posición privilegiada en la regulación Estatal de la democracia la constituyen las leyes que regulan los procesos electorales. En España ésta ley solamente da fondos y medios publicitarios suficientes a aquellas asociaciones políticas que ya son mayoritarias. Esto fomenta una endogamia política muy corrosiva.


Esta regulación no es concluyente puesto que las asociaciones políticas con esfuerzo e inteligencia pueden evadir esta traba, no obstante, puede limitar muy severamente aquellas asociaciones que trabajan de forma “sana”. Es decir, aquellas asociaciones, coaliciones o federaciones políticas y agrupaciones de electores e ideólogos políticos que anteponen su moralidad a la consecución del poder.

Extinguiendo, esta ley fumigadora, los grupos políticos con un talante democrático irreprochable.

El proceso en principio no tendría tanta transcendencia coyuntural si no se dieran otros factores, como son la corrupción que éste hecho fomenta, la existencia de elites de poder y degeneración de la calidad de un sistema democrático.

Recalcar pues, el tipo de asociaciones políticas que se fomentan actualmente.

Son asociaciones políticas que se organizan como entidades de poder, es decir, su único objetivo es el poder y repartírselo. Como el poder reside en el pueblo y a estas entidades les interesa poco el pueblo su estratagema gira en torno al engaño.

Llegamos entonces a la conclusión obvia: “ La competencia entre estas asociaciones es útil, pero con un efecto muy limitado”


Por ello, las asociaciones políticas mas que con la proclamación de ideas se comportan como centros de estudios sociológicos. Éstas asociaciones en la mayoría de los casos toman medidas populacheras en las proximidades de las elecciones con el único objetivo de conquistar el poder primordialmente, dejando un papel secundario a su deber de gobernar.

Es por consiguiente necesario un control especifico de este sector. Este objetivo puede conseguirse al igual que en economía con una regulación estructuralmente correcta. La cual proporcione un espacio bien delimitado dentro del respeto a los valores democráticos y a su vez permita el desarrollo natural de la competencia.

Pero recordemos que en este caso la competencia no ha de generarse para obtener el máximo beneficio sino mas bien para fomentar la evolución de las estrategias ideológicas que se han de aplicar a un estado.

A ser pues, una competencia en la cual la base física es la aplicación en la sociedad y el factor determinante de correcto o incorrecto es la coyuntura que generan.

Lamentablemente, el ciudadano puede percibir erróneamente esta coyuntura limitando así una competencia eficiente.

La visión del ciudadano:

Los ciudadanos suelen ver a los políticos como algo ajeno a su persona.

Es decir, la gente normal no se ve como político. La falta de esta abstracción conlleva una deficiencia en el análisis de las actuaciones políticas. Como puede ser, exigir de más o de menos a un político.

Es cierto que no todo el mundo vale para “político” tal y como están orientadas las democracias actualmente.

Los ciudadanos en un porcentaje muy elevado no participan en política. Las causas principales pueden ser entre otras:

Ignorancia.

Falta de capacidad.

Indiferencia.

Desistimiento ante la dificultad de ascender entre las luchas de poder.

Percepción incorrecta de la relación costo y beneficio.

Falta de partido ideológico afín o fracaso en el intento de crear uno.

Esta falta de participación en la organización de la vida (política) por parte del pueblo en general provoca la intrusión de sectores extraños. Es decir, sectores que no tienen como motivación la realización de un proyecto. Los efectos para una democracia son claros, parasitismo y corrupción a todos los niveles.

Una de las aseveraciones más erróneas que se puede realizar en un sistema democrático es decir “político profesional”, “clase política” y “los políticos” (como grupo profesional). El beneplácito a estos términos vislumbra una cultura democrática muy deficiente.

Otra expresión peculiar la constituye “ no participo en política” dando a entender que esto proporciona más objetividad. No obstante “apolítico” es

Ver Democracia. Unidad básica

un término falaz, además la objetividad no está reñida en ningún caso con una ideología democrática. Lo que realmente se esconde detrás de esta expresión es la idea de política como organización de intereses no democráticos.

Intención de voto:

¿ Cuales son los criterios que llevan a un ciudadano a votar a un determinado partido político, coalición, federación o agrupación electoral?

Ver Aspectos Intrínsecos al candidato. Claves de Poder.

A todos los motivos que se citan en la reseña anterior podíamos añadir:

No hay nada mejor a que votar.

Un determinado partido no obtenga representación.

Por no quedarse en casa, no ser ácrata.

Junto a estos criterios para ir a votar podemos poner también los motivos para no ir a votar:

Indiferencia, ideología ácrata, atribución de poca importancia al sistema democrático (se prefieren realizar otras tareas).

Todos los partidos con opciones (favorecidos por la ley) no conectan con la ideología del ciudadano, y este considera que es vergonzoso votar por alguno.

Los supuestos anteriores representan la abstención y el voto en blanco. Este sector de la población no actúa en las claves del poder. Por lo tanto no se le suele dar importancia por parte de las fuerzas políticas. Sin embargo, en la mayoría de los casos suele representar un porcentaje elevado de la población, superior al 10%. Por lo tanto deberían atribuirse métodos de canalización del sentimiento popular que magnifiquen el término democracia. Un ejemplo de articulación al respecto:

El sistema democrático debe articular métodos de desaprobación que evalúen el funcionamiento de las instituciones. Por ello deben establecerse los siguientes criterios:

La abstención se considerará como falta de opinión o indiferencia, por lo tanto no deben tomarse medidas directas al respecto.

El voto en blanco debe considerarse como una desaprobación de las fuerzas políticas conocidas por el votante. A este respecto cuando se produzca una situación donde el voto en blanco alcanza cotas de representación mayoritaria se debe repetir el sufragio, potenciando la información del ciudadano sobre las asociaciones políticas que concurren.

El ciudadano debe estar informado de los supuestos anteriores.

Además, en caso de corrupción el delegado será sustituido por el voto en blanco.

Considerando la naturaleza humana el canal que se establece para opinar sobre este tema libera tensiones y aumenta la confianza en el sistema democrático. El Estado sale beneficiado en su conjunto por la sensación de grupo que se genera.

Estudiemos ahora la atribución real de poder que da un elector a un electo.

El elector concede el poder para realizar el programa”.

Por consiguiente, no debemos confundir legitimidad de un gobierno con la voz del pueblo, legítimo soberano en una democracia; por ello expresiones como “Tengo más votos y por lo tanto tengo más razón moral (pretexto, justificación, etc.)” forman parte del político con fuerte base antidemocrática . Constituye pues esta delegación un problema de las democracias representativas, dejando la interpretación de coherencia democrática a los gobernantes.

Democracia asamblearia y semi-asamblearia, la oposición a la democracia memorística.

Estrictamente las consideradas democracias actuales no constituyen un ente democrático propiamente dicho, pues para que el significado de democracia se cumpla el poder en y del pueblo debe ser continuo en el tiempo.

Por ello las democracias actuales deberían denominarse democracias memorísticas o pseudo-democracias. Debido principalmente a que se utilizan capacidades del hombre como son la inteligencia y la memoria para de cierta forma juzgar el hecho anterior. Es decir, ejercer un acto de poder no referido al hecho si al hecho prometido. Pues el hecho pasado es inmutable y por lo tanto no es influenciable de ninguna forma, por lo tanto no existe potencia real hacia un hecho pasado. Por otra parte igualmente el hecho de futuro no está subyugado al poder pues los actos futuros cuando sean presente carecerán de toda influencia de poder.

Para un correcto desarrollo del concepto democracia, es necesario entonces la existencia de una democracia asamblearia o semi-asamblearia, potenciada esta actualmente por las nuevas tecnologías de la comunicación. En la planificación de esta nueva y gigantesca asamblea deben tenerse en cuenta los factores idiosincrásicos de la población, con el fin de optimizar el funcionamiento. Por ejemplo un pueblo poco participativo:

La toma de decisiones corresponde al ejecutivo cuando el índice de participación en el referéndum es inferior al 50% en asuntos cotidianos. Si el índice de participación supera el 50% la decisión pasa a ser vinculante.

Los detractores de este sistema podrían referirse a intereses similares a los que manifiesto en “Defensa. Conflictos Bélicos”, no obstante “con el pueblo pero sin el pueblo” es un lema del despotismo ilustrado.

La democracia asamblearia o semi-asamblearia elimina muchos de los problemas de estructura de las democracias representativas. Por ejemplo:

La participación en una guerra por corrupción de los gobernantes, enajenación o delirio transitorio.

Problemas de los distintos sistemas:

Todo sistema, máquina, algoritmo, etc tiene unos pros y unos contras no obstante siempre que se elige un elemento se basa en preferencias de inversión y resultado.

Los tres sistemas están condicionados a la inteligencia de la unidad democrática e información que reciba esta del hecho ejecutado.

Problemas de la democracia memorística:

Los problemas de la democracia memorística son tratados en sus fundamentos en el resto de este texto, además son bien conocidos.

En general todos los problemas de una democracia de este tipo derivan de los intereses del gobernante y de toda la estructura jerárquica que depende de este.

Además de este problema, existe otro de estructura, visible en el sistema de elección. Durante la elección el ciudadano tiene en cuenta acciones que ha realizado el gobierno en su pasado o que promete hacer en un futuro. Sin embargo, al elector pueden haberle gustado acciones del gobierno y por otra parte no haberle gustado otras. A pesar de todo decide votarle a ese partido; con ello se introduce un falseamiento del sistema democrático, pues el gobierno pasado a podido ejecutar acciones con la casi totalidad del electorado en contra, pero cuando llega el día de las elecciones vuelven a ganar.

Problemas de democracias asamblearias:

Problemas de las democracias semi-asamblearias o asamblearias derivan del interés individual egoísta, así como de las limitaciones intelectuales, culturales, informativas de los votantes. Puesto que es muy difícil un seguimiento detallado y con conocimiento, continuamente y por parte de un gran número de individuos, del enorme número de propuestas que debe procesar un Estado para su correcto funcionamiento.

El interés individual, como en la democracia memorística pero en mayor medida, puede ser responsable del gobierno inadecuado de la mayoría. Es decir, el egoísmo individual obvia la realidad de las cosas y arrastra el conjunto de los individuos a una coyuntura insoportable. Ejemplo:

Si en una empresa los empleados no propietarios deciden su sueldo.

En un ayuntamiento los miembros de la corporación local deciden su propio sueldo.

A diferencia de la democracia memorística, la democracia asamblearia impide una deriva perniciosa del sistema en ciertos aspectos. La democracia asamblearia inhibe directamente el interés individual del presidente por ser mesurada las acciones de este por una pluralidad de individuos. Por ejemplo:

En una corporación local asamblearia al presidente le gustaría subirse el sueldo sin embargo no puede si no es aprobado en asamblea.

Por su parte la democracia memorística, deja camino libre al gobernante para subirse el sueldo cuando quiere, si dispone de mayoría. Con el agravante de que en el caso de la elección de otro candidato este puede hacer la misma operación; como resultado obtenemos una escala imparable de despropósitos democráticos, el cual es claramente un problema de estructura de este sistema, incluso parasitario.


El anterior problema introducido en la democracia asamblearia o semi-asamblearia puede influir seriamente en el desarrollo de una democracia, hasta el punto de desmontarla. Por ello los sistemas anteriores solamente son implantables en sociedades muy avanzadas. No obstante, si bien el pueblo no puede decidir directamente sobre las decisiones pueden introducirse mecanismos que inhiban una total manipulación por parte de los representantes electos. Por ejemplo, habilitar medios para cambiar las leyes cuando un sector mayoritario lo manifieste.

Toda evolución necesita de una mutación, la evolución a una democracia moderna e impecable, por los ciudadanos y para los ciudadanos, germina del soporte que utilizaron las antiguas ciudades Estado de Grecia.

Aspectos corporativos de las asociaciones políticas:

Es evidente que todo partido tiene intereses corporativos, pues en los partidos que ejercen el poder suelen agruparse ciertos sectores de la sociedad.

Los partidos mayoritarios realizan de una manera sutil una migración de las leyes para que favorezcan normalmente un binomio de poder.

Una táctica básica de actuación corporativa es el caciquismo, localizado este en núcleos de pequeño número de habitantes donde se puede clasificar según una trayectoria pueblos o personas. En este sistema se establecen cadenas de favores que perjudican claramente el buen funcionamiento democrático.

A todos aquellos que observen que se está devolviendo un “favor institucional”, recordarles que un favor institucional es un delito.

Lamentablemente, la gente suele confundir obligación con concesión cuando un partido político que gobierna administra los fondos. Generándose de esta manera un sentimiento de deuda reflejado en el voto.

Por otra parte, la gente suele confundir la complacencia en los días de campaña con la atención durante la legislatura; llegando a conclusiones tan simplistas como “No le he votado porque no me lo ha pedido”.

Asimismo, los partidos mayoritarios y todos sus secuaces tienden a capitalizar la ya escasa atención de la “apolítica” y democráticamente suicida población, llevando de ésta manera a la ignorancia que limita el desarrollo correcto de un sistema de poderes contrapuestos.

En la situación anterior la gente puede estar bien si la coyuntura es adecuada. Pero, ¿qué ocurrirá cuando la coyuntura vaya mal y el gobierno no responda?


Otro aspecto igualmente importante que los anteriores se establece en el funcionamiento interno de un partido.

Recordar al lector la obligación por ley de un funcionamiento democrático de las asociaciones políticas.

Los ciudadanos pueden percibir en el talante de gobierno interno de los partidos cierto aire de autocracia. La percepción e interpretación de este comportamiento depende en gran medida de la cultura democrática del observador. La condición jerárquica es una estructura muy antigua e incrustada en el desarrollo de la especie humana, por lo tanto no suele considerarse perversa en sectores psíquicamente poco evolucionados.

Dado que este tipo de estructuras están en oposición a un sistema democrático deben ser tajantemente prohibidas. Puesto que en caso contrario pueden trasladarse a la estructura del Estado si el pueblo fue embaucado. Ejemplos de conductas antidemocráticas:

Nombramiento a dedo de candidatos.

Falta absoluta de discrepancia.

Expulsión o discriminación de los discrepantes en acciones de organización.

Capitalización de todos los poderes en un grupo reducido de personas.

Amplia mayoría de militantes de un sector económico.

Falta de respeto en general a otras asociaciones políticas.

Por todo lo anterior las asociaciones políticas que poseen estructuras no democráticas pueden dañar seriamente el funcionamiento de un Estado democrático; puesto que como se dice vulgarmente “se está durmiendo con el diablo”.

Por ello éstas asociaciones deben ser detectadas e ilegalizadas .

Evolución de las asociaciones políticas a grupos de poder.

En el ascenso de un partido al poder este va adquiriendo una magnitud proporcional a su aceptación por parte del electorado. Durante este proceso las afiliaciones a este partido pueden estar vinculadas por una motivación ideológica o por interés económico (poder).

La situación se hace especialmente grave cuando el partido ha estado gobernando durante un período prolongado y aún así tiene aceptación entre la población. En esta situación mayoritariamente las afiliaciones estarán sostenidas por el deseo inmoral de poder de los integrantes del partido político. Es decir, la asociación ha migrado de asociación política (regulada por el interés ideológico) a grupo de poder (regulado por el interés económico), naturalmente esta faceta no trasciende puesto que en caso contrario esa supuesta asociación política debería ser ilegalizada en el acto.

El grado de introducción de los individuos ansiosos de poder y posteriormente el establecimiento de un grupo de poder, se ve limitado claramente en el funcionamiento democrático de la propia asociación política. Así como de la madurez del electorado; recordemos uno de los lemas “ el electorado es culpable de todo lo que desencadenen sus decisiones”.

En otras palabras, la bestia inmunda no era Hitler sino el pueblo alemán de aquellos tiempos, que por cierto no tiene nada que ver con el actual. Como nosotros no tenemos nada que ver con la España imperial de Felipe II que nuestros antepasados cautivos mantuvieron con sudor, penalidades y sangre.

Un país, todos sus logros y maldades, no son tales hasta que se constituye como sociedad democrática libre. Por ejemplo, España como sociedad real y país no surgió hasta 1978. Por lo tanto, los logros de sus gentes hasta la fecha no fueron logros de un país sino de un individuo.

Aspectos intrínsecos de las candidaturas:

Condición intrínseca a todo aspirante es el anhelo de derrota del adversario, aunque posteriormente se feliciten hipócritamente .

Basándose en esta premisa todo aspirante tiene como única misión eliminar la competencia directa. En el progreso de esta acción los aspirantes recurren a todo tipo de estrategias. Basadas estas en un principio en la intimidación pasan posteriormente a la confrontación. En el mundo natural la arma de confrontación, última opción, es la fuerza; por su parte en el mundo social de una democracia la arma básica de confrontación es la descalificación, tanto positiva como negativa.

La confrontación positiva es aquella en la cual los aspirantes no hacen critica directa a los contrincantes y solamente se dedican a elogiar ilusoriamente las actividades que su candidatura ofrece. Por otra parte tenemos la confrontación negativa en la que todas las actitudes de los representantes se comparan directamente con los adversarios, recurriendo nuevamente a todo tipo de verdades a medias.

En el mundo social del ser humano se reserva la fuerza únicamente a aquellos casos en los que el derecho no tiene eficacia, como suelen ser luchas entre países.

Las condiciones intrínsecas a los candidatos vinculan al sistema democrático causándole un grave problema. Como hemos dicho anteriormente, todos los candidatos están en competencia directa con sus oponentes más directos, a consecuencia de esto, los aspirantes deben manipular y embaucar, puesto que en caso contrario no alcanzarán el poder.

Aspectos intrínsecos a los electos:

Creo que puedo afirmar sin equivocarme que el interés es una de las principales motivaciones para la participación política. Como consecuencia de ello la regulación que el propio ejecutivo realiza sobre su labor es muy libertina. Llevando esta situación a un descontrol que solamente depende del respeto individual a los electores Claramente, esta es una faceta que puede perjudicar el sistema democrático. Un ejemplo de esta situación la tenemos en las jubilaciones de los electos, en España con un número muy reducido de años en vida política dan derecho a la jubilación completa.

Una vida digna de los electos debe garantizarse solamente a aquellos que han sido cabeza visible de un Estado, como son los presidentes de gobierno.

En general la protección a las personas que fueron representantes en un pasado debe ser similar a la protección a los trabajadores. Es decir, paro limitado y jubilación con unos años cotizados solidarios al resto de trabajadores.

Debe procurarse que la vida política solamente sea un soporte a un proyecto ideológico y en ningún caso una forma de vida, ni un catalizador a otras alternativas.


Claves del poder:

La introducción de las claves del poder en la elección parlamentaria constituye un impedimento vital para el desarrollo de una democracia sana.

Las claves del poder han sido ampliamente discutidas a lo largo de los siglos, desde mi punto de vista en democracia se pueden resumir de la siguiente forma:

Hacer creer al mayor número posible de individuos que la presencia de un aspirante en el poder será puntualmente beneficiosa a estos”.

Claramente este supuesto a de estar ligado a la idiosincrasia del país. Es decir, recurrir a los métodos de convencimiento óptimos. Por ejemplo:

En un pueblo pequeño, donde los habitantes no se preocupan de la “política”, los mítines no valen, se debe entonces recurrir a pedir el voto puerta a puerta.

Si el pueblo en general tiene una cultura deficiente se debe adaptar el discurso a trivialidades políticas. O sea, hablar mucho y bien y no transmitir nada. Si el pueblo posee una población envejecida no se debe hablar del peligro para el sistema social de unas pensiones tan altas.

Igualmente, en este tipo de poblaciones los partidos que están en el poder recurren a supuestos favores para captar el voto. Es decir, durante la legislatura se realizan pequeñas concesiones. Estas concesiones suelen ser confundidas con favores y no con una obligación por parte del gobernante.

Sintetizando podríamos decir que un programa correcto no convence puntualmente a nadie, por su parte los que convencen no son realizables. En general solo los mentirosos que convencen acceden al poder. Este es sin duda alguna un problema de estructura de una democracia.


Evidentemente aunque en democracia el grueso de la población es poderoso aun lo son más las elites que manejan económicamente, por ello todo candidato contrario a las elites jamás llegará al poder aunque fuera el mejor administrador.

Quedan pues, en general, únicamente habilitados para acceder al poder aquellos candidatos que están ligados de alguna forma a una elite, por ello la elección se limita solamente a cual de las distintas elites saldrá elegida.

Una forma concreta de evitar este problema puede basarse en la educación democrática correcta, eliminando de alguna forma las influencias mediáticas . A este sistema han de complementarse elementos que faciliten el acceso de sectores no defendidos por elites a la fama.

Como resumen podríamos decir que la configuración actual de las democracias modernas no está preparada para esa lucha antidemocrática entre candidatos, por lo tanto cuando algunas condiciones ajenas al sistema democrático requieran la fortaleza del sistema, este no responderá y el sistema se desmoronará.


Otro aspecto resaltable de un sistema democrático está en los criterios de elección de candidatos por parte de la sociedad. En el grueso de la sociedad se mezclan distintos precursores del voto, entre ellos voy a detallar los siguientes:

  1. En propio interés, corresponde al voto de los integrantes de un partido político.

  2. En interés propio, corresponde a allegados a alguna asociación política (caciques).

  3. Por características banales, por dialéctica o presencia del candidato.

  4. Por promesas de la asociación política, por el programa de la asociación política o alguna de sus propuestas.

En algunos casos se mezclan varios apartados en una misma intención de voto.

Entremos ahora a valorar como afectan estas pretensiones de voto al bienestar natural de un estado democrático.

El voto tipo “a” es muy limitado en cuanto a cantidad por lo tanto no es excesivamente grave.

El voto tipo “b” constituye un voto altamente pernicioso para un sistema democrático porque este voto fomenta el corporativismo, impulsando de esta forma elites que debilitaran el estado de muy diversas formas.

El voto tipo “c” corresponde normalmente a gente con poco nivel cultural y aunque es altamente pernicioso se puede corregir con una educación democrática correcta de los ciudadanos, además de un correcto suministro de información veraz no parcial, por lo tanto son necesarios canales temáticos de información.

Por último, el voto tipo “d” constituye el mejor pilar de un sistema democrático, siempre y cuando el electorado sea capaz de valorar correctamente lo que las distintas asociaciones políticas han hecho, cuando ha estas se les ha concedido el poder, es decir, si una asociación política ha cumplido su programa en una legislatura y si el programa estaba bien planteado en la medida de lo posible de cada Estado.

Control de los electos:

Una vez electos, los candidatos pasan a tener una tarea no controlable y muy difusa. El ciudadano entonces no puede seguir la trayectoria de sus candidatos.

Aunque mayoritariamente los votantes votan al partido y presencia de los cabezas de lista. El Tribunal Constitucional español, en este caso, atribuye la “propiedad” del escaño al electo y no al partido.

Por una parte, si el escaño depende del electo es perjudicial, por no representar el voto al partido, pudiendo dar lugar a situaciones puntuales no representativas de la voluntad popular. Pero es beneficioso, por dar una necesaria autonomía a los electos y los separe de coacciones internas de los partidos.

Los problemas que se generan de transfuguismo y corrupción no tienen nada que ver con la ley ni la estructura de esta. Por el contrario, con la libertad que se atribuye a partidos, coaliciones, federaciones y agrupaciones de electores para configurar sus listas. Donde estos incluyen, por diversos intereses, muy diversa morralla.

Se puede hipotizar sobre la solución a este problema, por ejemplo listas abiertas, no obstante todas las soluciones tienen sus problemas. Por lo tanto la preferencia por una u otra fórmula depende del talante ideológico.

Ver Asociaciones políticas. La visión del ciudadano.


El elector no es capaz de observar la entrega de su elegido. Limitando esta faceta muy drásticamente el control de los ciudadanos sobre el ejecutivo.

Esta faceta escapa a la competencia y es por lo tanto un factor perjudicial.

Se deben articular en democracia métodos que permitan a los electores seguir la trayectoria personal y política de candidatos ya electos. Limitando de esta forma el “parasitismo” institucional y otras lacras.

Una solución posible:

Llevar un registro detallado y verificado de las distintas actividades de cada candidato y exponerlas al fin de cada mes.

Ejemplo:

Día -, mes -, año -

09:00 a 10:00 Horas sesión parlamentaria, intervención. Rechazo al aumento del presupuesto de educación.

10:00 a 11:00 Horas réplica.

11:00 a 09:00 Sin especificar.

Día -, mes -, año -

09:00 a 10:00 Horas sesión parlamentaria, intervención.

10:00 a 13:00 Reunión con el partido.

13:00 a 09:00 Sin especificar.

Día -, mes -, año -

09:00 a 14:00 Reunión con el partido.

14:00 a 09:00 Sin especificar.


En este caso se puede percibir que el parlamentario no es muy sacrificado, faceta que pueden conocer sus votantes.


Día -, mes -, año -

09:00 a 10:00 Horas sesión parlamentaria, intervención.

10:00 a 11:00 Horas réplica.

11:00 a 12:00 Reunión con los productores de remolacha.

12:00 a 13:00 Reunión con los representantes del instituto de control alimentario.

13:00 a 14:30 Comida

14:30 a 16:00 Reunión con la secretaria para leer cartas recibidas.

16:00 a 18:00 Planificación de los estudios sugeridos por ciertas cartas.

18:00 a 20:00 Planificación de sesión.

20:00 a 09:00 Horas personales; 2:00 Visita al lugar de un accidente.

Día -, mes -, año -

Similar

Día -, mes -, año -

Similar

Puede observarse en este caso que este representante está más volcado con su tarea.


Especial mención debe darse también a la aptitud respecto al electorado. Muchos gobernantes tienen una tendencia procaz a mentir, tergiversar, manipular y ocultar. Cuya intención es sumir al electorado en una ignorancia que no les permita juzgar correctamente los hechos.

Por lo tanto, es necesario que las falacias relativas a datos contrastables puedan ser y sean perseguidas por la justicia.

Lamentablemente, existen países como España donde esto no sucede:

Constitución Española de 1978. Artículo 71.1.

Los Diputados y Senadores gozarán de inviolabilidad por las opiniones manifestadas en el ejercicio de sus funciones.”

Pero la interpretación de opinión queda muy difusa en este texto legal.


¿ Es una opinión decir, a mi no me a llegado ninguna notificación sobre ese asunto? . Yo personalmente creo tajantemente que para nada es una opinión, es simplemente un dato que puede ser si o no, sobre el cual no cabe interpretación alguna.

Es por lo tanto necesario regular este extremo y sancionar esta falta de respeto a la ciudadanía.

Constitución Española de 1978. Artículo 71.2.

Durante el período de su mandato los Diputados y Senadores gozarán, asimismo de inmunidad y sólo podrán ser detenidos en caso de flagrante delito. No podrán ser inculpados ni procesados sin la previa autorización de la Cámara respectiva.”

Los Diputados y Senadores deben gozar de cierta tranquilidad en el desarrollo de su labor. La ley anterior, a mi entender, trata de minimizar los efectos que provocaría un asedio continuo por los distintos sectores que buscan el poder.

¿A que nos lleva este descontrol en las Cámaras? . Es evidente, las cámaras se convierten en palacio de reuniones de personas honorables entre morralla diversa.

Es por lo tanto necesario regular este extremo y permitir la investigación de los inculpados sin la autorización de la Cámara. Sin embargo, deben evitarse los perjuicios a los Diputados, Senadores y demás representantes en la medida de lo posible. Por lo tanto sería aconsejable que las investigaciones fueran permitidas y secretas en todos los casos. Y en caso de obtener evidencias irrebatibles debe prevalecer la igualdad sobre la inmunidad; sin perjuicio en el ejercicio de sus funciones. Ejemplos:

Si el presidente del Gobierno, el Rey o quien sea, conduce por vía urbana, sin causa tipificable como justificada, por encima de los límites establecidos debe ser sancionado.

Sea quien sea el que diga injurias deben ser sancionadas.


En este caso el punto de vista natural es claro. Para evitar el descontrol de un sistema tienen que existir poderes contrapuestos. En democracia parte de esos poderes contrapuestos lo constituyen las instituciones representativas y el electorado. Por ello, cualquier quiebra en la veracidad de las informaciones que se proporcione a la ciudadanía puede permitir un descontrol grave en las instituciones. El cual conlleve la destrucción del sistema democrático.

Los ciudadanos.

Los ciudadanos constituyen la base y el motivo de todo sistema democrático perfectamente instaurado.

Lamentablemente, la democracia como todo sistema necesita ciertas bases para funcionar. Entre ellas, es necesario que el ciudadano cumpla el siguiente requisito:

Un ciudadano debe tener unos conocimientos mínimos (cultura + información veraz) que le permitan elaborar una crítica mínimamente objetiva.

Por la parte natural un gobierno, recordemos que es un grupo, autócrata tenderá siempre a disminuir los recursos en educación, puesto que una sociedad culta es más difícilmente domable por los poderes de hecho en que éstas elites se mueven.

Con una cultura deficiente y una mala información el voto de una persona es totalmente manipulable, incluso en estos casos, suele funcionar el método de recompensa aplicado en el mundo animal.


Por las razones anteriores, si un sistema democrático con plena salud quiere sobrevivir, debe fomentar activamente la cultura y participación en los asuntos del Estado. Proporcionándole así al ciudadano una visión capaz de distinguir la propaganda del propósito.


¿Cómo conseguir un estado solidario?

La respuesta es simple; de todos los fondos que se recaudan, el ciudadano supone que el mejor método para su progreso está en la organización por parte del Estado de ciertos sectores. En esta línea el ciudadano espera recibir un beneficio a cambio de sus impuestos.

Un problema surge cuando estos fondos son mal utilizados por los gobernantes.

En esta situación los propios impuestos del ciudadano pueden incluso perjudicarle. Pasando la administración a ser un parásito.

A este respecto, las sociedades que lucharon a sangre y fuego por la libertad conservan un talante democrático más activo, fomentando esta acción que las sociedades perduren en el tiempo. Las restantes sociedades que por diversos medios han obtenido el derecho inherente a la democracia, pueden con el tiempo o con pequeños escarmientos retornar al camino democrático.

Asimismo, en la mayoría de las sociedades tiende ha pensarse que el Estado es algo inmutable e indiferente a la acción individual. Éste hecho provoca, sin duda alguna, graves problemas en el sistema institucional y puede con el paso del tiempo derrumbar el sistema económico que es la base fundamental de todo sistema democrático.

Podemos concluir lo siguiente:

Desde un punto de vista natural y democrático a la vez, un ciudadano apto es aquel que lucha por el bien del conjunto de la sociedad, viendo al final del proceso los beneficios que de forma global repercutirán en él.


Por otra parte, el sistema debe fomentar activamente la buena adaptación física de todos sus individuos. Desde el punto de vista natural una sociedad con sectores inoperantes por razones físicas puede derrumbar un sistema social; si en algún momento el número de estos fuera excesivamente alto.

Por lo tanto, desde un punto de vista natural ha de procurarse que la genética humana, parte esencial de todo sistema democrático, no degenere en sectores improductivos.

A su vez, el punto de vista anterior no responde plenamente a la ley democrática. Pero debo incidir en que todo Estado que vaya en contra de la ley natural terminará desapareciendo.

Habitantes:

Las poblaciones de seres vivos se "autorregulan" en un sistema natural, pero el hombre hace tiempo que ha dejado de tener ciertos elementos reguladores. Como elementos reguladores efectivos quedan en la actualidad:

Enfermedades.

Presión social (países desarrollados).

Gobiernos (solamente en algunos países).

Como consecuencia la población puede aumentar sin trabas hasta un techo en el cual los recursos sean insuficientes para el mantenimiento de las poblaciones.

Toda democracia ha de plantearse si el número de habitantes que existe en su territorio constituye un ente sustentable.

El control de la natalidad tanto para aumentarla como disminuirla debe constituir una parte primordial de un sistema democrático.


Algunas personas creen que con una distribución justa de la riqueza podría alimentarse toda la población, actualmente. Esto puede ser verdadero, ¿ pero hasta cuando será esto cierto? .

Teniendo en cuenta que el aumento de la población sigue una progresión geométrica es indudable que no todos los individuos van a poder vivir dignamente.

Este hecho podría ser garantizable para un número determinado de personas y entablando con el sistema natural un desarrollo sostenido.

En todos aquellos casos en los que el número de personas es superior a las capacidades reales del territorio se desemboca normalmente en conflictos bélicos, emigración, hambrunas, etc.

Respeto al sistema social que actualmente se presenta debemos tener en cuenta que la presión económica va ha ser difícilmente sustentable; un ejemplo en una sociedad avanzada:

Si el número de hijos de una pareja es mayor que dos implica que la población tiende a aumentar, lo que implica que desde el punto de vista natural ésta sociedad es insustentable .

Si el número de hijos es igual o menor que dos implica que las distintas prestaciones sociales van ha ser difícilmente sustentables. Además si es uno o ninguno la sociedad tiende a extinguirse.

Por lo tanto solamente es viable aquella población en la cual se ha alcanzado el número óptimo de habitantes y se procura mantenerlo. Pero aun en este caso es necesario limitar seriamente las prestaciones sociales.

Muchas sociedades creen tener el problema solucionado aceptando irremisiblemente emigrantes. Sin embargo, si ese Estado se constituye como estado social se supone que algún día esos emigrantes también obtendrán su prestación social.

Plantearse hasta que punto es ético el control de la población es un problema complejo. ¿ Quién decide y bajo que criterios? .

Pero sin duda alguna desde el punto de vista democrático siempre es preferible el mal menor. Evitando de ésta forma que un Estado se hunda con toda su sociedad abordo, puesto que la ley natural no distingue.

El control de la población en las sociedades avanzadas:

Partimos de una base, el control de la población por medios agresivos y ajenos a los designios de la naturaleza y el buen gobierno no son tolerables.

A partir de esto podemos mirar atrás y ver elementos que han influido con importancia en la mortandad, entre ellos podemos citar:

Enfermedades.

Guerras.

Necesidad.

Medio natural, catástrofes .

Las enfermedades constituyen y han constituido una parte importante de la mortandad, no obstante se ha reducido considerablemente debido a los continuos avances científicos. Este hecho, que en caso d e una firme intención, tendrán en el futuro con la “genética de programación” la solución a todas las enfermedades; dejará de ser un elemento regulador en las sociedades “trashistoricas” puesto incluso la vida del propio ser humano podrá ser programada, prolongada o reiniciada. Sino en un mismo cuerpo físico, si en una misma estructura de “línea de solución” psique.

Por otra parte las guerras propiciadas estas por la necesidad o el interés superfluo de los dirigente han atenazado las poblaciones de las sociedades tanto primitivas como avanzadas provocando desordenes en la población y un descenso considerable de individuos.

Actualmente, y conforme las democracias se instauran firmemente en los países el peligro de agresión bélica disminuye. Puesto que el interés del individuo, digno y por encima de todo de preservar su vida, se opone a las confrontaciones bélicas que ponen en serio peligro su vida. Por ello para que el precepto anterior se cumpla debe ser una democracia en sentido estricto. Es por lo tanto proporcional la belicosidad de un país a su grado de democratización.

En este aspecto y en el futuro, siendo optimistas, este fenómeno no provocará mortandad, entre democracias muy avanzadas y se limitará a agresiones entre democracias no plenas o dictaduras. No obstante, como he dicho anteriormente, la democracia siempre es un sistema más avanzado que las dictaduras, por lo tanto es difícil que una democracia pierda si sus gobernantes han desarrollado correctamente sus obligaciones.

Por ello en un futuro la guerra no constituirá un factor significativo en la mortandad. Esta mortandad se reducirá a lo sumo a una necesidad de busca de recursos, la cual paulatinamente será saciada por la tecnología.

La necesidad constituye en los países subdesarrollados un limitador, aunque poco eficiente de la población. Puesto que esta solamente se produce en caso de necesidad extrema. Queda por lo tanto reservada a medios muy agresivos. Por lo tanto en sociedades avanzadas no constituirá un fenómeno importante.

Por el medio con su composición puede limitar el crecimiento de la población de forma determinante hasta tal punto de que pueda exterminarla; como es el caso de las catástrofes .

No obstante las sociedades actuales sufren poco las influencias del medio y sus debilidades suelen delimitarse a elementos de control técnico casi imposible, como pueden ser meteoritos gigantes, cambio de la radiación solar, etc. Estos fenómenos son poco frecuentes y por lo tanto los avatares triviales para el Universo del s er humano se desarrollan en una franja temporal homogénea, y por lo tanto a la que se puede adaptar el ser humano con ayuda de la ciencia y la técnica .

No constituyen pues un elemento limitador de la población en las sociedades avanzadas.

Como consecuencia de las evidencias de un continuo aumento de la población debemos intuir otras limitaciones que no son de origen natural, entre ellas:

Control del gobierno.

Presión social y métodos anticonceptivos.

La primera opción soalmente se aplica en países no democráticos, y por lo tanto no avanzados.

Su aplicación en una sociedad democrática es posible aunque el problema debería ser acuciante . No constituye pues un elemento limitador de la población para una sociedad avanzada.

Por último, la presión social (heredera de la previsión “innata” según los recursos y las estaciones de la natalidad animal), la cual tiene todo su fundamento en la psique humana individual y es fruto de las continuas exigencias de recursos en las sociedades avanzadas. Como consecuencia de ello, los individuos que pretendan criar a sus hijos en unas condiciones adecuadas a los tiempos, necesitarán una cantidad importante de recursos. En base a esto utilizarán según sea necesario los métodos anticonceptivos para limitar, el número de hijos a sus propias posibilidades o expectativas.

El impacto de esta opción en el número de individuos de una sociedad es proporcional al porcentaje de individuos que consideran importante criar a sus hijos en unas correctas condiciones, así como el nivel de recursos medios disponibles.

En las sociedades democráticas avanzadas la cultura de la población está en niveles que permiten generalmente apreciar y aplicar esta fórmula, y por lo tanto, constituye en estas un factor que si no frena el crecimiento lo ralentiza de forma importante.


Renta disponible:

La renta media disponible por persona en una democracia es un factor muy importante. Si la renta disponible media es muy escasa ello implica una dependencia muy fuerte.

Llevando incluso a una degradación humana cuando esta rebasa ciertos niveles. Las consecuencias de disponer de poca renta implican en la mayoría de los casos la adopción de hipotecas. Estas estrategias económicas conllevan por lo tanto una eliminación de la libertad del individuo, puesto que en la mayoría de los casos las personas a duras penas soportan las cargas que se derivan de su actividad vital, limitando de esta forma su capacidad de voluntad.

Un cambio en el precio del dinero puede llevar a muchos ciudadanos a la calle.

Igualmente una renta reducida limita la participación política, el acceso a la justicia, educación, cultura, ocio, progreso intelectual, etc.

Por esta razón, desde un punto de vista democrático debe facilitarse la participación política, los abogados de oficio de calidad, el acceso a la cultura y compresión del funcionamiento administrativo de un Estado.

Este último punto es capital pues la ignorancia de un derecho, beneficio o trámite viene a ser como la ausencia de este.

*****Lapso no laboral:

El tiempo que una persona dedica a trabajar varía ampliamente de unas personas a otras, no obstante debido a que una gran mayoría de las personas son trabajadores asalariados, podemos decir que el tiempo que estos dedican al trabajo es superior al 16% de su vida.

Si nos cernimos a la vida desarrollada de una persona, es decir entre los 25 y 65 años, obtenemos un 18%. Por último si consideramos la vida útil, la vida útil es el lapso de tiempo el cual no se dedica a trabajar ni a necesidades primarias, obtenemos que el porcentaje se eleva por encima del 36%. Es decir mas de 1/3 de la vida útil de una persona desarrollada es dedicada a trabajar.

En primaria instancia el dato solamente es triste, sin embargo debemos observar otros factores determinantes que esta situación genera.

Dependiendo de los trabajadores asalariados las entidades económicas tienen un horario de atención al público (consumidor) homogeneizado estatalmente, suelen existir pequeñas diferencias.

Como consecuencia de estos los trabajadores se encuentran anclados a una situación que no les permite una selección correcta de las ofertas del mercado. Conllevando una falta de competencia subyacente, la cual arrastra un vicio en el sistema económico.

La solución a este problema surge claramente de la atención fuera del horario homogéneo. Todo ello posibilitado por la venta, y oferta de servicios a través de las redes de comunicación. Como por ejemplo Internet.

Ocio:

Un problema grave de toda democracia surge cuando el bienestar de amplios sectores de la sociedad les impide percibir que su participación democrática es necesaria.

Dejan sus tareas de participación política y ésta se ve colmada por sectores oligárquicos o extraños. Ésta selección antinatural es altamente perjudicial para un sistema democrático dado que dichos sectores acceden a la política por un afán de poder mas que por la intención de ejecutar unas ideas políticas. Como consecuencia el sistema institucional se va degradando paulatinamente hasta la hecatombe económica y posteriormente institucional.


Toda persona necesita ciertos placeres a lo largo de su vida. Éstos placeres compensan el detrimento humano que provocan las actividades económicas. Por lo tanto son una parte necesaria de todo sistema democrático avanzado.

Sin embargo, surge un problema cuando éstas actividades desvían la atención del ciudadano. Si esto sucede en pequeños sectores de la población los efectos sobre el Estado son nulos. Pero si éste comportamiento monopolizador de las tareas de ocio y económicas se presenta de una forma generalizada sobre la población se puede decir que el sistema democrático está seriamente tocado.

El sistema anteriormente mencionado es usado a menudo por ciertos gobiernos de fuerza, además éste proceso es realimentado. Por ejemplo:

Presupuestar ingentes cantidades de dinero para deportes, espectáculos, fiestas descuidando a su vez gasto social en las minorías.

En el ejemplo anterior se utiliza un placebo para ocultar ciertos problemas que puedan presentarse en la sociedad. De ésta forma un problema de Estado no se percibe o se valora incorrectamente por estar la atención de los ciudadanos desviada o colmada por banalidades.

A su vez, la falta de actividades de ocio provoca efectos perniciosos en la sociedad. Tanto en el espectro personal de los individuos como en la sociedad, por aumentar de forma excesiva la conflictividad social.


El sistema natural de esparcimiento sería el que se practica en forma de pequeños grupos. De ésta forma se limita el poder mediático de un gobierno. Sin embargo, se pierde unidad de Estado por el hecho de no compartir ningún elemento tangible.

Democracia, unidad básica:

En toda democracia se establece como unidad básica el votante e indirectamente se representa en éste todo aquello que protege.

Debido a ello las democracias tienen su punto de debilidad en las conductas de los individuos que la conforman.

Uno de los principales problemas que puede tener una sociedad es la falta de crítica y como consecuencia la creación de mitos.

Los mitos no debieran llevar a un declive de la democracia cuando éstos complementaran la participación democrática. Sin embargo, estos mitos inculcan en la sociedad ideas de despropósito democrático vendiendo un modelo ilusorio. Otro tipo de mitos son aquellos que se crean dentro del propio sistema de gobierno de una democracia. Normalmente estos individuos utilizan las "animalidad" de los humanos para conseguir una atención necesaria en toda formación.

Las democracias que más problemas tienen a este respecto son las democracias jóvenes, pues la mayoría de los electores no suelen tener cultura democrática suficiente y la elección de voto se produce a partir de amiguismos, apariencia de los candidatos, etc.

Asimismo, en las democracias ya consolidadas aunque con poco tiempo, los ciudadanos que vivían anteriormente a la instauración de la democracia, dado que su cultura democrática suele ser escasa tienden o bien a las razones del caso anterior o bien a una comodidad en el voto que está intrínsecamente ligada a la idiosincrasia del país.


Se debe manifestar claramente que en toda democracia el responsable único de todo gobierno, cuando las cosas se hagan conforme a la legalidad, es el pueblo.

Puesto que la soberanía reside en el pueblo, del que emanan todos los poderes, mediante el método de las elecciones.

Por este hecho, en un Estado democrático no existen los inocentes entre los aptos para el voto. De las políticas que se aplican son responsables los votantes. Evidentemente, si el pueblo no tiene suficiente capacidad cultural para evitar el engaño de los poderes de hecho, igualmente es culpable de las políticas. Dado que cualquier circunstancia que impida un voto correcto, se debe a la falta de intención por parte del votante, prefiriendo la realización de otras actividades en vez de cultivar su intelecto. Elemento este que no requiere de grandes estudios sino mas bien de ver e intentar descifrar. Si bien, existen casos en los cuales es difícil identificar el culpable por la estructura misma del sistema democrático - capitalista; citada anteriormente como conjunto de una serie de variables. Con la diferencia de que en este caso en vez de partir del estimulo partimos de la respuesta.

Ejemplo:

Catástrofes. En ellas se atribuye la causa a la “suerte”. Si la catástrofe fuera un terremoto la culpa es de la legislación incorrecta y control deficiente; normalmente las zonas de riesgo sísmico están bien clasificadas.

En los accidentes laborables también se suele atribuir a la “suerte” cuando claramente la mayoría de los accidentes ocurren como consecuencia de la precariedad, falta de experiencia y inexistencia de previsión en riesgos laborables (medidas de seguridad).

En los accidentes en el transporte la mayoría de los casos se deben a un mantenimiento deficiente o a una legislación muy permisiva. Un caso peculiar es la red ferroviaria, la cual es un sistema perfectamente previsible y controlable. Sobre esta red cualquier ingeniero podría decir que con un mantenimiento y un sistema de control digital los accidentes serían muy improbables.

La seguridad absoluta es imposible, pero en la mayoría de los casos no se alcanza ni la mitad de los márgenes posibles. E incluso tenemos el agravante de observar como las catástrofes siempre avisan, dando anteriormente pequeñas señales a los profanos y autenticas revelaciones a los expertos.

En los casos anteriormente planteados la población no suele atribuir la culpa de estos sucesos al gobierno aunque evidentemente la tiene.

Es muy indignante ver que una vida tenga precio, un precio muy reducido; pero sin embargo esa es la realidad. Los políticos prefieren no perjudicar en exceso a los sectores y permitir el goteo de únicas vidas humanas, las cuales en otros casos como el terrorista no serian toleradas.


El termino “apolítico”:

Si consideramos política como:

Ciencia y arte de gobernar que trata de la organización y administración de un Estado en asuntos interiores y exteriores”

Podemos ver claramente que es imposible la negación de política. Puesto que la desorganización generada por la falta de gobierno es un grado de organización, anarquía.

Por consiguiente, igual que muchos otros, el término apolítico es un término falaz.

No existen ciudadanos apolíticos en democracia. La dejadez del derecho al voto aunque no tenga una motivación ácrata tiene consecuencias ácratas, por lo tanto es una opción política. Si alguien deniega su auxilio (no participa activamente) a un moribundo no podemos decir que no es responsable de su muerte.

Abstención:

En muchas democracias las posibilidades de partición se limitan a lo siguiente:

- Votar a un partido, coalición o agrupación.

- Votar nulo.

- Votar en blanco.

- No votar.

Las dos últimas opciones casi vienen a ser equivalentes en la mayoría de los sistemas democráticos. Con la salvedad de que la última es la que conlleva menos esfuerzo.

Con ello obtenemos un sistema en el cual ante la falta de convencimiento hacia los candidatos o la simple repudia a la totalidad de estos puede llevar a la abstención y no al voto en blanco. Si sumamos, las características mismas de los sistemas democráticos que premian al fuerte, puesto que un voto que no alcanza representación es inútil, vemos al ciudadano forzado a elegir entre una minoría de la representación política, llevando generalmente a la abstención.

Evidentemente este factor se agrava cuando el ciudadano no percibe una ligazón de poder directa entre los órganos que va elegir y el mismo. Razón por la cual los índices de participación más altos se dan en las elecciones de más alto rango de poder. Las abstención no es ni mucho menos un perjuicio para las fuerzas políticas puesto que siguen accediendo igual a los puesto de poder económico y político y por lo tanto no les preocupara mas allá de la propaganda.

El “partido político” de la abstención ha ya ganado muchas elecciones por mayoría absoluta, no obstante no se acometerán reformas por la razón anteriormente citada.

Referéndum:

Desde un punto de vista democrático las constituciones conforman un marco de seguridad de derechos y deberes tanto para los ciudadanos de ese Estado como para los Estados que se relacionan con ese anterior.

En una democracia asamblearia la constitución sería más liviana que en una representativa, puesto que en esta última la constitución es un mecanismo de defensa y aprobación del pueblo. Es por lo tanto impensable desde un punto de vista estratégico que estas leyes sean modificables en algo más que una simple concreción. Puesto que en caso de permitirse esta modificación sin la aprobación de la ciudadanía estamos vulnerando el derecho democrático. Y a su vez la dignidad personal colectiva.

Por lo tanto esta fuera de la toda legitimidad la aprobación, anulación, o modificación de estas leyes intocables por los mecanismos de delegación de las democracias representativas.


Ahora bien el referéndum posee la máxima autoridad de un Estado, no obstante el referéndum se limita a dos únicas opciones:

- Si.

- No.

Evidentemente este sistema puede llevar a un camino sin salida, puesto que quien genera la ley intocable es la “clase política” y sus allegados no dejando participar al pueblo en la construcción de ese texto. Como consecuencia obtenemos cuatro situaciones:

- Votar si, aunque no guste el texto, o falte algo.

- Votar , si.

- Votar , no.

Por ello aunque pueda parecer impracticable, o ridículo como dirían los déspotas ilustrados, se debe plantear la utilización de referendums articulo a articulo. Es decir, que los ciudadanos seleccionen directamente los artículos que aceptarían y cuales no. Como consecuencia obtenemos un prototipo de referéndum, que deja menos margen de maniobra a la clase política.



Individuos, tendencias naturales:

Apoyo a la fuerza:

Una sociedad cualesquiera está compuesta por una serie de individuos.

La tendencia de estos en ciertos casos es al ensañamiento con los más débiles.

Ejemplo de ello en las sociedades actuales es el desprecio hacia los pobres.

Un ejemplo peculiar de esto lo constituye el terrorismo. La tendencia general de una sociedad es a repudiar dicho fenómeno sin tener en cuenta las razones. La razón principal de esta aptitud proviene de una abstracción del individuo, el mismo puede ser blanco de un ataque.

Pero a mi entender existen tipos de violencia que están éticamente justificados. Entre ellos se incluyen las actividades naturales de los animales:

Defensa de la vida propia y de los congéneres.

Defensa del territorio.

En el caso humano:

Defensa de la vida y del desarrollo de esta en dignidad.

Quedan excluidos de este supuesto todos los actos que se ejecuten contra un estado democrático, donde los individuos que lo ejecutan tienen acceso al pleno derecho.

En el caso anteriormente citado el acto terrorista está plenamente justificado. Pero lamentablemente la acción terrorista nunca constituye un elemento de fuerza, mas bien constituye un medio de presión.

Los atentados pueden ser contra la masa o bien contra mandos. Recordemos que una sociedad está constituida sobre un número determinado de personas. Los actos terroristas atacan a las personas y por consiguiente confieren gran presión a la sociedad.

Las sociedades antes citadas por lo tanto pueden cambiar decisiones por la presión. No obstante se considera por su parte más legitima una fuerza de guerrilla o de un ejercito que una banda terrorista. Evidentemente ésta es una tendencia al apoyo de la fuerza puesto que el potencial de una guerrilla es muy superior al de una banda terrorista.


Otro fenómeno es la inculpación de los pobres por su propia situación. Se viene a decir, “se lo merecen por no actuar en contra su situación”.

Una forma más radical es el acoso a los individuos mal dotados intelectualmente. A estos individuos se les intenta engañar a todos los niveles, además tal y como están orientados los poderes públicos la administración resulta inaccesible.


Un fenómeno que responde a estas claves es el prestigio social. El prestigio social, a modo de fuerza animal en la prehistoria, monopoliza los razonamientos atrayendo hacia si la áurea de correcto, cosa de por si independiente de quien lo dice.

Como agravante, en las sociedades actuales la mayoría de los fenómenos de éxito son realimentados. Es decir, a caballo ganador todos se apuntan y este hecho magnifica el éxito.

Además, la consecución del éxito exige en la mayoría de los casos una larga trayectoria.

Por lo tanto los cargos de poder más usuales están colmados de personas con edad media o avanzada. Desde el punto de vista natural esto constituye un factor perjudicial dado que la juventud está genéticamente programada para la regeneración, factor intrínseco a un progreso correcto. Pero un progreso excesivo es perjudicial, puesto que la naturaleza humana no tolera correctamente un exceso de cambios en un tiempo muy corto.


En general los apoyos a la fuerza tanto en el campo psíquico como físico parten del miedo y del interés. El miedo a la discriminación o agresión y el interés que se genera al eliminar un “competidor”. Esta dinámica que se genera en grupos se "autoamplifica", por lo tanto una vez a comenzado sólidamente se expande como una reacción en cadena. Estos grupos coartan la libertad de los individuos a abandonarlos, pues si pretenden abandonar pasan al punto de mira.

Resumiendo los aspectos en los dos bloques de estudio:

En el mundo natural los fenómenos de apoyo a la fuerza se dan de forma puntual. Formando parte estos de las estrategias de supervivencia.

En democracia este fenómeno no es deseable. El factor que limita el crecimiento de este fenómeno gira en torno a la dificultad de un grupo de alcanzar un tamaño tan enorme como el de la población de un país. Pero se debe estar alerta pues la envidia, la pobreza y similares pueden actuar como catalizadores y detonantes simultáneamente.

Fenómenos de masas:

Un fenómeno similar al anterior lo constituyen los fenómenos de masas. Aunque un estudio correcto corresponde a la sociología, propondré mi punto de vista.

Un fenómeno de masas es aquel que afecta al comportamiento de un número elevado de individuos, el proceso viene a recordar los movimientos dentro de una bandada o una manada; los factores que creo que intervienen en dicho proceso son los siguientes:

Medio de comunicación.

Idiosincrasia.

Elemento de peculiar atractivo.

Consciencia de grupo.

La forma de propagación de este proceso es la siguiente:

El creador o creadores del fenómeno muestran su producto de peculiar atractivo a través de los medios de comunicación. Estos últimos son extremadamente importantes, dado que para que un fenómeno sea masivo debe llegar el producto al mayor número de personas. Posteriormente, a la recepción del mensaje por parte del individuo este hace un análisis del producto, utilizando comparativamente la idiosincrásica popular. Si el dictamen es favorable se pasa a la siguiente fase del análisis evaluándolo en relación a los valores personales. Si no es favorable puede ser clasificado como ridículo, etc.

Paralelamente a todos estos procesos de selección intervienen la consciencia de grupo. Es decir, para sentirse miembro de un grupo los individuos toman una u otra decisión.

El fenómeno es realimentado, es decir, un aumento del número de individuos convencidos implica un pequeño cambio en la idiosincrasia popular. Conllevando el fenómeno anterior un mayor número de adeptos.

El techo de un fenómeno de masas lo establecen los valores personales, es decir el número de personas que consideran el producto no deseable.

El final de un fenómeno de masas lo establece la propia razón de su existencia. O sea, un fenómeno de masas tiende a desaparecer cuando los individuos dejar de percibir el peculiar atractivo, normalmente por la intrusión de otro producto.

Los fenómenos de masas suceden normalmente en democracias, denotando cierta superficialidad en algunos subgrupos de la población.

Organización arcaica y moderna:

En un principio la organización de una sociedad humana se basaba en principios puramente físicos. Es decir, había un jefe de grupo caracterizado por ser el más fuerte, unos hombres que se podían dividir según su grado de belicosidad y fuerza, y por último mujeres también clasificadas por diversas características físicas.

Según estas sociedades humanas han ido avanzando la componente de fuerza se fue desplazando hacia la inteligencia, donde la supervivencia del grupo se veía comprometida por las luces de su jefe.

Existió y existe una etapa en la cual la fuerza se constituye en una elite o grupo que se transmite por derechos de consanguinidad.

Por último en las sociedades voluminosas actuales el factor de supervivencia ha sido ampliamente desplazado. Como consecuencia el acceso a la arcaica estructura de poder jerárquico, no depende de la inteligencia ni de la fuerza, sino de una combinación de ambas.

La inteligencia se utiliza para prever y encontrar los puntos débiles de una estructura, por último la fuerza de esa estructura es lo que erige al individuo sin escrúpulos al poder.

Evaluar cual es el mejor de los procesos no es mi intención. Sin embargo, si me gustaría llamar la atención sobre la descolocación que provocan las estructuras sociales avanzadas. La evolución de los roles:

  1. Hombre cazador y guerrero, mujer procreadora y acondicionadora.

  2. Hombre guerrero, hombre agricultor y ganadero, mujer ídem + ama de casa.

  3. Hombre cualquier labor, mujer cualquier labor.


¿ Se pueden sentir los individuos descolocados?

Personalmente creo que no, dado que en una sociedad democrática hay lugar para todas las actividades.

Por ejemplo:

Los conformistas tienen lugar en la prole.

Los guerreros por devoción, son delincuentes.

Los embaucadores colman el poder.

Los personas con gran capacidad mental son estudiosos.

Los antiguos exploradores y aventureros aún tienen mucho que descubrir.

Los idólatras viven lo que consideran los apáticos tiempos de la democracia.

Los guerreros por necesidad, de la libertad, tienen mucho por que luchar en las maltrechas democracias.

Los oprimidos la religión.

...

En general la mayoría encuentra su sitio, que aunque no le guste le corresponde.

¿ Que sucede en aquellos casos en los cuales esto no sucede?

Grupos fuertemente asociativos:

La tendencia a la unión de individuos de una misma especie ya fue discutida en el apartado Competencia.

Este tipo de grupos se conforman sobre la base de intereses propios de los individuos. Esta característica es típica de una gran variedad de grupos que se constituyen en la naturaleza, es decir el interés hace al grupo. Entre ellos un Estado constituye a efectos prácticos un grupo.

La característica específica de los grupos fuertemente asociativos es su exclusión a lo ajeno. Es decir, repudian categóricamente cualquier individuo que no sirva a los intereses de grupo. En estas condiciones, un exmiembro constituye una amenaza severa.

Existe multitud de grupos fuertemente asociativos dentro de un Estado. Podemos decir que según cuando y donde se generen estos grupos podrán ser perjudiciales o beneficiosos para un Estado.

En general los grupos fuertemente asociativos perjudiciales se generan dentro de un Estado en la persecución de intereses económicos. Es característico de estos grupos la labor de ayuda entre sus miembros, especialmente quebrantando la ley. Podemos esquematizar el modo operativo de la siguiente forma:


Normalmente estos son grupos muy sólidos en los cuales la discrepancia conlleva desde el destierro a la muerte.

Otra denominación de estos grupos sería “grupos de interés absoluto”, puesto que el elemento que liga a todos los individuos es un interés concreto y férreo. Es decir, un interés que esta en la escala de prioridades individuales en las posiciones más altas.

Podemos generalizar que el daño que estos grupos generan a las sociedades es proporcional a la tolerancia de sus miembros. Es decir, si los individuos, por extensión el grupo, anteponen los intereses exclusivos del grupo a cualquier condición, el grupo será perjudicial. Por ejemplo:

Mafias, anteponen sus intereses económicos a la vida de las personas.

En el polo contrario encontramos los grupos benignos, es decir aquellos que buscan un interés pero sin anteponerlo a otros valores. Por ejemplo:

Empresas, asociaciones políticas, etc.


En resumen los grupos fuertemente asociativos perjudiciales son aquellos en los cuales sus miembros quebrantan las normas establecidas en beneficio del grupo y por extensión de ellos mismos. Si parte del grupo se encuentra en el poder ejecutivo o legislativo de un Estado democrático, el quebrantamiento de las normas no es necesario pues se puede hacer una adaptación de estas a los intereses de grupo. Si esto sucede, evidentemente los partidos políticos gobernantes en su conjunto forman parte de un grupo fuertemente asociativo perjudicial, por lo tanto es indispensable su ilegalización .

Grado de asociación de los grupos:

Existe una amplia gradación de las ligazones internas de un grupo. Los grupos fuertemente asociativos mencionados anteriormente constituyen la cúspide de esta escala. En el otro extremo encontramos los grupos poco asociativos. Estos grupos se encuentran en el limbo de la existencia, puesto que la falta de ligazones entre sus miembros diluye el interés de grupo y por lo tanto el grupo.

Existen grupos fuertemente asociativos que no son perniciosos puesto que el interés de grupo no está por encima de la normativa y moral democrática. Ejemplo de este tipo de grupos lo constituyen las familias.


La condición de interés del individuo reflejado en el grupo limita la existencia de algunos grupos o refuerza la existencia de otros. Por consiguiente, existen intereses que no generarán grupo, a su vez existen intereses que generarán grupos fuertemente asociativos. Es decir, un tipo de interés genera un tipo de grupo.


Como consecuencia, en una democracia, existen grupos de interés que por su naturaleza perduran ampliamente. Por otra parte existen sentimientos que no generan grupo, o si lo generan lo generan de forma muy tenue. Todas estas situaciones nos llevan a un acaparamiento del poder por grupos fuertemente asociativos, los cuales pueden ser perniciosos o no. En esta situación las acciones de los grupos políticos están tan próximas de lo correcto como de lo incorrecto, dependiendo en su caso de la faceta que aborden.


Como conclusión podemos afirmar que las leyes naturales limitan el crecimiento de grupos, beneficiosos o no, con poca tendencia a la asociación férrea. Y a su vez justifican la existencia de grupos fuertemente asociativos, perjudiciales o no.


Desde un punto de vista natural, natural democrático y democrático la no-existencia de grupos poco asociativos es claramente un factor pernicioso. No obstante, cualquier apoyo a estas asociaciones implicaría un cambio radical, puesto que éstas pasarían a ser con el tiempo grupos de interés.

Condiciones idiosincrásicas de una sociedad democrática:

Basándonos principalmente en que una condición intrínseca a una democracia está en la economía de mercado, podemos exponer ciertos problemas que pueden afectar al desarrollo correcto de la democracia y de su inseparable economía de mercado.

Existen en las diferentes sociedades democráticas distintas aptitudes ante un mismo problema, incluso dentro de un Estado existen regiones con diferente talante.

Aunque en principio esto pudiera no parecer importante, tiene una suma importancia para el correcto mantenimiento de la economía de mercado y correcto funcionamiento de las instituciones.

Entre los diversos comportamientos que pueden darse en una sociedad resaltemos los siguientes:

  1. Comportamiento pasivo, conformista o indiferente.

  2. Comportamiento activo.

  3. Comportamiento agresivo.


Para el primer comportamiento se dan situaciones, tanto en el ámbito económico como institucional, de abuso puesto que ante la calma general de la población tratan los distintos sectores de obtener el máximo beneficio. Este tipo de comportamiento es perjudicial para el correcto funcionamiento de un sistema democrático.

Por otra parte el comportamiento activo es el comportamiento más correcto, pues ante cualquier ilegalidad o inmoralidad se produce un movimiento ciudadano que inculca de alguna forma la eliminación de dicho problema.

Por último el comportamiento agresivo es el más pernicioso de los comportamientos, pues no tiene en cuenta las instituciones y por lo tanto aniquila el sistema democrático.


A la vista de lo anterior, es obvio que todo Estado a través de diversos procesos debe corregir el comportamiento de las distintas poblaciones para inculcar en la medida de lo posible el comportamiento activo.


Pongamos unos ejemplos:

Comportamiento pasivo:

Económico:

Ante un caso de publicidad engañosa solamente 1 de 1000 pone queja ante consumo.

Ante una falta de competencia en un sector determinado, nadie exige al gobierno que actúe en consecuencia para eliminar dicha faceta.

Institucional:

Ante una falacia de un dirigente solamente un sector muy pequeño de la sociedad exige la dimisión.

Comportamiento activo:

Económico:

Ante un abuso de una empresa o grupo de empresas la actitud de repulsa es de tal grado que puede llevar a la quiebra a dichas empresas, por consiguiente la empresa adapta su aptitud con el correspondiente beneficio social.

Institucional:

Ante una falacia de un dirigente se exige la dimisión de ese dirigente por amplios sectores de la población y en caso de que no se produzca se castigará a la asociación política a la que pertenece con una ausencia alarmante de votos.

Comportamiento agresivo.

Económico:

Ante una situación de abuso de una empresa los usuarios molestos deciden quemarla.

Institucional:

Ante falacias reiteradas de los dirigentes surge una revolución.


Esta aptitud de las sociedades se puede corregir de diversas formas. Una de ellas es repartiendo los poderes de un mismo Estado en diversos elementos de igual poder. En esta situación cada uno buscará el interés propio y corregirá de esta forma posibles intereses corporativos concretos. Otro mecanismo podría consistir en la libre canalización del ímpetu humano, reflejando en las instituciones la opción de la ciudadanía de cambiar inmediatamente algo cuando es incorrecto (democracia SEMI-ASAMBLEARIA).

Ídolos y símbolos:

Dentro del infinito mundo de la diversidad humana siempre se pueden extraer comportamientos generales. Uno de ellos muestra la tendencia de ciertos subgrupos de la sociedad a la exaltación de ciertos hechos o símbolos.

La trayectoria de la especie humana demuestra que los símbolos, ídolos, dioses e iconos son una parte importante de la cultura de los pueblos. Que una manifestación en la población de este tipo sea venial o maligna depende en gran medida del grado y número de esta. No obstante, la encomendamiento a todos estos elementos si puede constituir un factor perjudicial cuando no está complementado por otra acción. Es decir, cuando la encomendamiento no es accesoria a la acción de respuesta.

¿ Hasta que punto son estos símbolos perjudiciales o beneficiosos?

Una colonia de hormigas sin inteligencia pueden en grupo comportarse de forma “inteligente”, en las sociedades humanas se da el caso contrario, donde en ciertas condiciones un conjunto de individuos inteligente se comporta de forma irracional.

Es en este punto donde los símbolos cobran especial relevancia al conjugar el comportamiento de una sociedad de individuos inteligentes y canalizándolos hacia un objetivo común.

Existen varios tipos de símbolos, entre ellos distinguimos los símbolos nacionales y las representaciones institucionales humanas.

En el primer grupo se encuentran las banderas. Este grupo no es perjudicial siempre y cuando se comprenda la adoración al símbolo como un respeto a los valores de esa sociedad.

Por otra parte están los símbolos humanos como los reyes. Estos símbolos son contraproducentes por la integración en ellos de dos factores distintos.

Por una parte un rey representa la unidad de la sociedad y por otra la exclusividad de una extirpe, por ello estos símbolos aunque pueden ser desde el punto de vista de la sociedad un referente, constituyen un designio antidemocrático y discriminatorio que denota la falta de madurez en la toma de responsabilidades por parte del pueblo.


Esta falta de madurez democrática se detecta claramente cuando existe un desinterés por los temas políticos.

Resumiendo, tanto desde un punto de vista natural como democrático los símbolos constituyen un punto de referencia. Solamente idolatrías y similares pueden ser peligrosas cuando se modifican los comportamientos naturales por comportamientos inculcados por estos entes.


Aspectos sociológicos intrínsecos a la mayoría:

Por mucho que pese a un demócrata incondicional, la mayoría probablemente no alcanzará un grado de madurez intelectual que le permita afrontar con garantías los procesos y conglomerados de falacias que ciertos grupos, sectores, sectas o entidades de pleno derecho democrático mantienen. --En este supuesto me incluyo--

No se debe considerar lo que voy a decir como un ataque contra las religiones.

En ésta línea está la religión. De todos es sabido que en el empirismo (vida real, experiencia) solamente se pueden demostrar los sucesos por una confrontación con el mundo, en estos términos no hay lugar para la falacia. En este sentido existen ciertos axiomas que son indemostrables por ser la base misma de la existencia, recordemos los números naturales, el concepto cero y el concepto infinito. Todo razonamiento que pretenda demostrar la existencia o la inexistencia de dichos elementos será del todo incorrecto, pues estamos intentando demostrar la base con la base misma.


Lo anterior puede ser extrapolado a la religión, es imposible demostrar la existencia o inexistencia de un dios o unos dioses partiendo de un razonamiento lógico. La conclusión que se toma individualmente viene condicionada por razonamientos muy sutiles y débiles con pequeñas elecciones de valores, confrontado todo ello con la realidad que nos toca vivir.

Este último factor es muy importante pues la naturaleza decide en último caso lo que es cierto o falso, puesto que las entidades que actúen mayoritariamente con premisas falsas fracasarán y las que actúen con premisas verdaderas sobrevivirán.


Miremos ahora que sucede en una sociedad democrática donde exista el problema antes citado:

En todas las religiones, siempre que el individuo sea realmente religioso, seguirá las recomendaciones de actuación de los líderes religiosos. Observemos que esto ya constituye un problema, puesto que este tipo de estructura aglomera los tres poderes (judicial, legislativo, ejecutivo) ocultos los dos primeros en el código religioso y el último en la voluntad del líder.

Afrontemos ahora el comportamiento de los individuos idólatras, estos individuos se rigen a menudo por la identidad con el poder, una variación del criterio de preferencia de procreación natural, por ello su relación con otros individuos no es solidaria, siendo ello un grave problema si se encuentran al mando de instituciones del Estado, aunque en sociedades democráticas no es muy frecuente.

Otro aspecto importante se origina cuando una sociedad acumula una mayoría de individuos idolatras, entonces la sociedad puede tener un severo recorte de libertades, la cual recordemos constituye la base del progreso y adaptación.

La forma en que estas conductas deben ser atenuadas escapa a mi conocimiento, sin embargo creo que todas ellas provienen principalmente de la educación.

Podríamos concluir, casi todas las deficiencias que se producen en este aspecto vienen en su mayoría provocadas por la ignorancia. Tanto ignorancia provocada por una ocultación selectiva de la información, por una deficiencia cultural o bien por una educación excesivamente rígida.

Defensa realimentada:

Una de las estrategias de conflicto más eficaces y magníficas que ha utilizado el hombre ha sido la defensa realimentada. Esta defensa se constituye sobre el canal que une el individuo con la sociedad.

Recordar Competencia. Procesos evolutivos.

Actuando sobre este canal, no solamente tendremos una sociedad dominada, sino que además tendremos una sociedad que defiende a su agresor. Esta estrategia no es plenamente efectiva en individuos con carácter fuerte, es decir aquellos que anteponen la verdad individual a la idiosincrasia popular.

La forma de operación de la defensa es la siguiente:

Disponemos en principio de una masa popular que queremos dominar. Para ello recapitulamos los puntos débiles de la naturaleza psíquica humana. Entre ellos encontramos las creencias, los dogmas, miedos, etc.

Disponemos entonces de un detonante que solamente tiene que ser encendido.

Para ello se necesitan unos pocos recursos para los primeros difusores.

A partir de aquí, si los puntos débiles han sido correctamente elegidos y previstos, comenzará la difusión. Pasado el tiempo tendremos una estructura social en la cual el agresor tendrá que aplicar muy pocos recursos en el control de la sociedad. Pues los individuos delatan a otros de carácter libre, que son entonces fáciles de exterminar. Generándose incluso en la sociedad una pleitesía y defensa al opresor.

Las autocracias suelen utilizar la religión como precursor de la defensa realimentada. Este fenómeno tiene gran tendencia a la propagación y una vez que se ha detonado tiene difícil solución. Estructurándose una base de defensa que asocia religión con autócrata, defendiendo los religiosos al autócrata.

La potencia de esta estrategia supera con creces la potencia de cualquier arma, puesto que perdura en el tiempo de forma indefinida mientras en la sociedad no se produzcan cambios educativos, que refuercen estos el carácter individual de los razonamientos.


Ejemplos de la utilización de esta estrategia, en modo defensa, los encontramos en regímenes dictatoriales “religiosos” como los islámicos, comunistas, etc. Por su parte en modo ataque ha sido utilizada en las colonizaciones, ocupaciones de poder por poderes fácticos, etc.

En las democracias este método sigue siendo operativo aunque esta tremendamente limitado por la educación y la información veraz. Dado la peligrosidad de esta estrategia no se deben perder de vista los posibles brotes.

Libertad y muerte, factores concluyentes:

¿Cuál es la posesión de todo hombre libre?

En el medio social se establecen y generan diversos patrones de comportamiento que condicionan la actuación en libertad de cualquier individuo. Disponemos de ejemplos en los sistemas económicos actuales y en las dictaduras.

En los sistemas democráticos actuales todo individuo puede actuar en libertad y comportarse como una persona de un país subdesarrollado en cierta medida. Cualquier persona en teoría podría abandonar la dependencia del medio tecnológico y dedicarse a la producción única de su medio de vida. Sin embargo, la casi inexistencia de estos ciudadanos se debe exclusivamente a ritmo de vida que se impone como aceptable.

Por otra parte en las diversas dictaduras que pueblan el planeta podemos encontrar una mayoría de individuos que no se aproximan al nivel de riqueza de un pobre de los países desarrollados. ¿ Por que esta gente no derroca a los dictadores?


La respuesta radica en el miedo a la muerte. La muerte como suceso posible es sin duda alguna el factor que condiciona exclusivamente la mayoría de los comportamientos humanos. ¿ Por que los judíos no se revelaron a su sacrificio?

Las preguntas nos llevan a la segunda rama del árbol. La esperanza es otra de las debilidades del hombre, que a su vez en ciertos momentos se convierte en la mayor de las fuerzas; que tome uno u otro valor depende del objetivo.

La actuación combinada del miedo a la muerte y la esperanza de la finalización de la opresión constituyen un ancla para cualquier grupo de individuos, no importa su número.

Supongamos un ejemplo:

Un hombre ha perdido el sentido y se dispone, tal vez, a asesinar unas cincuenta personas entre las cuales se encuentra usted. ¿ Iría usted a quitarle el arma?

Evidentemente si la respuesta es sí, posiblemente usted esté muerto porque es la única persona agresiva del grupo, además el resto de personas también estarán muertos por su docilidad.

Si usted elige no quitarle el arma está usted muerto aunque tuviera esperanza de sobrevivir.

Ahora imaginemos el mismo suceso pero con la salvedad de que los individuos que van a ser ejecutados tienen mentalidad agresiva, por ejemplo un grupo de soldados de las fuerzas especiales de paisano. ¿ Cuál cree usted que será el resultado ahora?

Por lo tanto mirando desde arriba podemos decir que la fuerza del grupo no existe cuando los intereses son individuales.

Una comparación entre un hormiguero y un rebaño de gnus, comparación con millones de grados de diferencia. El hormiguero (grupo) hace retroceder a las leonas y los ñus mueren a manos de estas, si alguno tuviera comportamiento de grupo posiblemente moriría y con él sus genes.

Por lo tanto para que en una sociedad no cooperativa se llegue a dar un comportamiento de grupo deben darse ciertas condiciones. En el ejemplo anterior la eficacia en la caza de las leonas limita ese sentido de grupo; en caso de verse mermada esta eficacia por cualquier razón podría llegar a producirse el germen de un grupo. El cual llevaría claramente al cambio de objetivos por parte de los leones puesto que en ningún caso un grupo de leonas es capaz de atacar un grupo cooperativo numeroso de gnus.


Sociedades e individuos problemáticos:

Comencemos con una historia:

Un día cualquiera, un pastor que nunca había tenido perro decide tener uno. El can respondiendo a sus instintos naturales mata alguna que otra gallina mientras crece. Este perro con la gente es de los más dóciles vistos. Un día el pastor decide que le dará de comer al can una oveja muerta, además el perezoso pastor no se toma excesivas molestias en el adiestramiento correcto del cánido.

Otro día cualquiera, con el can en su esplendor, este mata una oveja. A raíz de esto el pastor decide matarlo.

La historia anterior no es trivial y dejo al lector la interpretación de esta.


Toda sociedad consta de una variedad de individuos distintos. Dentro de esta variedad existe un patrón alrededor del cual se establece la mayoría de los individuos. Las leyes que gobiernan estas sociedades pretenden proteger a estos individuos y por lo tanto también a la sociedad. Normalmente, estas leyes identifican y clasifican a los individuos indeseables para una sociedad (mediante conductas). En algunos “Estados” estos son apresados y matados.

Tratemos ahora el tema desde el punto de vista de este texto:

Desde un punto de vista natural el trato correcto para los reos consiste como en todos los sectores de obtener productividad de estos. La obtención de productividad solamente se puede obtener mediante trabajos, forzados o no, que eliminen el costo de mantenimiento. A este respecto existen una serie de problemas:

Por una parte tenemos que la realización de un trabajo de forma forzada requiere un control excesivo, por otra parte algunos trabajos ponen al preso en contacto con herramientas potencialmente peligrosas. Por todas estas razones el trabajo solamente es aplicable a algunos reclusos.

Otro extremo es la eliminación del recluso.


El punto vista natural democrático para la primera parte de la discusión natural coincide, en caso contrario el lastre sobre la sociedad de la población reclusa puede ser perjudicial; incluso puede afectar de forma perniciosa tirando de otros sectores. Un ejemplo:

La falta de recursos para penitenciarias (reflejado en leyes muy livianas), lleva a estos individuos a circular rápidamente entre la sociedad.

La segunda parte de la discusión gira en torno a la pena capital. Desde un punto de vista estrictamente natural democrático esta opción seria perfectamente válida. Sin embargo, este es una acción muy escabrosa, separemos para ello dos supuestos:

El primer caso sería aquel en el cual la culpabilidad del preso es irrefutable, no cabe posibilidad a la duda. En este supuesto y ante un comportamiento altamente agresivo podría plantearse la eliminación. La eliminación es una acción que afecta a la base misma de la condición moral de la sociedad pertinente por ello nunca puede darse una respuesta tajante a este hecho.

Otro caso radicalmente distinto se basa en la rebatibilidad de la acusación.

De nuevo la decisión radica solamente en el talante moral de la sociedad. Personalmente creo que en estos casos debe darse tiempo al reo para defenderse (avance de la ciencia, pruebas que surgen) y en caso de ser culpable redimirse.

Relación costo beneficio:

Simplificando el comportamiento de cualquier miembro de cualquier especie podemos concluir que la premisa básica por la que se guía en la toma de decisiones es la relación entre costo y beneficio. Quedan por lo tanto excluidos de esta definición las reacciones involuntarias como puede ser la generación de saliva.

Recordar que estas reacciones en su conjunto conforman una maquinaria que fomenta una relación costo-beneficio muy baja, no obstante no pueden considerarse como decisiones puesto que están determinadas. Es decir en la casi totalidad de individuos de la especie será una respuesta idéntica y a su vez la reiteración del estimulo provocará la misma reacción indefinidamente.

En individuos con fuerte componente psíquico como pueden ser los humanos, el seguimiento deja de ser empírico al guiarse el individuo por relaciones costo-beneficio morales.

Sería aconsejable que el lector se formase una opinión propia sobre la libertad, como guía pueden servirle los tratados filosóficos sobre este tema.


En la planificación de sociedades debe tenerse muy en cuenta la motivación anteriormente mencionada; puesto que en caso contrario las leyes serán inservibles. Una situación mal regulada puede ser la siguiente:

Un ciudadano, de cuello blanco, roba 20 millones de euros, los cuales han desaparecido, posteriormente sale a los tres años de la cárcel con la vida solucionada.

Un ciudadano con poco aprecio a la libertad decide vivir del cuento y atraca un banco. Es encarcelado y se siente como en casa.

Un delincuente de poca monta roba todo tipo de cosas de bajo valor porque no le pueden encarcelar.


Es muy importante por lo tanto mantener un estado de derecho en el cual la relación costo-beneficio, en este aspecto, esté en límites generalmente inadmisibles para los ciudadanos. Por lo tanto los castigos han de ser proporcionales.



La situación es especialmente grave cuando el individuo pertenece a la administración y por diversas razones se ve aislado del castigo penal.

Esta situación suele diluir los criterios de profesionalidad de los funcionarios y los sustituye por criterios de valoración personal. Es por lo tanto necesario que los funcionarios sean procesados por vía penal cuando incurran en prevaricación. Desgraciadamente es complicado establecer las obligaciones de un funcionario. Unos ejemplos:

Un inspector de sanidad, urbanismo o similares que conoce al propietario de un bar en malas condiciones. Este por amistad obvia su responsabilidad de cerrar dicho local. A consecuencia de esto y con la ayuda de la fatalidad mueren diez personas en un incendio.

¿ De quien es la culpa en democracia y por lo tanto parte de la solución al problema?

Del propietario por sostener esa situación, del funcionario por obviar sus obligaciones, del gobierno por no ejercer su obligación de control y organización, por último del elector por no saber elegir unos representantes eficaces.

Calidad de vida:

Desde un punto de vista natural la calidad de vida viene determinada por el tiempo y condiciones que un individuo emplea en cubrir sus necesidades primarias; las necesidades primarias son actividades o recursos sin los cuales la vida del individuo pierde en salud. Por su parte en las sociedades actuales no se emplea tiempo de forma directa sino que se trabaja por algo que permitirá cubrir esas necesidades primarias. Son por lo tanto necesidades primarias estar a una temperatura adecuada, comer y beber regularmente la variedad de alimentos necesaria, etc.

Esta calidad de vida es proporcional al aprecio de esta misma en la mayoría de los individuos. Es decir, a mayor calidad de vida en una sociedad mayor será el valor simbólico de la vida humana, y viceversa.

Desde un punto de vista democrático es importante que sus ciudadanos gocen de una calidad de vida aceptable, pues es esta una de las razones del sistema democrático.

Ejemplos:

Un individuo vive en una región cuya temperatura es estable en torno a los 20 ºC, dispone además de alimento abundante, en cuya recolección emplea 2 horas diarias. Dispone asimismo de tecnología suficiente para defenderse de las bestias y guarecerse en caso de inclemencias meteorológicas.

Otro individuo, vive en una región cuya temperatura oscila entre los –30 y 30 ºC, no dispone de alimento para la recolección ni terreno para cultivarlo; emplea por su parte 8 horas diarias en labores que le permitirán obtener este. Dispone de tecnologías, no propias, que podrían llegar a defenderle de las bestias y guarecerse en caso de inclemencias meteorológicas.

Se observa claramente que el primer caso goza de más calidad de vida que el segundo. No obstante, este factor no determina la supervivencia de uno u otro modelo. Es por su parte la organización liberada del segundo modelo la que permite mayor especialización y por lo tanto mayor poder bélico y exterminador.


En las sociedades actuales, en las cuales las actividades económicas han separado al hombre de sus labores primigenias, pueden desarrollarse en condiciones que deterioren claramente la calidad de vida. En este sentido cabe aclarar que todas aquellas actividades para las cuales el hombre no ha sido específicamente resuelto deterioran claramente la calidad de vida de un individuo. En este aspecto podemos citar como ejemplos:

-Cargar y trasladar pesos.

-Soportar ruidos intensos.

-Estar en posición erguida o sentado un tiempo prolongado.

-Mantener la concentración en un punto por tiempo prolongado.

-Variar los bioritmos naturales.

-Estar sometido a una presión continua.

-Etc.

Dentro de las sociedades debido a las tareas económicas que los individuos desarrollan, estas se pueden dividir en grupos.

En general, las clases obreras sufren una peor calidad de vida y va aumentando hasta las cotas superiores.

He de advertir lo obvio, los defensores a ultranza del sistema son los individuos instalados en las clases de mayor poder económico.


Por último, creo que comparando las sociedades actuales con las tribus de modelo arcaico, claramente se percibe que la calidad de vida es superior en estas últimas, comparándola esta con las clases más bajas de las sociedades actuales.

¿ Quiere decir esto que en vez de avanzar el bienestar individual, solamente ha avanzado el poder bélico (suma de las tecnologías) de las sociedades?

Posiblemente. Aunque actualmente debido a la misma estructura del sistema de libre mercado las motivaciones de avance tecnológico han dejado de ser bélicas en sentido estricto. Pasando a ser estas solamente agresivas con el competidor en el mercado. No obstante, aunque la motivación haya cambiado el resultado es el mismo:

El conocimiento del medio avalada su dominio”.

Hombre-Mujer.

Nuestra especie presenta dimorfismo sexual Peculiaridad que repercute de forma directa en el rendimiento realizado en ciertas tareas por uno u otro sexo (en general). Esta característica resulta imperceptible en labores no relacionadas con esfuerzo físico y demás rasgos masculinos; por lo tanto no debe establecerse distinción alguna entre los dos sexos. Salvo las especificas, claro está, como la baja por maternidad femenina, etc.

Por lo tanto, en la realización de tareas no debe distinguirse entre hombres y mujeres, sino entre aptos y no aptos. Son por lo tanto aberrantes las discriminaciones positivas que establecen paridad entre hombres y mujeres. Puesto que obviamente en estas configuraciones la motivación es una clara discriminación. Puesto que entre personas no hay distinción por lo tanto es impensable la paridad sexual salvo que se deba a la casualidad.

Defensa.

El correcto funcionamiento de la justicia defiende un Estado, no obstante existen sistemas exteriores donde no es aplicable.

Introducción, sobre la estrategia bélica:

Podemos considerar la estrategia bélica como uno de los arietes utilizados por todas nuestras generaciones anteriores para simplemente sobrevivir. Evidentemente con ello han muerto muchos otros seres humanos que no lograron sobrevivir por seguir una estrategia bélica equivocada. Si bien la ignorancia es el germen de la felicidad y el conocimiento lleva a la soberbia (según alguno) no es menos cierto que el ignorante está a merced directa del “cultivado”. Es decir , la existencia de un pueblo ignorante se debe a la tolerancia de uno “cultivado”.

El trabajo intelectual encumbra al individuo en un nuevo nivel, distinto del establecido por su propia constitución física. Puesto que el trabajo intelectual,debido al lenguaje, es acumulativo. Con ello el individuo adquiere poder al conocer y controlar el medio en su beneficio.


La estrategia bélica es una disciplina en la cual no existen expertos, solamente pueden existir historiadores. Debido principalmente a que en los conflictos bélicos el poder radica principalmente en la utilización inesperada de un elemento natural (por elemento natural se entiende toda sustancia natural, o armas derivadas de la combinación de estas; por ejemplo un coche, una pistola o un virus), como consecuencia directa solamente se conoce la estrategia cuando esta ha tenido éxito, por lo tanto cuando es pasado.

Los entresijos de esta técnica de supervivencia se basan en el conocimiento, no en el conocimiento puntual, sino en el conocimiento estructurado y relevante de un conjunto muy amplio de disciplinas. Por lo tanto, el prototipo ideal de estratega es una persona cultivada y con un conocimiento preciso de la estructura y funcionamiento del mundo.

Por ello estas personas deben ser personas inteligentes, las cuales pueden tener o no moral.

Por otra parte también debemos tener en cuenta que la formación o la utilización de los elementos naturales, puede ser inducida y no premeditada. Por ejemplo la utilización de un arma por un mono no le confiere a este la categoría de estratega, aunque este pueda ser puntualmente muy peligroso.


El ciudadano, primera línea de defensa:

Es preocupante observar que en algunas democracias el ciudadano no percibe, el estado democrático como algo inalienable. Y por lo tanto defendible sin límite de ningún tipo. Además la ciudadanía en su mayoría a su vez no utiliza su tiempo en defenderla porque considera que es algo inalterable. Esta situación es claramente el mayor de los males de una democracia puesto que si ni sus propios ciudadanos, beneficiarios de este sistema, velan por ella; el decrépito está cercano.

En otro orden de cosas el Estado debe prever la anulación de la jerarquía o soberanía el pueblo. Y tratar de dotar a la ciudadanía un método de defensa eficaz contra estas agresiones. Métodos para evaluar la capacidad de respuesta e implicación podrían aproximarse por actos de simulación voluntarios; la voluntariedad es un factor que segrega la intención real de la falsa.

Ejercito, defensa o maldición:

Dentro de los distintos sistemas de seguridad que un Estado posee el más importante y mejor armado es el ejercito. Lamentablemente este hecho unido a la falta de cultura democrática de los soldados así como una regulación muy dudosa han llevado a los estados a la hecatombe.

¿ Cómo evitar esto?

La erudición democrática de los soldados unido a una regulación estricta que delimite claramente las competencias jerárquicas podría reducir a una expresión mínima el riesgo de golpe de Estado. Si a todo ello añadimos mandos de tradición democrática intachable y un sistema de control civil, podemos decir que el ejercito es ya parte indispensable de todo Estado democrático.

Otro factor que regula naturalmente el poder de un ejercito es el pueblo aunque en grado menor, especialmente en aquellos países con tradición armamentística civil.

Su ausencia es claramente perjudicial pero su presencia en malas condiciones aun es peor.

Una democracia promulga valores de solidaridad, igualdad y libertad sin embargo toda democracia tiene unos limites territoriales.

Una democracia sana en ningún caso descuidará su defensa pues aunque los valores de éstas sean del todo cívicos, el resto de territorios no tienen por que tener dicho comportamiento. En aquellos casos donde las democracias son similares la ley natural ya se encarga de unirlas, puesto que se establece en éstas una complementariedad .


Respeto a la defensa de terceros desde un punto de vista natural no es viable, sin embargo moralmente (democráticamente) si es cuestionable.

En otro orden de cosas denotar el enorme potencial económico que presentan los sectores de armamento.

Incidir en el curioso comportamiento mostrado por las sociedades al tratar a los soldados como algo distinto de la sociedad civil.


Retomando la base del título, un ejercito es un factor determinante desde un punto de vista natural en la supervivencia de un Estado. Los antiguos soldados no fueron mas que una adaptación natural de los distintos pueblos a las constantes agresiones. Aquellos incapaces de adaptarse o pacíficos ya están extintos.

Desde un punto de vista democrático el estado no debe descuidar el ejercito pues es una adaptación necesaria. Sin embargo, a diferencia de las primeras civilizaciones los estados democráticos actuales dependen muy directamente de la economía. La economía incluye entre su amplitud la ciencia y la tecnología; las cuales a su vez constituyen el núcleo básico de un ejercito altamente eficiente.

Sintetizando, por ley natural y democrática el ejercito es necesario; tanto mejor cuanta más última tecnología secreta de todo tipo disponga.


Durante periodos entre misiones el ejercito está no operativo, esta situación puede suponer un perjuicio en la financiación al estado. No obstante, si el ejercito se dedica a realizar tareas alternativas a las suyas especificas, el estado logra reducir los costos de financiación. Pero disminuye a su vez la eficacia de los soldados al desplazar el tiempo de entrenamiento.

El éxito o fracaso de una civilización provendrá de la forma de conjugar los distintos elementos que intervienen según las necesidades reales de cada momento.

Conflictos bélicos:

Los intereses de toda sociedad avanzada siempre se constituyen dentro de la paz y el derecho.

La contrariedad surge cuando un tercer país vulnera los intereses generales de un país democrático de forma muy sutil, en estas condiciones los intereses individuales chocan directamente con los intereses generales; recordemos que una democracia es el poder del pueblo.

Otra situación completamente distinta emerge cuando el propio conflicto bélico lo genera el Estado democrático, subyugado este al poder de su gobierno y a las elites, corporaciones y grupos que a este defienden.

Por último podría producirse un conflicto como consecuencia de las necesidades del Estado, pero en la mayoría de los casos esto no es justificable puesto que siempre existen soluciones alternativas a la guerra.

Un cuarto caso de conflicto pero no denominable como guerra lo constituiría la eliminación de elites de gobierno no democrático.

Este caso no se puede considerar como guerra dado que el pueblo no es el objetivo del ataque, generalmente el pueblo “no apoya” a los dictadores, sin embargo es claramente un conflicto entre dos países.


Tratemos de prever la reacción de la sociedad:

En el primer, segundo y cuarto caso la población estará en contra si los medios de comunicación funcionan correctamente.

Por su parte el tercer caso no es determinable, pues la percepción del conflicto se interpreta individualmente.

Preguntémonos ahora, cuando estos conflictos pueden estar legitimados desde un punto de vista natural, para defender los intereses de un Estado democrático:

Considerando el primer caso, es muy discutible que el conflicto bélico sea una solución puesto que la diplomacia, sanciones y tratos con terceros pueden neutralizar la ofensa.

En el segundo caso, la guerra jamás estará justificada y el Estado correspondiente debería articular métodos de castigo para los integrantes de gobierno y las elites que los apoyan. El problema del control surge en la base de la estructura, pues los servicios de inteligencia dependen del gobierno y estos no pueden conocer las justificaciones últimas de una acción.

En el tercer caso casi siempre hay soluciones que puedan evitar el conflicto bélico.

Por ejemplo, en el caso del petróleo existen ya alternativas que apoyadas con recursos para investigación pueden perfectamente ser viables.

En caso de que este Estado no pudiera por ningún medio evitar el conflicto bélico y la carestía de recursos pongan en peligro su integridad, primero estaría justificado naturalmente y según el grado de la carestía moralmente.

El cuarto caso constituye el más complejo de los tres casos dado que Naciones Unidas atribuye legitimidad a Estados gobernados por dictadores. En este supuesto un país democrático puede tomar las siguientes posturas ante el dictador:

Ignorarle y beneficiarse de su presencia en el poder.

Derrocarle .

Entre estas dos posiciones existen diversos grados que utilizan normalmente una variedad de países.

Analizando la primera opción se percibe claramente que desde el punto de vista natural es la que más beneficio provoca a corto y medio plazo, sin embargo desde el punto de vista moral (ley democrática) es totalmente reprochable. En esta situación los Estados democráticos hacen primar el derecho al bienestar de sus ciudadanos por encima de los ciudadanos extranjeros.

Por otra parte tratar de derrocar un gobierno ilegitimo no es un asunto fácil, aunque moralmente es correcto. En este caso el coste para el Estado democrático siempre va ha superar el beneficio, resulta pues que desde un punto de vista natural no es viable a corto y medio plazo.

Terrorismo:

Esta parte no es un estudio de estrategia y lucha antiterrorista .

El terrorismo es un problema para todo Estado, democrático o no. Pero lejos de simplismos populacheros debemos clasificarlo según su procedencia y modo operativo, promoviendo esta especialización una respuesta más eficiente. Debemos por lo tanto conocer su estructura, motivaciones, procedimientos y otros factores accesorios para plantear una respuesta eficiente y eficaz. Un ejemplo de clasificación y estructura simple:


Modo operativo:

Selectivo:

Magnicidio.

Eliminación de representaciones del Estado.

Masivo.

Modo de organización:

Jerárquica.

Horizontal.

Procedencia:

Interno.

Externo.

Destino:

Estado democrático.

Estado no democrático.

Tipo:

Organizado.

No organizado.

Finalidad:

Presión.

Eliminación.

Motivo:

Situación que afecta a la dignidad humana.

Situación que no afecta a la dignidad humana.


Además necesita una base en caso de ser organizado:

Financiación.

Militantes.

Medio afín:

Captación de fondos:

Infraestructura recaudadora o extorsionadora .

Infraestructura beneficiada por la acción terrorista.

Infraestructuras de apoyo.

Base social no militante, pero sí informadores.

Captación de militantes:

Sistema “educativo”.

Medios de información y base social.

Infraestructura:

Adiestramiento:

Lugar.

Conocimientos.

Material:

Almacén.

Proveedor.

Información:

Recopiladores.

Infiltraciones.


Recopilemos los puntos débiles por eficacia a largo plazo:

La educación

La información de los medios.

La base social

Captación de fondos.

Información.

Militantes.

Adiestramiento.

Material.

Recopilemos los puntos débiles por eficacia a corto plazo:

Información.

Material.

Militantes.

Captación de fondos.

Adiestramiento.

Información de los medios

Base social.

Educación.

En esta ordenación por eficacia se debe tener en cuenta todo. Por ejemplo, si cortamos un canal de información a corto plazo puede ser una traba, sin embargo a largo plazo la organización encontrará siempre una vía alternativa. Siendo por lo tanto esta solución poco eficaz a largo plazo. Otro ejemplo, la educación constituye una de las principales guías del comportamiento humano. Por ello a corto plazo es ineficaz, puesto que las personas adultas ya están educadas y estas a su vez pueden coartar la libre educación de sus descendientes. Pero a largo plazo es la más eficiente de todas, puesto que un grupo terrorista es impensable sin militantes y una base social que lo apoye.


Empecemos ahora con el desglose de la clasificación:

Motivo:

Si el terrorismo afecta a la dignidad humana posiblemente la organización esté buscando la reintegración de esta. Por el contrario, si los individuos gozan de pleno derecho no estamos hablando de una organización terrorista propiamente dicha sino mas bien de una organización criminal. Por consiguiente el dialogo y el pacto pueden ser una solución en el primer caso, por su parte en el segundo posiblemente solo se esté en proceso de reorganización estratégica, es por lo tanto inútil.

Modo operativo:

Si el modo operativo es selectivo indica un objetivo claro, tratar de desestabilizar la estructura del Estado. Por otra parte se suele evitar la eliminación masiva por retraer la base social del medio afín.

Si la eliminación es masiva, se trata de un método de presión que busca el daño primordialmente en el conjunto del Estado.

Procedencia:

Interna, en este caso el Estado tiene plena potestad, debe por lo tanto poner a funcionar sus servicios de inteligencia y estratégicos, y utilizar estos para trazar y eliminar la estructura de esta organización.

Externa. Cabría preguntarse por que se produce esta agresión, si la causa es por una aptitud no democrática debe abandonarse esa aptitud.

En caso de que produzca agresión sin motivo aparente se debe intentar la eliminación de las infraestructuras exteriores e interiores. Si no es posible por estar apoyadas por un Estado, debe plantearse la eliminación del mando enemigo. Si no es posible se debe recurrir a la comunidad internacional. Por último si la comunidad internacional no responde se debe recurrir a la agresión bélica.

Destino:

Si no es contra una democracia y suele ser selectivo no se le debe dar excesiva importancia, pero tampoco se debe engordar la infraestructura.

Si es contra un estado democrático depende del motivo para la persecución o neutralidad. De todas formas este tipo de organizaciones siempre se deben tener vigiladas.

Tipo:

Organizado, este tipo de terrorismo es previsible si se articulan los métodos de seguimiento correctos.

No organizado. Este tipo de terrorismo es imprevisible y por lo tanto no cabe mas precaución que las habituales. Debemos darnos cuenta, cualquier persona con ciertos conocimientos puede planear y ejecutar un atentado terrorista con consecuencias desastrosas, afortunadamente este tipo de terrorismo no suele aportar ningún tipo de beneficio y no hay predisposición por parte de la población. La capacidad de estos atentados será tan grande como desarrollo tecnológico exista en ese momento.


Los métodos de estudio en estrategia y lucha antiterrorista deberían ser similares, pero evidentemente estudiando las consecuencias en todo su detalle; no superficialmente como en el ejemplo. Y disponiendo de información con detalle de la estructura y clasificación de cada grupo terrorista.


Posteriormente a exponer este ejemplo y posibles soluciones a este, veamos como afecta al tema del libro.

En la naturaleza, que yo sepa, no existe nada parecido. Ningún organismo utiliza como razón única el cuerpo (adaptaciones, tecnología) de otro para provocarle daño únicamente, salvo el hombre. Por consiguiente en este caso, la defensa no es una estrategia eficaz. Puesto que es imposible controlar todo lo que sucede en un Estado, dejando inservible la ya estructuralmente ineficaz defensa.

No hay mejor defensa que un buen ataque “

Recordando la cita exponer que el ataque, si es dirigido por alguien inteligente, siempre está en el proceso evolutivo de las tecnologías bélicas por delante de la defensa; está como respuesta a la defensa. Concluimos por lo tanto que el atacante es el más adaptado y tiene mejores perspectivas de supervivencia. Aclarar en este punto que algunas tecnologías tradicionalmente de defensa son realmente tecnologías de ataque, por ejemplo la respuesta de aceite ardiendo y piedras al ariete. No obstante, cuando el enemigo a estos genera una tecnología para evitar estos problemas pasa a ser una tecnología de defensa.


El terrorismo es por tanto una adaptación exclusiva del hombre. El cual no es una aberración sino un arma desde un punto de vista natural.

Desde el punto de vista democrático, ya he dejado clara mi postura con anterioridad:

El terrorismo es justificable exclusivamente para la defensa de la vida propia y el desarrollo de esta en dignidad.

Cualquier Estado que coarte este impulso no es digno de pertenecer a las sociedades de las libertades y derechos fundamentales. Pues coarta con ello la expresión misma del ser humano.


Concluyo finalmente advirtiendo que la “defensa” correcta del terrorismo y de tantas otras lacras pasa necesariamente por los estrategas bélicos. Pero estos no deben ser estrategas de libro (historiadores) sino estrategas del mundo, es por lo tanto necesaria una ardua y difícil búsqueda de estas escasas personas.

Asimismo el aumento de la trazabilidad dentro de un sistema democrático implica evidentemente un mayor control sobre estas actividades. No obstante esta trazabilidad se opone en cierta forma a la libertad individual. Por ello es muy importante encontrar métodos que puedan conjugar eficientemente las dos facetas.

Manifestar inequívocamente que los grupos terroristas y delincuentes en general siguen un comportamiento parasitario. Por lo tanto son incapaces de producir una “parte física” capaz de producir daños importantes sin el apoyo productivo de la sociedad parasitada . Por lo tanto es menester aumentar la trazabilidad de los elementos susceptibles de uso armamentístico; por ejemplo el ácido nítrico o el nitrato de amonio. En particular la combinación de firma matemática y control policial exhaustivo puede proporcional un medio seguro para la difusión de este tipo de sustancias u objetos.

Seguridad y defensa personal:

La base social que hace consistente la existencia de una democracia se basa en el consenso no escrito de no agresión personal entre los individuos.

Es decir, los ciudadanos consideran que la posibilidad de agresión es remota, por ello no toman medidas directas de defensa.

En situaciones en las cuales la condición anterior no se cumple se pueden tomar varias posiciones; entre ellas:

Armarse:

Esta decisión genera una coyuntura en el Estado que según su grado puede llegar a mostrar un Estado como un campo de batalla.

No armarse:

Esta decisión no genera coyuntura general, sino mas bien, cataliza otras conductas.

Huir:

Este tipo de decisión suele “vaciar” el país de personal apto.


Recordemos la ley natural “ solamente sobreviven los más aptos”. Por lo tanto, desde un punto de vista natural la lucha dentro de la especie no constituiría nada peculiar si las condiciones naturales no cambiaran. Es decir, la lucha de la especie dentro de un sistema físico no natural no corresponde con una selección correcta.

Desde un punto de vista natural democrático o simplemente democrático las conductas de defensa personal deben restringirse al máximo. O sea ningún Estado democrático real puede tener unos índices de criminalidad elevados.


Desde un punto de vista ideológico, denotar que ningún Estado democrático que niegue la defensa personal a través del medio público podrá ser un Estado democrático propiamente dicho. Asimismo, el derecho a la defensa personal por los medios que sean oportunos constituye uno de los derechos inalienables del ser humano.

Además, la defensa incumbe muchas características del individuo, por lo tanto se orientará la vida según sea las perspectivas de defensa. Como consecuencia podemos obtener luchas al estilo tribal, entre otras. Con una aniquilación total de la idea de Estado.


En el mismo orden de cosas pero con distinto envoltorio se encuentran las agresiones no físicas. Estos tipos de agresiones son de difícil cuantificación y concreción, no obstante si se pueden identificar. Podemos distinguir entre los diversos tipos los siguientes:

Agresiones al bienestar social. En este supuesto se encuadran las luchas entre entes económicos, la búsqueda de pareja, la hegemonía de grupo, etc.

Agresiones a la salud personal de forma indirecta. En este supuesto podemos citar la agresión con agentes químicos, como el tabaco. Toxinas incluidas en los alimentos, etc.

La solución a estos problemas menores no debe ser trivial en democracia y debe pasar necesariamente por los tribunales en aquellos casos en los cuales la agresión sea directa, es decir en caso del segundo supuesto.

En el supuesto de que el sistema judicial fuera inoperante para estas “trivialidades” el individuo agredido se ve condenado a tres opciones:

Ser agredido.

Distanciarse del agresor.

Utilizar la violencia.

La primera opción es inaceptable para aquellas personal que gusten de honor y dignidad, ciudadanos. La segunda opción cede “terreno” al agresor por lo tanto tiene cierto perjuicio para el agredido.

Por último la solución más decisiva de todas es la agresión física, donde la ley natural decide el resultado. Recordemos que este es un supuesto de defensa personal, el cual normalmente está condicionado por los resultados de la primera y segunda opción.


Por lo tanto apreciamos que la justicia constituye desde todos los puntos de vista un freno a la agresividad, tanto de defensa como de ataque. Por consiguiente, el funcionamiento de esta debe estar optimizado al máximo en un estado democrático. Con el fin de atenuar todo tipo de violencias, sea cual sea su grado.

Puesto que una falta de protección por parte del Estado de derecho en nimiedades, puede provocar y de hecho provoca un aumento del grado del delito.

Por ejemplo, la reiteración de una provocación entre dos personas terminará claramente en un conflicto agresivo. Sin embargo si al individuo provocado se le proporcional cobertura policial y jurídica suficiente como para mostrar al provocador que la relación costo-beneficio de su acción es inaceptable. El conflicto cesará reforzando intrínsecamente la idea de Estado.


*////////////////////////Conflicto preventivo:

¿Que es un conflicto preventivo?

Voy a agredir a ese porque tienen pinta de que me va ha agredir, y a aquel también, y por que no , aquel otro también, y ...

En un Estado democrático aunque sea desalmado solamente podremos juzgar hechos consumados. En el caso de que se pretenda juzgar un acto que no se ha cometido simplemente estaremos vulnerando los derechos naturales de las personas.

Por lo tanto, la agresión para justificar una posible defensa propia queda fuera de todo orden en un Estado democrático.

No obstante, como es evidente, sí es lógico actuar contra los prolegómenos de una acción, por denotar estos una intención. En este punto es difícil distinguir entre las intenciones reales:

Una mujer compra un arma para supuestamente matar a su marido.

Un grupo compra un lanzamisiles para supuestamente atentar.

Entre la intención y la acción siempre hay un trecho. En este camino los argumentos son internos al propio futuro posible delincuente, por lo tanto no podremos diferenciar correctamente los dos sucesos.

Puntos neurálgicos débiles de un sistema social democrático.

Desde un punto de vista funcional la centralización constituye una estrategia que reduce costos, aumenta el control y previsión de un sistema. Esta centralización se produce en campos tan dispares como la administración, la economía y subsistemas de estos como el sector energético y de recursos esenciales.

La globalización de los mercados constituye un elemento dinamizador. A su vez la globalización de los sistemas energéticos y la concentración de los puntos generadores disminuyen los costos y permiten una regulación más precisa.

Sin embargo, todos los beneficios anteriormente mencionados están contrapuestos a una defensa colectiva eficaz.

Puesto que la eliminación de estos puntos neurálgicos conlleva en las sociedades actuales un grave receso en el sistema económico y por extensión en todos los sistemas que conforman una sociedad.

Constituyen partes neurálgicas de las sociedades modernas y por lo tanto los principales puntos débiles de una sociedad moderna:

Los sistemas de comunicaciones.

Los sistemas de generación eléctrica, reparto de gas, gasolina y demás derivados energéticos.

La plantas de bombeo y almacenamiento de aguas.

Infraestructuras de transporte.

Observamos pues que los beneficios de la concentración de los servicios y por lo tanto de personas resultan muy beneficiosos desde un punto de vista económico pero resultan totalmente vulnerables a ataques modernos.

Percibir que la defensa más habitual y eficaz en la antigüedad era la concentración amurallada.

Basados en la eliminación de infraestructuras, hundiendo las sociedades en la oscuridad.

En las estrategias de ataque bélico actuales es un paso previo para garantizar una prevalencia tecnológica. No obstante, en conflictos no bélicos puede ser un ataque deliberado para que el país se derrumbe por su propio peso.

La solución a esta debilidad podría eliminarse con la adopción de métodos de auto-abastecimiento energético. Sin embargo, los costes de montaje de estos elementos superan ampliamente los tradicionales. Consiguiendo esta circunstancia una ralentización de la economía muy importante. Por ello es necesaria una fuerte investigación en este sector para reducir los costos de montaje, mantenimiento y aumentar la potencia media útil de estos.

En referencia al sistema de comunicaciones podrían adoptarse métodos multinodo, no obstante nunca se podrá eliminar la dependencia de hardware necesario de comunicaciones, como son los satélites los cuales soportan un elevado número de tareas. Entre ellas el sistema de posicionamiento bélico GPS. En este aspecto estos sistemas de comunicaciones pasarán a ser especialmente vulnerables a las nuevas armas de asedio, como pueden ser el láser de alta potencia, misiles con capacidad de abandonar la atmósfera y generadores de pulsos electromagnéticos de alta intensidad.

Por su parte el reparto de agua puede fraccionarse en pequeños sectores que elevarán el costo de instalación pero reducen la dependencia puntual. Limitando de esta forma las contaminaciones con productos químicos nocivos o con lo que es peor con microorganismos modificados genéticamente.

A todos estos problemas podemos añadir los propios del sistema, es decir, si estamos hablando de un sistema democrático tendremos corrupción, negligencia y conductas similares, sin olvidarnos de los ataques a la economía y administración entre otros.

Acumulación:

La acumulación permite y ha permitido un desarrollo fulgurante de las sociedades modernas no obstante constituye desde un punto de vista defensivos un punto muy vulnerable. Son por lo tanto desde un punta de vista defensivo no deseables las siguientes situaciones:

-Aglomeraciones importantes de personas:

Transporte público, estadios deportivos, manifestaciones, edificios con gran número de viviendas u oficinas, etc.

-Aglomeraciones importantes de sistemas energéticos.

-Acumulación de los puntos de control de un sistema o red. Especialmente si tienen posibilidad de acceso exterior.

-Imposibilidad de diferenciar el agresor del neutral en tiempo suficiente que permita diferenciarlos, por ejemplo no deben hacerse edificios que especial relevancia cerca de un área muy poblada. Es preferible dejar un margen espacial que permita la identificación.


En el primer punto al haber una importante aglomeración de personas el agresor consigue con poco esfuerzo un amplio espectro destructivo. Por ejemplo en una manifestación aunque son examinables las alcantarillas, las farolas, los coches, los edificios anexos, etc, siempre podremos encontrar un punto débil. En este caso se puede citar:

La introducción de una arma por el agresor. Las armas pueden ser modulables al suceso por lo tanto en algunos casos pueden resultar mucho más peligrosas las armas biológicas que las convencionales. Por ejemplo utilización de las fuentes o la marea humana para esparcir un agente biológico muy nocivo.

Utilización propia del sistema, de las más ingeniosas. Por ejemplo una simple estampida provocada por “nada” puede ser muy dañina. También en este punto se encuentran la eliminación del soporte físico que sustenta la vida del la persona. Eliminación de un puente, descarrilado de un tren, provocar una riada, generar un incendio, utilizar como arma un elemento cotidiano por ejemplo (hidrógeno comprimido, nitrato amónico, código informático, un transporte).

Etc.

En el último paso podemos citar la colocación de un perro bomba, papelera bomba, farola bomba, coche bomba delante de la sede.


Si bien no son evitables del todo, todos y cada uno de estos sucesos pueden ser atenuados de forma importante con sus respectivos controles especificos . Es en este punto don de cobran importancia los estrategas bélicos. Puesto que son estos los encargados de dilucidar todo aquello, que según las condiciones, puede ser utilizado como arma (solo o combinado). Trazando entonces junto con expertos una estrategia eficaz de ataque (defensa).

Integridad territorial:

Todo Estado está formado sobre un territorio.

Normalmente este territorio ha sido delimitado en épocas pasadas y en el se cumplen ciertas condiciones de similitud entre sus ciudadanos. Inculcadas estas por hecho continuo de poder, el cual fuerza a la población a una homogeneización.

Ahora bien, en un sistema democrático estricto todo los aspectos del Estado son modificables por el pueblo, incluso el propio territorio del Estado.

En este aspecto existen pues dos partes legitimadas para decidir la integridad territorial del Estado. Por una parte se encuentra los secesionistas y los no secesionistas.

¿A que se debe la legitimidad simultanea de las dos partes? . Por una parte los secesionistas deben su legitimidad a un emanar directo, pues toda sociedad está legitimada para decidir sobre su futuro. En la otra parte tenemos los no secesionistas que deben su legitimidad a un derecho histórico que emana de la convivencia y por lo tanto del compartir, por ello poseen estos también legitimidad para decidir si es aceptable o inaceptable esta separación.


Siguiendo las tesis de los secesionistas cualquier sociedad puede constituirse como Estado, por lo tanto a partir de una secesión están legitimadas de hecho “n“ secesiones. Por ejemplo:

Secesión de Galicia del Estado español, pero Lugo no está conforme en esta configuración y se secesiona, asimismo el ayuntamiento Delquintopino también quiere separarse y por último un ciudadano pasa del ayuntamiento y establece el estado libre de Pepelandia .

Lo cual lleva evidentemente a la aniquilación del Estado.

Por otra parte no es totalmente democrático que los Estados se vean forzados a mantener la estructura originada en los regímenes autoritarios.

En la otra parte se encuentran los no secesionistas, estos pretenden una homogeneidad forzada, la cual no es compatible con el Estado de derecho.

Por lo tanto la solución se encuentra evidentemente en un punto situado entre estas dos posturas, la cual acomode a la mayoría de las dos sociedades en una situación admisible.


Por otra parte a título personal considero que por encima de los pueblos, sociedades y todo ello está la humanidad, por lo tanto no hay más Estado que el engendrado por la administración correcta de esta característica. Toda propuesta que se oponga a esta globalización de los derechos fundamentales no será otra cosa que un retroceso importante en los avances del conocimiento, relegando de esta forma las sociedades a etapas oscuras de nuestro pasado.


Justicia.

Cuando en un sistema, sea cual sea su naturaleza, se crean una serie de circunstancias donde la ley natural no ejerce su designio se establecen entonces ciertas condiciones (leyes) como necesidad.

Asimismo, en una sociedad democrática se promulgan unas reglas que establecen hasta donde la competencia entre los individuos puede llegar.

Pero debemos darnos cuenta de que entre éste maremagno de leyes, de nuevo los más adaptados tienen más oportunidades.


En un principio, toda democracia de fuerza tiene en su más alto rango de poder el pueblo, quien ha conquistado dicho sistema. Con el paso de los años se establecen en éstas nuevas sociedades las competencias naturales que de nuevo forman elites. Éstas elites mediante diversas técnicas de poder se alzan en el gobierno del Estado, tanto directa como indirectamente. Evidentemente, las reglas de juego que éstas gentes establezcan les beneficiarán. Con lo cual el sistema va degenerando hasta que la situación es insostenible desde el punto de vista político y se plantean nuevos sistemas de Estado.

Pero no debemos olvidar en ningún momento que los reformistas también tienen intereses y con éste hecho el ciclo comienza de nuevo.

Ante todo lo anterior las constituciones tienen un papel fundamental, puesto que si su regulación es extremadamente débil llevarán al caos político y si es demasiado rígida llevará a un estancamiento político con sus respectivas consecuencias económicas.

Constituyen dentro de éste marco, leyes de especial interés, las leyes sobre partidos políticos y electorales. En aquellos casos en los que se beneficia a los partidos político mayoritarios se llega irremisiblemente a una endogámica que conlleva dejadez y corrupción. Por otra parte en aquellos Estados donde hay un voto disperso puede dar el gobierno a grupos fuertemente asociativos (grupos de ley natural) que dañan evidentemente la estructura democrática.


La justicia en los sistemas naturales no existe propiamente dicha. Sí pueden existir sistemas cooperativos que se regulan por instintos primarios.

La justicia, es un elemento exclusivo de las sociedades humanas. Las leyes de un país reflejan su talante, idiosincrasia y humanidad.

La justicia supone un factor limitador de la agresividad natural de los individuos. Las razones básicas para el respeto al imperio de la ley:

Evaluación costo-beneficio negativo, se sopesan la acción y la consecuencia.

Condiciones éticas del individuo, inducidas por un instinto natural.

Podemos resumir que en la mayoría de los casos no se producen delitos por las posibles represalias sino más bien por condiciones morales de los individuos. Cuando un individuo carece de estas condiciones morales su propensión al delito depende en gran medida de su percepción sobre su posible captura


Considerando el factor humano de un imperio de la ley, es de suma importancia que el derecho natural y en general las leyes no se alejen de lo que seria en una sociedad natural considerable como correcto (justo). Puesto que en una sociedad comunitaria la estructura menos belicosa y por lo tanto más apta es la estructura más justa. Recuerde el lector que una sociedad está constituida por varias bases, la justicia se constituye como un "subsistema" dentro de la parte psíquica de la sociedad.

Proporcionalidad:

- Midiendo la justicia-

La proporcionalidad como conducta es una parte indispensable de un Estado de derecho. No obstante, la graduación por parte de la ley de esta suele ser escasa. Quizás tratando de evitar una formulación poco estética desde un punto de vista jurídico. Sin embargo, es sumamente importante proporcionar la falta o delito con la multa o pena a la que va ha ser sometido el individuo.

Existe un límite superior a este respecto que es la cadena perpetua o la ejecución, por lo tanto a partir de este tope no es proporcionable el delito con la pena.

En el resto de delitos, que no responden a la premisa anterior, son por lo tanto proporcionables. Por consiguiente, es necesario introducir la proporcionalidad a este respecto en las leyes pertinentes; aunque pueda resultar poco formal.

Evidentemente la herramienta que nos permite una proporcionalidad real es el cálculo matemático. Por ejemplo:

- Si llamamos “x” a la cantidad de delito e “y” es la pena en años que debe cumplir el reo; con y = x / 2000

Caso 1000€ -> 6 meses.

Caso 2.000.000€ -> 2.000 años (cadena perpetua).

Evidentemente este ejemplo no contempla todos los parámetros de proporcionalidad exigibles, citar que no contempla la devolución parcial de lo sustraído, condiciones del robo, etc.

Actualmente las leyes contemplan topes máximos para cada tipo de delito. A título personal considero equivocados estos baremos dado que impiden la proporcionalidad antes comentada.

La situación anterior puede inculcar conductas delictivas por acumulación, es decir al delincuente una vez a superado un tope no le importa incrementar la “cantidad del delito”.


La “cantidad de delito” o la reiteración constituyen sucesos que deben provocar en pos de la proporcionalidad una modificación de la pena.

En sentido general la proporcionalidad es directamente dependiente del daño que se ha efectuado en la sociedad, recordemos, debe ser delito aquello que perjudique la sociedad o alguno de sus individuos (excluyendo la competencia económica) distinto del ejecutor.

Es decir, la pena impuesta debe ser proporcional al daño que se ha causado en la sociedad. Lamentablemente estos baremos carecen en la mayoría de los casos de criterios objetivos de medida, por lo tanto no será posible un tratamiento lógico y cierto del delito.

Por ejemplo:

Matar y comerciar con una especie en peligro de extinción y robar 2 millones de euros. En este caso son comparables las penas, puesto que las dos son atribuibles en euros de indemnización y años de cárcel. Sin embargo, el hecho que motiva la pena no es objetivo; puesto que no somos capaces de asignar una cifra, relativa al daño en la sociedad, a ninguno de los delitos anteriores.

Queda por lo tanto a voluntad del legislador la interpretación del daño que estos hechos provocan en la sociedad.

Es por lo tanto este un punto continuo de conflicto puesto que se atribuye un talante ideológico al hecho de la aplicación de la justicia. Por lo tanto la justicia en democracia no será nunca la justicia natural de una sociedad, aunque puede y debería aproximarse.

Leyes escritas, soporte del Estado de derecho:

Uno de los pequeños pilares que sustenta la democracia es la escritura. Con este potente instrumento los Estados pueden plasmar leyes, las cuales no dependen de la boca que las dicta. Estas leyes pasan a depender del poder judicial para su interpretación, no obstante la interpretación de estas nunca se puede alejar de lo explicado por el lenguaje.

Constituyen pues las leyes un elemento vital de un Estado de derecho, por consiguiente democrático. Por lo tanto, es necesario cuidar con esmero la creación, difusión y aplicación de estas.


En otro orden de cosas ninguna ley podrá ser ley máxima, ley padre, o superley sin el visto bueno directo del pueblo. Es este un factor muy importante, puesto este simple texto sustenta todos los derechos y deberes de la ciudadanía de un Estado. Y ningún gobernante está legitimado a dictar a un pueblo cuales han de ser estos.

Por ejemplo:

No son válidas la reforma, aprobación de la constitución sin referendo . Igualmente tampoco son válida todas las leyes que modifiquen sustancialmente el concepto de Estado sin aprobación.

El lenguaje de las leyes:

En la teoría cualquier persona puede en una democracia ascender a cualquiera de los poderes encargados de la creación de las leyes.

La situación anteriormente mencionada es claramente beneficiosa en democracia, no obstante acarrea ciertos problemas en la creación de leyes. El problema surge del modelo unidisciplinar de la política, es decir los políticos en general solamente conocen una rama de conocimiento, que es precisamente la que están desarrollando (ascenso y mantenimiento en el poder), a esta disciplina suelen unirse otras de placebo (generalmente abogado).


Suponiendo que los ciudadanos que desempeñan una labor temporal de político tienen ideología, surgen en el proceso de creación de leyes los siguientes problemas:

Falta de concreción en la idea.

Falta de concreción y plasmado de la idea.

Lenguaje incorrecto o ambiguo.

Ley poco concreta y sin previsión correcta de casos posibles.

Incompatibilidades con otras leyes.

Delegación en la creación de las leyes.


Retomemos ahora el título del apartado, el lenguaje de las leyes. En muchas leyes podemos claramente distinguir el talante de la cámara que las aprobó solamente con leerla.

Mi prototipo de ley adecuada es aquella en la el lenguaje es fácil de entender para la mayoría de los ciudadanos sin descuidar en ningún momento la claridad y encaje con el contexto en la que va ha ser aplicada.

El grado democrático de un Estado suele mostrarse en las cosas simples. Una de ellas son las leyes, tanto municipales, nacionales, estatales o federales. Donde el lenguaje y articulación de estas constituye una definición perfecta de la idea de Estado que los gobernantes pretenden. Constituyen ejemplos de Estados de democratización media aquellos en los cuales el lenguaje de las leyes resulta inaccesible a los ciudadanos que han superado los estudios obligatorios, así como en los cuales se debe pagar por acceder al contenido legislativo completo de un Estado.

Las leyes y los ciudadanos constituyen algo parecido a un ciego y su perro lazarillo. Lamentablemente un ciego difícilmente es capaz de moverse con soltura por la calle, igualmente un ciudadano normal sin la ayuda de un abogado en reclamaciones de tipo jurídico.

La situación se plantea grotesca pues en ningún caso un ciego puede percibir un hilo colgante a la altura de su cabeza, igualmente un ciudadano se muestra perdido en el maremagno de leyes amenazando esta situación su correcto desarrollo personal democrático.


Otro aspecto notable de la creación de las leyes es la poca concreción de situaciones y a veces su excesiva concreción de casos. Es decir, la creación de la ley es impulsada por un fenómeno concreto y no por la regulación de un fenómeno general.

También debemos considerar la deficiencia que introduce en la creación de leyes el lenguaje en si de la propia ley. El cual puede ser ambiguo, provocando una situación crítica en el sistema judicial. Dejando este pequeño suceso una gran puerta a males mayores. Todos ellos auspiciados por una interpretación interesada de los términos, expresiones y descripciones de difícil concreción.

Leyes contraproducentes:

La articulación de leyes pretende una regulación y ordenamiento de un Estado, no obstante existen leyes que generan un efecto totalmente distinto. Al impulsar estas ciertos procesos naturales en el seno de un Estado.

La forma de afrontar estos efectos depende en gran medida del talante ideológico del interprete. Considerando en algunos casos que es preferible la calidad moral que aporta una ley a los efectos reales de esta.

Un ejemplo de estos efectos lo constituyen las leyes que regulan la posesión y tráfico de estupefacientes y drogas en general. La prohibición, por ejemplo del alcohol, implica la creación de mafias y deseos que consiguen distanciar enormemente la voluntad popular de la realidad normativa.

En este ejemplo la ley pretende una salubridad para la población y consigue todo lo contrario al crear un entramado de delincuencia, marginalidad y recelo democrático. Otro ejemplo, el límite de velocidad en autopista, donde normalmente la mayoría supera esta velocidad. Sin embargo, las autoridades gubernamentales obvian este suceso.

Es por lo tanto necesario observar la coyuntura que provoca una ley en un determinado sector y adecuarla a la realidad. No se pueden mantener leyes que generen efectos en la sociedad distintos a la regulación que la ley contiene, por muy “moralmente” que este justificada.


Los razonamientos anteriores corresponden a un punto de vista natural democrático. El punto de vista natural está implícito en el anterior y el democrático tiene multitud de interpretaciones.


La motivación principal de infringir la ley tiene su base en una de las esencias de la vida, la elección. En la elección el individuo sopesa y valora las diferentes probabilidades de su elección, proporcionando esta a los intereses individuales.

La ley, por lo tanto, solamente pasa a ser un condicionante más de la elección.

Por ejemplo:

Cuando se circula por autovía con condiciones de la vía favorables y la estabilidad de los coches actuales el individuo asume riesgos aumentando la velocidad. El riesgo de accidente y muerte es mayor cuanto mayor es la velocidad. El individuo asume y acepta este aumento en la probabilidad de su muerte, según elección personal. Por ello, en este caso la probabilidad de aplicación de la ley supone mucho menos que la aplicación de la probabilidad de su propia muerte, es por lo tanto una ley inservible. Pues el individuo ya ha aceptado un castigo muy superior en su escala personal de preferencias.


Igualmente cuando un albañil sube a un andamio, sabe a ciencia cierta que está aumentando su probabilidad de muerte por accidente, sube a pesar de todo. Un camionero sigue en su trabajo aunque sabe que su probabilidad de muerte aumenta considerablemente.

¿La vida no tiene precio? No lo creo.


Otro aspecto no tolerable del ordenamiento jurídico se genera cuando la ley inculca un comportamiento no natural. Es decir, la ley coarta la actuación en libertad naturalmente legítima del individuo, asfixiando el ordenamiento jurídico las posibles alternativas a su objetivo. En este caso el individuo se ve claramente forzado a infringir la ley. Por ejemplo:

El castigo a los usuarios de servicios profesionales de sexo, en este caso el individuo posee una necesidad natural cuyas alternativas son:

Convencer al genero opuesto, o mismo género según preferencias, para satisfacer sus objetivos.

La masturbación y otras prácticas no estándar.

Si la primera opción resulta inaccesible por cualquier razón y la segunda no resulta apetecible, el individuo se queda sin posible elección.

Sabiamente, el sexo opuesto, o mismo, ha percibido esta situación desde los albores de los tiempos y se generó una actividad basada en el sexo por recursos. Dando otra alternativa natural a las dos anteriores, la cual elimina la ley. Por lo tanto el usuario se ve claramente impulsado a infringir esta ley.


La razón de esta prohibición está en la idiosincrasia de cada Estado. Pero por su parte, claro está que si las dos partes actúan en libertad la transacción comercial es naturalmente lícita.

******Publicidad de los textos legales de obligado cumplimiento:

La publicación de los textos legales de obligado cumplimiento suele tener un canal particular, por ejemplo:

BOE, DOGA, BOP, etc.

Existe una diversidad enorme de canales de divulgación de textos de obligado cumplimiento y el seguimiento de ellos se hace imposible para una persona normal, ciudadano corriente. Esta situación arrastra claramente a la ciudadanía a un estado de indefensión permanente, por ir estos por detrás de la acción, al necesitar la asistencia de un letrado. Igualmente esta necesidad de asistencia de letrado duplica los efectos de la indefensión al tener estos servicios un gravamen económico, sufragado en casos de necesidad por el Estado.


Si un ciudadano pretende seguir la realidad normativa de su país, comunidad o ayuntamiento se plantea de nuevo una situación de impotencia. Las razones de esta impotencia derivan de las raíces más profundas de la economía de mercado, la cual deja un tiempo muy escaso para el seguimiento de otras actividades que no sean más que disfrutar y descansar.

El esfuerzo reiterado que supone la suscripción y lectura de los distintos boletines aplicables a un ciudadano concreto o en su defecto el desplazamiento reiterado a un lugar que disponga de una colección de estos boletines lleva a abandonar el control al ejecutivo y demás órganos con potestad para difundir textos de obligado cumplimiento. Esta situación es una de las más graves y despechadas que se plantean en las democracias modernas. Dado que quiebra la intención y derecho inherente del ciudadano normal del seguimiento y control de su Estado.


Las constituciones suelen hacer referencia a la publicidad de las normas. Es por su parte natural que un texto que no se publique en un boletín no sea texto de obligado cumplimiento.

No obstante, la tecnología avanza y se vislumbra como derecho fundamental el sencillo acceso a la información. Aunque actualmente la difusión a través de tecnologías de la información de textos de obligado cumplimiento es deficiente, escasa y con tintes de despotismo ilustrado. Al no estar orientados correctamente los medios y no ofrecer ningún tipo de garantía mas que la meramente informativa. Asimismo la misma estructura caótica de la mayoría de las administraciones unida a la inmensidad de la red limita enormemente el potencial de búsqueda de cualquier ciudadano.

Es por lo tanto necesaria la creación de plataformas que permitan un acceso rápido, eficaz, cómodo y a bajo costo a los textos legales de obligado cumplimiento. Así como cualquier tipo de comunicado proveniente de la administración sea cual sea su rango (cursos, anuncios, informes,etc).

Evidentemente los comunicados no deben perjudicar los derechos que recogen las leyes. No obstante la cantidad de documentos que no perjudican los derechos y buen funcionamiento de la administración es enorme, pero como contrapartida tenemos una gran deficiencia en este sector en todos los países democráticos.

En el punto anterior se recalca claramente que el ente administrativo de un Estado no debe estar al servicio de un partido político, ministro, presidente o dirigente alguno sino al servicio de la ciudadanía, la cual es la razón de su existencia.

Todos estos textos han de estar extremadamente accesibles, es decir deben contener el completo de la ley activa (textos bien refundidos), asi como un orden fácilmente comprensible y asesoramiento a los interesados.

Por ejemplo por temas, con enlaces a otros campos o leyes, guía prácticas,etc.

Asimismo todos los organismos, entidades, o entes del Estado deberían especificar la normativa especifica por la cual se rigen, es decir la normativa que afecta a su área de actuación. Por ejemplo una ITV debería especificar entre otros “RD 2042/94,BOE nº 275 del 17 de noviembre”.


Desde un punto de vista exclusivamente democrático todo es discutible y por lo tanto también la necesidad de semejante publicidad de las normas. No obstante desde un punto de vista natural democrático y natural esta difusión tiende a crear un control que depura constantemente un sistema democrático. Proyectándose esta democracia más favorablemente a los ciudadanos en el tiempo.


A modo de ejemplo, piense sobre la fiabilidad de un referéndum constitucional en el cual los ciudadanos tienen que desplazarse a una biblioteca todos los días para conocer el goteo de los artículos de esta. O estar suscrito a un boletín o boletines.

Una insolencia magnifica.


La insolencia se tinta de Estado orientado a la administración cuando cuesta lo mismo suscribirse a un boletín en su formato digital o en papel cuando los costos son infinitamente inferiores.

Simplemente con un decreto que obligue a entregar una copia de los textos que se incluyan en los boletines en formato electrónico reduciría drásticamente los costos. Asimismo, posibilitaría un acceso rápido,sencillo y democrático. Lamentablemente falta una voluntad política, que da cuenta a su vez de la categoría moral de los representantes.

Situaciones como las que se plantean actualmente (2003) en el Estado español son grotescas, puesto que después de 8 años claros de desarrollo fulgurante de la red tcp/ip solamente organismos de dependencia pública, aunque no estrictamente públicos, han decidido ofertar estos boletines de forma completa. En esta línea se encuentra la Universidad de Alicante, mis agradecimientos y felicitación a todos los integrantes de esta.

Podrían algunos recalcar diversos problemas:

Errores derivados del formato electrónico. Problema de por si incoherente pues cualquier formato tiene errores.

Problemas de copyright . Los servicios informáticos de Estado pueden claramente inventar uno que cumpla todos los requisitos necesarios.

Modificación de los textos online por alguna de las pestes del ciber espacio. Subsanable en gran medida con firmas digitales de todos los documentos públicos.

Cualquier otro. No obstante siempre serán problemas menores y subsanables.

***********Conflicto normativo:

Existen diversos conflicto normativos, por una parte están los conflictos normativos entre leyes sociales, por otra conflictos entre ley natural y leyes sociales. Por ejemplo:

A un rey, persona igual en categoría y genero a cualquier ciudadano, en una monárquica constitucional se vuelve loco. Como consecuencia de su demencia temporal decide matar a un pobre ciudadano. Este en legítima defensa decide que la mejor solución, acertada, para proteger su integridad personal es atacar lo más ferozmente posible. Como consecuencia de este ataque el rey fallece. El ciudadano no dispone de testigos que avalen su testimonio y se encuentra en un serio aprieto.

¿ Que tiene más valor normativo, la inviolabilidad e ausencia de responsabilidad del rey o el derecho a legítima defensa?

La inviolabilidad del rey suele estar regulada en las constituciones, normas supremas, por lo tanto no cabe interpelación jurídica contra esta concesión.


Los conflictos entre leyes sociales, se resuelven por el principio jerárquico de estas.

Por otra parte tenemos el conflicto entre ley natural y ley social. En este caso se pueden ver distintos puntos de vista:

Punto de vista natural:

En este punto de vista solamente deben sobrevivir los más aptos por lo tanto debe primar la ley natural. Evidentemente si el individuo pertenece a una sociedad debe ser la ley natural dentro de la sociedad y no la ley natural relativa exclusivamente al individuo.

Punta de vista natural democrático:

Desde el punto de vista de funcionamiento democrático la ley social debe prevalecer a la ley natural, puesto que en caso contrario se producen grandes agravios a la organización de sociedad.

Por último el punto de vista democrático:

Este punto de vista recoge la diversidad del sistema democrático por lo tanto es de libre opinión. En mi caso pienso que la ley social nunca debe prevalecer a los derechos inherentes al ser humano. Parte de estos se encuentran reflejados en el derecho natural, no obstante no reflejan en ningún caso que debe prevalecer. Si la supervivencia de un elemento psíquico viciado ( sociedad viciada) o los derechos inherentes al individuo.


Detrás de todo ésta maraña de leyes y hechos se esconde una carencia altamente perniciosa para un sistema jurídico evolucionado, puesto que en este se incluyen contradicciones localizadas. Es decir, se conceden o recortan privilegios o obligaciones basándose en criterios psiquicos . Por lo tanto, no reales, no comparables y no medibles . Estos criterios de sociedad suelen ofuscar a una mayoría de la ciudadanía. Mostrándose como una realidad, estrictamente ficticia.

Vacíos de ley:

Un Estado democrático posee un ordenamiento jurídico muy amplio, regulando este incluso y sorprendentemente actividades muy peculiares.

Sin embargo, a pesar de todo este arsenal de leyes siempre existen vacíos de ley, propiciados estos por el desconocimiento o permisividad de los gobernantes.

En esta situación los espacios sociales vacíos de ley evolucionan de forma muy dispar, generando en la mayoría de los casos marginalidad y delincuencia. En caso de que el vacío de ley no regule una actividad sino una simple relación entre individuos, puede llevar y lleva a una confrontación entre estos. Dado que se suele adaptar en interés individual la preferencia sobre la obligación.

Es por lo tanto todo vacío de ley un estimulo a la agresividad y todo lo que esta conlleva. Por lo tanto estos vacíos deben ser lo más reducidos posible si una sociedad desea interponer el consenso al permanente conflicto de intereses.

Libertad:

Podríamos decir que la distinción entre democracia y libertad como conceptos solamente radica en el grupo al cual se aplica. Es decir, si una mayoría de un Estado quiere ser libre individualmente, este Estado tendrá un imperio de la ley muy liviano, o viceversa.

A simple vista en ningún Estado tendríamos problemas, a su vez hay que considerar que pueden progresar más rápidamente las sociedades que las leyes. Por ello, el ciudadano solidario, que respeta porque él querría ser respetado, se puede ver presionado en cierto grado por las leyes estatales.

Este es un factor nocivo pues el ciudadano normal, que conforma el Estado, se siente presa de este. Esto entre otros factores puede llevar a no participar en la vida del Estado, participación política, o hacerlo de forma muy interesada.

Por otra parte, en un Estado de derecho la libertad es algo que los ciudadanos incorporan de nacimiento, pues es un elemento intangible que poseerán, hasta que actuando en libertad vulneren intereses de terceros, momento en el cual si la justicia funciona correctamente se dará un escarmiento económico o la retirada de la libertad. Esta mencionada libertad es una libertad solidaria, puesto que en ella debe ir intrínseco el respeto, por reflejo, a otros.

No se debe confundir esta con la libertad en términos absolutos, elemento de dioses, ni con la libertad no solidaria.

Es muy importante que las leyes no coarten la libertad solidaria, pues en caso contrario el Estado no puede ser propiamente dicho un Estado democrático.

Libertad e interés general:

¿Que es más necesario en una democracia, la libertad del individuo y por consiguiente de la totalidad de los miembros del Estado o el interés general de una sociedad?

Evidentemente el interés general interpretado de forma estricta está reñido con la idea de libertad tanto solidaria como insolidaria .

Por ejemplo:

Para un país puede ser necesario que nazcan niños, no obstante un grupo importante de la sociedad no desea tener hijos. Evidentemente esta sociedad esta condenada al fracaso. Por lo tanto se percibe claramente que el interés general de la sociedad difiere del interés o libertades personales.

Este es un caso extremo, pero en la mayoría de las sociedades se suelen legislar casos similares. Retomando el caso anterior, un ejecutivo podría ante esta falta de nacimientos potenciarlos con subvenciones a los nuevos padres a costa de los ciudadanos que han decidido no tener hijos por decisión en libertad. Podemos complicar el caso más y más, por ejemplo añadiendo la premisa “ no se puede tener más de un hijo” como sucede en diversos países no democráticos.

Podemos concluir que el interés natural y natural democrático de una sociedad difiere del interés moral de esta, pues si coartamos las libertades del individuo coartamos las libertades de la sociedad.

La libertad, el poder ejecutivo, judicial y el ministerio fiscal:

Como he anticipado anteriormente en los lemas, los derechos de la mayoría finalizan donde comienza la dignidad humana individual.

El problema surge al tratar de delimitar lo que es digno o indigno para una persona. Y a su vez, delimitar igualmente las actuaciones en libertad solidaria de las simples actuaciones en libertad.

Normalmente la distinción entre los distintos supuestos corresponde al ejecutivo. Interpretando a su vez el poder judicial las difusas leyes creadas por el ejecutivo en lo relativo a estos temas ideológicos.

Esta situación puede generar coladeros en un sistema democrático de leyes que su misma proposición constituye un insulto al sistema democrático.

La actuación sobre estas leyes corresponde al ministerio fiscal, aunque como he advertido esta figura está inoperante cuando su proposición corresponde al ejecutivo. Por lo tanto nos encontraremos en un bucle sin salida.

Resumiendo podríamos decir que la dignidad humana depende de la libertad, por lo tanto la eliminación de la libertad solidaria implica la eliminación de la dignidad.

Ejemplo:

Hace poco he visto en un informativo la pretensión de un alcalde de impedir a los hombres el jueves salir de casa, y otro día ver la televisión; con amenaza de una multa. Esto corresponde a mi entender a una vulneración clara de los principios básicos de una democracia; la libertad, en este caso de la libertad de tránsito, ocultando además una medida sexista entre otras aberraciones. Veremos lo que pasa, pero yo como persona no cedería mi dignidad ante el ejecutivo.

Lo vergonzoso del ejemplo anterior no lo genera el alcalde faltoso sino las entidades responsables de preservar los derechos ciudadanos. En este caso en particular, resulta escandaloso observar la inoperancia de estas instituciones.

Tribunales:

Constitución española 1978. Artículo 117.1

La justicia emana del pueblo y se administra en nombre del Rey por Jueces y Magistrados integrantes del poder judicial, independientes, inamovibles, responsables y sometidos únicamente al imperio de la ley.”

Los tribunales constituyen una de las principales armas para la defensa de un Estado democrático. La imparcialidad y objetividad de estos debe ser potenciada al máximo. Tanto en la correcta asistencia a los inculpados como medios disponibles para investigación hasta las últimas consecuencias.

Constituye la justicia, cuando funciona correctamente, desde un punto de vista natural el elemento limitador de todos los subsistemas que se encuentran en una sociedad democrática.

Constitución española 1978. Artículo 118

Es obligado cumplir las sentencias y demás resoluciones firmes de los Jueces y Tribunales, así como prestar la colaboración requerida por estos en el curso del proceso y en la ejecución de lo resuelto.”

Es decir, el efecto que provocan los tribunales en los subsistemas de una sociedad democrática es similar al que provoca el medio físico en un sistema natural.


Partimos de las siguientes bases supuestas ciertas:

La interpretación objetiva de las leyes es independiente del proceso democrático de las elecciones”

La justicia debe ser el reflejo del sentir cívico de la amplia mayoría del pueblo”

La justicia se debe administrar por los Jueces y Magistrados integrantes del poder judicial en nombre del pueblo, legítimo soberano”

Con esta base podemos afirmar que los electores no atribuyen al partido político que vota la legitimidad para interpretar las leyes.

La verdad o falsedad de una premisa es independiente del número de personas que la apoyan. Ni incluso se puede decir que entre especialistas la mayoría pueda designar la verdad. Sin embargo, debe poseerse algún método de gobierno. Este método de Gobierno se basa en la mayoría de los casos en una consulta democrática entre los especialistas.

No obstante, los partidos políticos nombran a los jueces de los tribunales de alto rango. Entre ellos el Consejo General del Poder Judicial órgano de Gobierno del Poder Judicial.

Jueces:

Un juez simplemente no debe ser un identificador de sucesos, no debe ser simplemente un abogado.

Los jueces deben estar instruidos en materias de estrategia con el fin de dilucidar correctamente los hechos a partir de las pruebas. No deben abandonar estos esta tarea a otros.......

Competencia entre tribunales:

Si bien las democracias actuales están estructuradas de forma que existen entidades equipotentes en el nivel más alto de decisión, inculca este hecho unido a la aceptada estructura jerárquica vertical un vacío de competencia.

Sin embargo existe un fenómeno curioso cuando dos órganos de decisión de alto nivel comienzan una pugna en cierto sentido absurda. A pesar de que los miembros de estos tribunales suelen ser “contratados” proporcionalmente por el congreso y accesorios.

En este caso el ciudadano, en la mayoría de las idiosincrásicas, suele percibir estas pugnas como una debilidad de la institución y en general de la maquinaria del Estado. A parte de este problema “psíquico”, la competencia de órganos de máximo nivel suele ser como en todos los casos beneficiosa.

En especial cuando cada uno de ellos tiene potestad sancionadora sobre los miembros del otro, que en esencia es la institución misma.

Supremo:

Constitución española 1978. Artículo 122.3

El Consejo General del Poder Judicial estará integrado por el Presidente del Tribunal Supremo, que lo presidirá, y por veinte miembros nombrados por el Rey por un periodo de cinco años. De estos, doce entre jueces y Magistrados de todas las categorías judiciales, en los términos que establezca la ley orgánica; cuatro a propuesta del Congreso de los Diputados, y cuatro a propuesta del Senado, elegidos ambos casos por mayoría de tres quintos de sus miembros, entre abogados y otros juristas, todos ellos de reconocida competencia y con más de quince años de ejercicio en su profesión”


Constitución española 1978. Artículo 123.1

El tribunal Supremo, con jurisdicción en toda España, es el órgano jurisdiccional superior en todos los ordenes, salvo lo dispuesto en materia de garantías constitucionales.”


Constitución española 1978. Artículo 123.2

El presidente del Tribunal Supremo será nombrado por el Rey, a propuesta del Consejo General del Poder Judicial, en la forma que determine la ley”


Detrás de todos estos juiciosos textos se esconde la debilidad democrática (igualdad, libertad) del subsistema judicial superior en todos los órdenes, salvo lo dispuesto en materia de garantías constitucionales.


Lamentablemente y a mi pesar la experiencia dice que existe en los diversos órganos judiciales una pleitesía al designador .

Una tras otra las resoluciones muestran una división clara entre dos sectores, los cuales tienen como vinculo el designador .

Como consecuencia todo el sistema judicial es manchado por la duda de su imparcialidad y objetividad.

La solución a este problema es extremadamente compleja dado que en el se involucran varias claves del poder.


Constitucional:

Constitución española 1978. Disposición derogatoria tercera.

Asimismo quedan derogadas cuantas disposiciones se opongan a lo establecido en esta constitución.”

La constitución debe representar el sentir de un pueblo democrático. Un pueblo orgulloso de defender y ser defendido por esta. Y en ningún caso debe prevalecer ningún pacto, acuerdo o tratado a las disposiciones constitucionales.

Constitución española 1978. Artículo 30.1.

Los españoles tienen el derecho y el deber de defender España”

Constitución española 1978. Disposición final.

Por lo tanto, mando a todos los españoles, particulares y autoridades, que guarden y hagan guardar esta Constitución como norma fundamental del Estado.”

Constitución española 1978. Artículo 8.1.

Las Fuerzas Armadas, constituidas por el Ejercito de Tierra, la Armada y el ejercito del Aire, tienen como misión garantizar la soberanía e independencia de España, defender su integridad territorial y el ordenamiento constitucional.”

Podemos deducir que defender un país, España en este caso, no es mas que guardar el ordenamiento constitucional.

Constitución española 1978. Artículo 159.1.

El tribunal Constitucional se compone de 12 miembros nombrados por el Rey; de ellos, cuatro a propuesta del Congreso por mayoría de tres quintos de sus miembros; cuatro a propuesta del Senado, con idéntica mayoría; dos a propuesta del Gobierno, y dos a propuesta del Consejo General del Poder Judicial”

Pero recordemos que defender el ordenamiento constitucional no es estancarlo:

Constitución española 1978. Artículo 168.1.

Cuando se propusiere la revisión total de la Constitución o una parcial que afecte al Titulo preliminar, al Capítulo segundo, Sección primera del Título I, o al Título II, se procederá a la aprobación del principio por mayoría de dos tercios de cada Cámara, y a la disolución inmediata de las Cortes.”


El Tribunal Constitucional constituye el órgano permanente básico en la defensa de un país, en este caso España.

Por ello la selección de los miembros es de importancia capital. Los calificativos competente, independiente, inamovible, experimentado, responsable y sometido únicamente al imperio de la ley son demasiado livianos para la importante tarea que estas personas desarrollan, creo entonces que deberíamos añadir libres, objetivos y demócratas. Y además para que todos los calificativos anteriores puedan cumplirse continuamente en el tiempo, saludables.


La solución al problema de la designación no es simple, dado que a la alternativa del designación de los interesados solamente puede ser el concurso público. Y este método no es del todo aplicable sin hacer una selección previa. Además, ¿ quien evalúa a los que son los más doctos? . Solamente pueden ser los creadores de la constitución y esto es impracticable.


En otro orden de cosas, la potencia de proceso de este tribunal y en general de cualquier tribunal debe ser proporcional a la demanda de procesos.

Recurso de amparo, interés legítimo:

Interés legitimo constituye una de tantas expresiones ambiguas. En este término se mezclan dos significados entre otros:

Interés propio atribuido por las leyes.

Intereses que emanan de la equidad, por lo tanto intereses democráticos que surgen de la justicia natural. Estos intereses democráticos no surgen de un tipo de organización (políticos). Estos intereses son intereses de base. Es decir, intereses que pretenden una estructura democrática.

La diferencia entre una y otra interpretación es notable. Mientras que una limita rígidamente lo que es propiamente demandable, la segunda interpretación abre la puerta a demandas de tipo moral.


El interés propio atribuido por las leyes es la interpretación tomada en la mayoría de los casos. Esta interpretación es la que atribuye mayor firmeza al órgano judicial puesto que es una mera deducción de las leyes existentes.


Por su parte la segunda interpretación es más compleja dado que la sentencia no debería surgir exclusivamente de la deducción sino del razonamiento.

Debido a esto la línea que separa las pretensiones políticas de las pretensiones de interés democrático es muy difusa. Circunstancia que retrae al ente judicial a desestimar este tipo de demandas por considerarlas asunto del ejecutivo. No obstante la diferencia entre demanda política y demanda de interés democrático es diferenciable. Por ejemplo:

La eliminación del copyright de los textos de obligado cumplimiento puede constituir un interés democrático. Por evitar la limitación socioeconómica que supondría el acceso a la totalidad de estos. Lo que a su vez facilita el control al ejecutivo, disminuye la desinformación ciudadana y por lo tanto inhibe la indefensión de hecho.

Pero a su vez una pretensión idéntica con un matiz circunstancial ya constituye una demanda de tipo político. Por ejemplo, la eliminación del copyright de los textos legales de obligado cumplimiento a los dos años de su entrada en vigor. El retraso de la entrada en vigor de los textos esconde matices ideológicos ocultos. Como la pretensión de que el pueblo no estorbe al ejecutivo entre otras.

Podemos observar pues que aunque existe una diferencia entre distintas demandas diferenciarlas de forma correcta es sumamente difícil, pero no imposible.


Evidentemente si los tribunales solamente admiten la primera interpretación se limita el desarrollo del ordenamiento jurídico al ejecutivo. Este factor ancla firmemente el desarrollo de la sociedad democrática a las pretensiones de un partido político. Y transfiere a su vez rigidez al estado de derecho.

La admisión por parte de los tribunales de la segunda interpretación constituiría un esfuerzo titánico por parte del órgano o órganos judiciales pertinentes. No obstante, constituiría un canal para la vinculación del ejecutivo, impulsando la creación de una sociedad democrática avanzada.

Ambas opciones tienen beneficios y perjuicios para un Estado democrático. Pero sin duda alguna, en una democracia cualquier ciudadano debe poder recabar una estructura del Estado que beneficie al Estado mismo y en particular a él.

Abogados del Estado:

Constitución española 1978. Artículo 119

La justicia será gratuita cuando así lo disponga la ley y, en todo caso, respecto de quienes acrediten insuficiencia de recursos para litigar”

Constitución española 1978. Artículo 124.1

El Ministerio Fiscal, sin perjuicio de las funciones encomendadas a otros órganos, tiene por misión promover la acción de la justicia en defensa de la legalidad, de los derechos de los ciudadanos y del interés público tutelado por la ley, de oficio o a petición de los interesados, así como velar por la independencia de los Tribunales y procurar ante estos la satisfacción del interés social.”

Constitución española 1978. Artículo 124.2

El Ministerio Fiscal ejerce sus funciones por medio de órganos propios conforme a los principios de unidad de actuación y dependencia jerárquica y con sujeción, en todo caso, a los de legalidad e imparcialidad.

Constitución española 1978. Artículo 124.4

El Fiscal General del Estado será nombrado por el Rey, a propuesta del Gobierno, oído el Consejo General del Poder Judicial.”

Por mucho que pese a un demócrata hasta la médula, jamás disposiciones similares a las de esta constitución se cumplirán de forma efectiva.

El primer artículo pretende garantizar el acceso de todos en igualdad de oportunidades al sistema judicial. Sin embargo, la excesiva carga y cierta falta de motivación, siempre harán que los abogados de oficio y fiscales, pagados por el Estado, aporten menos oportunidades a un individuo que un abogado pagado con dedicación exclusiva y con la presión de la competencia.


Respecto del artículo 124.4 creo que es obvio la situación que incita. El fiscal del Estado se convierte en el abogado del gobierno. Circunstancia muy grave.

Ningún fiscal perturbará los intereses del gobierno y de sus elites. En caso contrario el gobierno tratará de eliminar la institución o cambiar según sus intereses la persona o el reglamento. Por lo tanto la figura de fiscal actualmente está democráticamente inoperante y la solución no parece ser sencilla.

Las claves naturales involucradas son las siguientes:

Designador:

No debe existir designador, ni ningún tipo de ligazón directa o indirecta entre poder judicial y político en este sentido.

Medios:

Los medios que se aporten a las fiscalías deben ser suficientes y depender lo menos posible del talante político del gobierno. La insuficiencia de medios es una limitación muy importante.

Estructura jerárquica:

La estructura jerárquica en el comienzo y seguimiento de investigaciones puede fomentar un coladero de morralla. Entonces debe mostrarse como alternativa la organización horizontal con órgano democrático de poder. Es decir, el comienzo y seguimiento de una investigación debe partir de la decisión de los jefes de división. O sea, el modo operativo se basa en la recepción o percepción de una conducta o suceso posiblemente delictivo. A continuación se hace un pequeño informe para la mesa de decisión y se somete a consulta al grupo de jefes de división.

Leyes:

Las leyes que gobiernen este tipo de entidades solamente deben ser autorizadas por el pueblo. En caso contrario la legislación interesada podría dañar la capacidad operativa.

Poder:

Los tribunales deben disponer del poder suficiente para eliminar una situación delictiva sea cual sea su magnitud. El imperio de la ley debe ser implacable pero proporcional.


Además el ministerio fiscal y a través del conjunto de abogados de todo el Estado debe estar motivado para la defensa de los intereses del pueblo. Debe disponer por lo tanto de un sistema de captación de información para conocer de las posibles ilegalidades.

Actualmente, salvo en casos muy vociferados la actuación de abogados y fiscales parte del interesado. Pero este sistema tiene un grave problema, el interesado no puede conocer sus derechos y deberes con precisión, puesto que esta es una labor especifica en la que se requiere un estudio intensivo, el cual corresponde a abogados y similares.

Resoluciones no objetivas:

Merecen especial mención en este apartado las resoluciones de carácter político de los tribunales. Estas se suelen dictar por jueces con poco decoro profesional. Son llamadas “ejemplarizantes”.

Este hecho vulnera claramente los principios de igualdad inscritos en toda constitución que se precie. Por lo tanto el gobierno del poder judicial, debe tener la dignidad suficiente para neutralizar fulminantemente a estos jueces.


En otro orden de cosas pero con el mismo fundamento, se inscriben las actuaciones de rutina de la administración. En las cuales parece existir un patrón que no corresponde para nada con la igualdad subyugada a la proporcionalidad. Es decir, los pobres son los que suelen cargar con el muerto. Mientras que la administración y los poderosos escurren el bulto fácilmente si es que llega ha haber denuncia.

Criterios democráticos.

Partimos del siguiente principio, en democracia hay ciertos puntos indiscutibles para garantizar un correcto funcionamiento. Algunos de ellos:

Las resoluciones judiciales firmes son de obligado cumplimiento.

Los jueces deben aplicar criterios de interpretación de las leyes que se encuadren en el sentimiento del pueblo, del que emana la justicia, el sentido común y acordes con el significado léxico de las leyes.

Etc.

En una democracia se acepta como criterio válido para aprobar una propuesta la mayoría absoluta. En algunos casos pueden tomarse patrones distintos, según se crea oportuno en el momento de realización de la ley.

Sobre lo anterior, es pertinente preguntarse, si la mayoría absoluta está naturalmente capacitada para la toma de algunas decisiones que afectan directamente al bienestar de un porcentaje de ciudadanos menor.

Denotar que el sometimiento real no tiene nada que ver con la democracia ni con las leyes, es una opción voluntaria.

En ciertas votaciones los coeficientes de toma de decisión deben ser más amplios. Permitiendo que una pluralidad haga más objetiva la toma de decisiones.

Con este fondo las constituciones deberían ser aprobadas al menos por un 60%. Igualmente la entrada voluntaria en conflictos bélicos nunca debería ser inferior a un 80% de la cámara.

Ley de partidos políticos y demás leyes que afecten al gobierno directo de un Estado democrático sería aconsejable un 80%.

Con esta misma línea podría generalizarse que ciertas decisiones han de ser consensuales por sectores amplios, en caso contrario pueden generarse conflictos internos que socaven seriamente el funcionamiento democrático de un país.

A su vez, ciertas votaciones no deberían reunir ésta característica puesto que el consenso en un sector amplio puede ser extremadamente difícil de conseguir. Por ello en el gobierno normal (asignación de infraestructuras, leyes diversas, etc) no debería pretenderse alcanzar este tipo de coeficientes, dado que el resultado sería altamente ineficiente en la toma de decisiones.

De la misma forma que se deben garantizar coeficientes altos para ciertas decisiones también deben garantizarse coeficientes bajos para el control de la administración.


Resumiendo, podríamos decir que las leyes que afecten a la dignidad humana o a la constitución moral del Estado deben ser aprobadas ampliamente. Por el contrario aquellas que afecten al control de la administración de forma mínima. Por último las que regulen la rutina de convivencia por el coeficiente normal.

La dignidad y el honor son factores intrínsecos a la naturaleza humana. El atentado contra estos recibirá como respuesta la agresividad.

La razón de todo este tipo de coeficientes aplicado al electorado directamente es una razón de contexto, sin embargo la aplicación de coeficientes a los representantes temporales de los electores es una cuestión de seguridad. Que se trate de una cuestión de seguridad viene dado por el carácter mismo de la elección. En unas elecciones el votante atribuye poderes a cierta formación para la realización de un programa, o simplemente votan al mejor candidato; el votante por lo tanto no atribuye legitimidad para la realización de otro tipo de actividades que en principio en un sistema democrático sano no deberían existir.

Entre ellas se encuentra la creación de comisiones de investigación, es fundamental que la toma las decisiones sea controlada por el resto de la cámara. Para que esas decisiones no afecten en beneficio de partido gobernante. La obligación de un partido político no es el servicio a si mismo sino al Estado, representado en unidad por el ciudadano.

Objetividad:

Partiendo de la siguiente base:

El sistema democrático se basa en la solidaridad”, a su vez solidaridad es la capacidad de los individuos para sentirse igual a otro. A partir de este sentimiento se toman las decisiones oportunas.

Sin embargo, la condición humana incluye sentimientos que escapan a ésta capacidad de comparación.

En esta situación la gente ajena al sufrimiento ajeno, toma decisiones desgarradoras que afectan a lo más preciado, la vida.

Indudablemente desde un punto de vista natural la objetividad se verifica cuando se da esta carencia. Sin embargo, desde un punto de vista democrático moral la objetividad no puede estar solamente ligada a esta carencia.

Es claramente una contradicción.

Dialéctica contra retórica:

El ser humano tiene un modo peculiar de discutir, basado este en reproches rápidos superpuestos en una misma conversación.


Por su parte los debates parlamentarios se alejan tremendamente de esta forma de discutir. Sustituyendo, los argumentos por la retórica.

La utilización de esta disciplina en los debates parlamentarios distancia en exceso la discusión de su fin original.

La utilización de la retórica permite construir discursos interminables basados en la mentira, falsedad u ocultación. Por ello es importante introducir la competencia de modo eficaz en este subsistema.

Por ejemplo:

Podríamos entonces introducir la competencia en este subsistema combinando el sistema actual con un sistema similar a los juicios. Donde se suceden preguntas y respuestas cortas y contundentes. Es decir, respuestas que no pueden dar lugar a engaño. Este sistema sería especialmente beneficioso en sesiones de control. Además de ser comprensible por la ciudadanía.

Problemas de estructura.

Los problemas principales de un sistema democrático no vienen de forma aislada, por el contrario son una acumulación de errores de todos los implicados en la democracia:

Ciudadanía.

Poder legislativo, judicial y ejecutivo.

A consecuencia de estos fallos de estructura se arrastran otros subsistemas básicos como la economía.

Un tipo de problema que afecta de forma muy activa al declive democrático surge cuando es realizada una legislación oligárquica. Este tipo de problemas normalmente no se muestra de forma diáfana, son elementos difícilmente perceptibles.


Desde el punto de vista natural permitiría un mejor acceso de éstas oligarquías al poder, sin embargo la economía de mercado siempre pone un tope a este ascenso. Estos sectores oligárquicos tienen capacidad de fuga, cosa que a su vez la clase media y baja no disponen; siendo estos quienes mantiene la economía y sufren las crisis.

Negligencia persistente:

La concatenación de errores de administración o organización no corresponden en la mayoría de los casos al infortunio, sino mas bien a la negligencia de los responsables profesionales de desarrollar dicha tarea.

Es decir, la causa directa del infortunio se debe a una negligencia o escasa valía del personal que desarrolla una tarea especifica ( recuerde el lector que las calamidades se generan por una suma de fatalidades, por ello cualquier eslabón deficiente de la cadena operación de un Estado puede llevar a la catástrofe).


Teniendo en cuenta lo anterior podemos afirmar que la mayoría de las catástrofes se deben a una falta de valía de algún trabajador (en esta categoría entra toda persona que desarrolle una labor). Pero esta situación no se debe a una demencia del trabajador sino a un fallo grave en la selección de personal. Este caso se hace especialmente grave cuando los incompetentes forman parte del entramado de organización de un Estado. Puesto que en este caso este elemento incapaz dificulta la real eficiencia de otros ciudadanos.

Por ello cuando en un Estado se produzcan calamidades de forma continuada debemos preguntarnos si es producto del caos o de la mala selección del personal correcto. Esta falta de selección correcta puede estar en los casos más graves motivada por la corrupción.

Como ejemplo podríamos citar un test inútil si se pretende por ejemplo buscar un conductor:

a) Infinitivo verbo fallar

...


En otro orden de cosas, recuperando el tema de la trazabilidad, los controles de seguridad que se realizan o establecen por parte de algunos Estados son del todo ridículos. Dependen por lo tanto de la buena fe de los ciudadanos, elemento aberrante en materia de seguridad.

Por ejemplo:

En la utilización de explosivos se debe llevar un registro exhaustivo de cada gramo gastado, el cual se debe entregar al ministerio encargado del seguimiento. No obstante, por falta de medios y policía no suele acudir a comprobar el gasto de explosivo. Dejando la seguridad a merced de la intención del operario, pues este puede anotar 500 gramos cuando ha gastado 475.

En general el caso anterior se repite con profusión en todos los sectores. Siendo un importante coladero en la seguridad, en todos los aspectos y sectores. Desde los corruptos de la administración a la extracción de explosivos para realizar un ataque terrorista. Constituye por consiguiente este sistema un foco de negligencia persistente.


Funcionarios y similares:

Un problema grave de estructura en un sistema democrático se genera cuando el número de funcionarios de un Estado y aquellos que cobran de manera directa o indirecta es numeroso. En ésta situación este sector tendrá un poder electoral importante y por consiguiente atraerán a las cúpulas de poder político.

Incluso funcionarios y adyacentes (contratistas, etc), pueden participar activamente en la promoción de los sectores políticos que los nutren.

El resultado de todo este proceso es la eliminación del proceso natural de supervivencia, es decir el huésped tendrá igual poder que el hospedador y como consecuencia el hospedador puede morir, y con ello todo lo que el Estado representa.

Burocracia:

Todo Estado tiene para su funcionamiento un descomunal o casi inconmensurable sistema de trámites, evaluaciones, resoluciones, revisiones, inspecciones, protección, vigilancia, etc. A tal punto llega el volumen de este segmento del Estado que es casi imposible estructurarlo.

Los problemas que se generan entre otros son:

Desorganización, ineficacia e incompetencia:

La naturaleza humana tiene unos límites y estos limites son más pequeños cuanto más complicado sea el sistema que se pretende estudiar. Por lo tanto, ¿ cómo son capaces los gobernantes de controlar esa tremenda maquinaria? . La respuesta es simple, no son capaces.

Sucede entonces que esa maquinaria funciona por inercia. Siendo este un factor muy grave en la toma de decisiones, puesto que solamente se toma un número muy reducido con responsabilidad (políticas). Recordar que estas decisiones pueden afectar a la vida de las personas.

Además, puesto que los gobernantes no tienen muy claro lo que tienen en sus manos no son capaces de optimizar el funcionamiento de la administración.

Excesiva burocracia:

En esta situación pueden darse casos tan bochornosos como haber dos organismos que realizan una misma tarea y mal. También puede darse una situación en la cual una tarea queda sin realizar por un organismo, puesto que las competencias no están claras.

Corrupción:

La falta de control claro fomenta la corrupción, negligencia e indolencia en el sistema administrativo.


Retomemos el tema del libro; todo organismo está optimizado al máximo para realizar sus funciones vitales.

Concluimos entonces que si la desorganización de la administración supera unos límites esta será una carga mas que una necesidad. Además de no fomentar una depuración natural del sistema, al no estar clara la línea de responsabilidades.

En mi opinión el problema se podría solucionar atacándolo por la zona más sensible, el dinero. Todos los sectores deberían estar perfectamente clasificados dentro de un árbol de mando que parte del presidente. Y todos ellos con la asignación que reciben y competencias. Expuesto públicamente en un “sitio” ampliamente conocido.

Este tipo de exposición podría vulnerar el derecho a la intimidad según quien lo interprete.

Dado la complejidad del asunto, creo que esta tarea debería encomendarse a una institución (agencia), cuya misión seria introducir una competencia un poco degenerada. Es decir, testear y optimizar el funcionamiento de las instituciones no elegidas democráticamente en este caso, y controlar que todo esté dentro de la legalidad y eficiencia requeridas en todos los casos.


Responsabilidades en la cadena de mando:

El tema que ahora voy a tratar constituye uno de los temas peliagudos de las democracias.

¿ Hasta que punto un gobernante es responsable de sus actividades?

Supongamos un suceso imaginario:

Un padre dispone de un coche dado de baja y en estado lamentable, no obstante ordena a su hijo que se monte y vaya realizar un trabajo a una finca.

De regreso a casa los frenos fallan y el coche se precipita por un barranco con su conductor, el cual fallece.

Lo anteriormente sería suficiente para procesar al padre si los jueces consiguen dilucidar la verdad de los hechos.

Ahora supongamos un caso similar:

Un gobierno envía sus tropas en un barco de dudosa seguridad. En medio de la travesía un golpe de mar rompe la débil estructura y la costa se mancha de una masa de cadáveres.

¿ Es la suerte? ¿ Es la imprudencia? ¿ Es la desidia?

A mi entender es claramente una grave negligencia de un gobernante, prefiere jugarse la vida de sus soldados a una carta. Los cuales no están para morir, están para luchar por la integridad de su Estado.


Dependiendo del grado de madurez democrático que presenten los países la reacción inmediata, pues hasta las votaciones la memoria es débil, puede ser un procesamiento, dimisión o nada.

Es muy importante que se depuren responsabilidades puesto que este hecho garantiza una buena salud para un sistema democrático y en general para cualquier sistema.

En esta línea deberían articularse métodos claros y concisos para el esclarecimiento de sucesos. Y evidentemente condenar a aquellos que han claramente prevaricado.

Corrupción:

Entre las estrategias de adaptación de todos los seres vivos se encuentra la optimización de la relación costo beneficio; por lo tanto si surge una oportunidad de aumentar el beneficio con mínimo esfuerzo esta no será desaprovechada. Ejemplo:

Las gaviotas y los basureros.”

Sin dejar de lado que existe gente noble en este mundo que nos toca vivir, veamos como afecta este factor natural a un Estado.

Todas las asociaciones políticas presentan gente poco deseable entre sus filas. Las tendencias de corrupción dependen en gran medida de la ideología. Es decir, cuando una política no perjudique secciones económicas puntuales la tendencia al soborno con caudales privados es innecesaria. Suele por lo tanto predominar en estos ciclos políticos la corrupción con caudales públicos, o sea, la utilización de estos para generar beneficio individual.

Por otra parte, cuando las políticas son contrarias a los intereses de secciones económicos la corrupción política con fondos privados aumenta considerablemente, agregándose esta a la corrupción con caudales públicos.


Los asalariados del Estado pueden realizar funciones desde la protección a un rutinario papeleo. Pero en todas ellas es preciso que se realicen conforme a la legalidad. No obstante, no debemos ser hipócritas y tratar de no ver lo que es evidente; las democracias avanzadas actuales sufren problemas de corrupción.

Como los “ataques” se plateen minuciosamente pasarán desapercibidos. Aunque el punto débil de todas estas estrategias esta en el dinero, según su procedencia:

Privado.

Caudales de muy difícil seguimiento.

Público.

La verificación del destino legal de los caudales públicos compete al Tribunal de Cuentas.

Desglosemos el asunto:

Por una parte tenemos el sobornador y por otro el sobornado.

El sobornador:

El control a sectores que sobornan puede resultar muy difícil e implicaría un seguimiento muy amplio y detallado que dejaría exhaustos los servicios de control.

El sobornado:

El control al sobornado sería simple si el dinero solamente pudiera residir en un Estado; cotejando los capitales percibidos y gastados, aunque llevar a la práctica esto es muy complejo. Y en ciertos casos podría chocar con las libertades individuales.

Todos sabemos que existen paraísos fiscales y lugares de difícil seguimiento de los capitales. Constituyen estos lugares nidos de delincuencia que afectan por lo tanto a todo el mundo.


Sintetizando los resultados, podríamos llegar a la conclusión de que solamente un grupo especializado en el estudio de las estrategias de detección y control podría llegar a ser eficaz en el control de la corrupción. Indicando esta al poder ejecutivo las reformas que considerara necesarias para limitar esta debilidad del sistema democrático. Formaría parte esta de una especie de “Agencia de Control Institucional” que menciono en el fragmento burocracia.

La corrupción afecta muy gravemente a un Estado democrático, por lo tanto el castigo judicial para los precursores y corruptos debe ser graduado a un ataque al Estado.

Tráfico de influencias:

El tráfico de influencias constituye una variedad de corrupción que padecen las democracias actuales. A modo de pestes biológicas amenazan las sociedades una ingente cantidad de sucesos no honorables que deterioran el día a día de un país . Una de las actividades que sufre estas pestes es la contratación del Estado de personal. En esta nueva relación entre el Estado y el asalariado ( funcionario del Estado) se produce una deficiencia natural. Esta deficiencia se basa en la ausencia de beneficio directo del contratante, el Estado. Es decir, el Estado a traves de sus delegados no es capaz de percibir el beneficio y por lo tanto el interés de esa ligazón, a diferencia de una relación entre un empresario y un trabajador. Como consecuencia de ello, el principio básico que mantiene purgado el sistema desaparece. Como resultado la contratación puede basarse en criterios poco objetivos. Es en este punto donde los ya asalariados del Estado, como políticos, ejercen su poder para captar o devolver favores.

Un ejemplo de este funcionamiento deficiente de la democracia lo encontramos en las oposiciones a pequeña escala, donde el juez suele tener un papel político.

La solución a este problema pasa necesariamente por la separación de poderes en este ámbito. O sea, el organismo que oferta el empleo debe ser distinto del que realiza las pruebas y a su vez distinto del que evalúa; los dos últimos independientes.

Es importante que sean distintos pues en caso de mezclarse dos de estas entidades en el mismo el sistema pasa a ser vulnerabe . Por ejemplo si el oferente y el que realiza las pruebas son el mismo puede fácilmente filtrarse el examen a un allegado.


Asociaciones políticas, coaliciones, federaciones y agrupaciones electorales.

Fijémonos ahora en el problema que arrastra indirectamente la formación básica de la democracia. La formación y ascenso al poder de los partidos políticos.

Problemas citados anteriormente han sido:

El apoyo de sectores económicos y por lo tanto actuación interesada.

Propio interés en la creación de leyes.

Dificultad de ascenso al poder de partidos políticos con una estructura poco jerarquizada y “débil”.

A todos estos podemos añadir los parámetros de elección de los ciudadanos.

Por mucho que me decepcione, he de admitir que la mayoría de los ciudadanos utilizan criterios muy primitivos a la hora de elegir un partido político a que votar, igualmente a un candidato.

Las frases similares a “el pueblo es sabio” forman parte del peloteo y charlatanería.

La consecuencia de este tipo de selección inhabilita a ciertas asociaciones políticas para alcanzar el poder. Entre ellas podemos citar:

Asociaciones débiles.

Por supuesto, desconocidas.

Con estructura no jerarquizada, por ejemplo varios representantes del partido.

Y en general cualquier premisa que no encaje en la idiosincrasia popular del territorio de elección.

Desde los tres puntos de vista, la maldad que este hecho genera solamente dependerá del talante de las asociaciones políticas restantes.


La solución parte de la educación aunque es prácticamente imposible hacer cambiar la idiosincrasia de un pueblo. La solución a este problema se plantea difícil.

Estructura jerárquica.

La estructura jerárquica ha constituido a lo largo de los siglos y constituye el principal sistema de ordenamiento de las sociedades con fuerte componente psíquico.

Esta estructura es la única admitida como posible por muchos.

En parte, el fin de esta estructura llegó con los principios de la democracia a la organización institucional; con los ya conocidos tres poderes. Pasamos entonces de una estructura piramidal a una estructura que se trata de mostrar horizontal en este último nivel. La estructura se mostrará más horizontal cuanto mayor sea el grado de democratización del Estado.

Es decir el gobierno organiza pero el ciudadano con sus libertades también ejerce poder, el cual no puede ser coartado por el gobierno.

A mi entender la estructura jerárquica utilizada entre legislaturas, puesto que en periodo electoral la estructura se transforma, no es de las más aptas para el gobierno de la administración.

Esta estructura falla en la desidia de los integrantes, los cuales no obtienen beneficio directo por la mejora del sistema utilizado por él o por sus subordinados.

Conllevando este suceso situaciones un tanto pintorescas y vergonzosas.

La situación se muestra distinta en las empresas, puesto que en estas sí se obtiene beneficio directo por la mejora de la productividad o rendimiento. Incluso existen especialistas que investigan en todas las capas de la estructura la mejor configuración posible. Todo ello asesorados por los sectores interesados, quienes saben directamente lo que es favorable o desfavorable para un buen funcionamiento.

El defensor del pueblo:

El defensor del pueblo, donde exista esta institución, está designado para la defensa de los derechos fundamentales de la ciudadanía.

Esta institución podría atenuar una cantidad importante de los problemas de una democracia. Podría ser para las democracias no asamblearias o semi-asamblearias un bálsamo entre periodos electorales para la ciudadanía.

No obstante, la procedencia del designador asegura una docilidad pasmosa.

Acrecentando la sensación de podrido que suele invadir a la ciudadanía expectante.

A todo esto se suma otro factor, la institución del defensor no tiene capacidad ejecutiva. Es decir, poco puede hacer aunque quisiera. Sus actuaciones suelen limitarse a informar al parlamento y promover juicios para la resolución de algunos casos.

Por último, la gota que colma el vaso suele ser la financiación insuficiente de esta institución.

Por lo tanto, podemos concluir que la figura del defensor del pueblo se acerca bastante a lo trivial. Siendo válida solamente su actuación en la defensa de derechos que cualquier persona puede recabar. Labor en la cual pueden influir sus tintes ideológicos.

Dado que en esto como en todo suele influir la atribución que el interprete da a las leyes y derechos naturales en una democracia sana. Puesto que en los textos legales siempre se suelen dejar los términos abandonados a la ambigüedad léxica; faceta que transfiere a las leyes una debilidad ante el interprete.

El mal gobierno:

Evidentemente si una zona con gobierno propio es mal administrada durante un periodo largo de tiempo esta se hunde en la miseria. Las excepciones a la premisa anterior son aquellas zonas en las cuales no existe productividad real, por ejemplo los paraísos fiscales y zonas burocráticas.

El gobierno de zona en una democracia lo elige el pueblo. Si reiteradamente hace la elección de un gobierno negligente o legalmente corrupto, esa zona está condenada al desorden. Ahora bien esta zona puede depender de un Estado sano, el cual lógicamente siguiendo las premisas democráticas tratará de subsanar los defectos de la zona en cuestión. No obstante todos cuantos fondos aporte de forma directa a esta zona serán desperdiciados por el mal gobierno. Por ello esta zona se convertirá en una zona parasitaria del Estado.

Cuando una zona , tras la aportación de unos fondos suplementarios no sea capaz de avanzar en sus capacidades productivas, debe ser simplemente objeto del reparto equitativo entre zonas ricas y pobres. O sea, la población de la zona en cuestión debe ser responsable directa de las políticas del gobierno que han elegido. En caso de elegir uno malo el pueblo debe cargar con las consecuencias.


Puesto que en caso contrario esa zona o zonas pueden constituir un parásito equipotente al poder del Estado.

Y por lo tanto debilitar o “matar” el Estado.

Igualmente, en la vida se deben toma una serie de decisiones. En cada una de ellas hay beneficios y perjuicios, por ello nunca se debe soportar a alguien que ha tomado las decisiones incorrectas.

Sistemas de gobierno: Soporte de control.

República democrática:

Éste sistema de estado tiene su principal deficiencia en el control del gobierno. La persona que debe regular en grado sumo el funcionamiento de una república, no puede ser defensor imparcial por las diversas luchas de poder. Esta circunstancia se podría solucionar con aleccionamiento de los ciudadanos en el control democrático, instando directamente a la renovación de gobierno mediante una institución especial, la cual serviría para que los ciudadanos en un cierto momento pudieran censurar la administración. El problema del voto continuo viene dado porque la acción del gobierno se ve tremendamente limitada. En éste supuesto cualquiera gobierno se cuidaría mucho de realizar medidas poco populacheras, aunque éstas fueran las correctas.

Lo anterior constituye un defecto de tal sistema pues una conducta incívica . echaría por tierra la buena estructura. Éste enfoque de la democracia constituye desde el punto de vista natural el más eficiente de todos. Puesto que favorece la competencia (en el “subsistema” político) y la necesidad de servicio al pueblo. Sin embargo, los planteamientos son extremadamente radicales dando pie a coacciones a los representantes.

Se debería estructurar de tal forma que hubiera un número máximo de destituciones.

Este sistema sin duda constituye un mecanismo natural de control. Combinado con reglas intocables por el ejecutivo (constitución) puede dar lugar a un sistema el cual pueda librarse del egoísmo natural de algunos gobernantes, aunque pueda ser más vulnerable a los “poderes de hecho”.


Otro sistema, de eficacia dudosa, se basa en la elección de un presidente de estado y un presidente de gobierno. Los flancos débiles de este sistema están en la forma de elección del presidente de estado y su cariz ideológico anexo. Si bien, si podría controlarse todo el ejecutivo, sujetándolo por un reglamento no hecho por ellos mismos.

Deberían velar por el cumplimiento de este reglamento el presidente del estado y su gabinete, igualmente los fiscales y por último los ciudadanos como inductores del inicio de un proceso. Por ejemplo:

Si un “representante” prefiere ver un partido de fútbol, antes que defender los intereses de los ciudadanos que lo han elegido, durante una sesión plenaria; evidentemente estamos en un caso claro de dejación de responsabilidades. "Excusa", para una amonestación o expulsión, puesto que en ningún caso la elección democrática exime de la lealtad institucional al cargo que desempeñan. Puesto que como he reiterado en diversas ocasiones al representante se le concede poder por un lapso de tiempo para llevar a cabo lo que ha prometido en su programa, no para hacer gamberrismo democrático.

Monarquía democrática:

Éste sistema es por si una burla, dado que en su enunciado se unen dos palabras antónimas.

Éste sistema en principio eliminaría el problema de la república, puesto que se puede dar una educación especial al monarca, a su vez, su cargo es de por vida, salvo en casos en los cuales el mismo monarca vea en tela de juicio su labor; como en el caso de partidos republicanos.

Además del problema anterior también cohabita en este sistema un agravio ideológico, para una democracia que nazcan personas con obligaciones y deberes especiales es una burla a la igualdad. Normalmente, éste hecho se evade en las constituciones otorgando un rango especial a los consanguíneos.

La presencia misma de un rey representa ideológicamente que la igualdad no es factor de esa democracia. Es decir, no es una democracia plenamente, por muy bien que desarrolle su labor el rey.

Gobierno y control:

Toda democracia que se precie tendrá en su constitución algo parecido a:

La soberanía nacional reside en el pueblo, del que emanan todos los poderes del Estado.

Lamentablemente, salvo introducción de una democracia SEMI-ASAMBLEARIA, solamente atribuye la potestad al pueblo durante un periodo extremadamente corto de tiempo.

Una vez finalizadas las elecciones y formado el gobierno el pueblo pierde potestad por la descuantificación de su voz. Por ésta razón todo Estado debe tener organismo que garanticen que la voz del pueblo va ha seguir vigente durante ese letargo entre dos periodos electorales. Estos organismos son normalmente de tipo jurídico. Sin embargo en algunos países el nombramiento del tribunal constitucional corresponde al rey y a las cámaras que de forma estricta no representan la soberanía nacional.

Por ello la soberanía debe ser protegida mediante un proceso independiente al gobierno y a las cámaras. En general éste, el poder judicial, ha de ser la parte esencial de todo sistema democrático y su presencia ha de ser correspondiente a la soberanía del pueblo.


Otro problema muy grave en la estructura de la administración de un sistema democrático se genera por la falta de competencia en el interior de la administración.

Considerando que la competencia no puede darse en un sistema de estas características debería constituirse un elemento de control y optimización exclusiva del sistema administrativo de un Estado.

Con esta ausencia de competencia asistimos estupefactos a la presencia de individuos que cobran mas anualmente que el Presidente del gobierno.


Educación.

La estructura de una democracia está sustentada en todo momento por la crítica del pueblo, cuya manifestación son las elecciones.

Por ello, si una democracia no educa correctamente a sus gentes, está en serio peligro. Actualmente, podemos observar claramente que capacitación intelectual y democracia van unidas. Sucediendo todo lo contrario en los regímenes autócratas donde la personalidad intelectual está tremendamente limitada.

Con este motivo es necesario plantearse que corresponde a una educación correcta desde un punto de vista natural democrático:

La educación debe ser tal que acomode al individuo a unas reglas de convivencia justa, pero que a su vez se revele intensamente contra instauraciones antidemocráticas.

Sin embargo, debido a la diversidad de las personalidades humanas este es un factor bastante difícil de conseguir. Además, en las sociedades actuales se elimina el sentido de grupo, pudiendo ser este un factor muy peligroso, dado que la fuerza de la democracia está en el grupo.

Por lo anterior ciertos sectores, pueden ser perjudiciales, pero con más tendencia a la unión, pueden perfectamente dominar al resto por la ausencia de voluntad de grupo del grueso democrático.

Por ello, la educación es un pilar básico e imprescindible de toda democracia moderna. Asimismo, la creación científica y cualquier acto de intelectualidad constituyen también parte esencial.


La educación (aprendizaje + memoria + transmisión de conocimientos) constituye la adaptación más evolucionada de los seres vivos. Puesto que supera el límite de "ensayo y error", característico de la evolución de las especies, establecido por el ciclo vital. Consiguiendo una adaptación acumulativa extremadamente más rápida y eficiente que la evolución genética.

Situación actual:

En el ámbito educativo la tendencia más usual se rige por la ley natural en este subsistema, "solamente alcanzan correctamente los objetivos los más adaptados".

Que los países apoyen un método perteneciente al mundo animal conforma las sociedades en capas muy definidas.

¿ Cómo debe ser mirando al largo plazo un sistema educativo?

La democracia corresponde en su parte más noble a la solidaridad humana. Que una democracia no tenga un factor solidario puede en un momento determinado favorecer el progreso de ésta a corto plazo, especialmente si tiene ese país cierta posición de hegemonía. Sin embargo, a largo plazo la solidaridad aplicada eficientemente constituye el factor más determinante en el progreso de un país.

Democráticamente (ley democrática) un sistema educativo ha en la medida de lo posible evitar la aplicación de la ley natural primaria, selección de los aptos por un patrón único.

Si aplicamos los preceptos de la ley natural:

En un sistema de patrón único:

El sistema de patrón único en la selección es perjudicial si este está equivocado.

Adaptación selectiva de los métodos educativos:

Este sistema transfiere gran dinamismo y se acopla perfectamente con la diversidad humana; es entonces el más apto desde un punto de vista natural para el estado.


Tratemos de ver el comportamiento de dos alumnos, uno de familia acomodada y otro de familia pobre.

El comportamiento de un grupo familiar acomodado ante el fracaso de un individuo en el sistema educativo es tender a reforzar el aprendizaje de este, por ejemplo mediante clases particulares. Este refuerzo educativo hace progresar mayoritariamente la prole de personas económicamente bien situadas, tanto en el sector educativo como en cualquier otro.

Por el contrario un grupo familiar con pocos recursos económicos no puede dar clases de apoyo al individuo que fracasa, generando así un proceso realimentado.

Existe una variedad importante de grados en las facetas anteriores. Una situación donde el individuo se fundamenta en la dotación intelectual o capacidad de esfuerzo, está regulada por los gobiernos con becas; logrando el individuo terminar su proceso formativo.

¿Que partes debe poseer un sistema educativo?

Un sistema educativo debe tener una estructura similar al método de selección natural invertida. Es decir, la selección debe realizarse en base a la capacidad de los individuos de afrontar las dificultades formativas, debe ser tal que se adapte a los métodos que los diferentes individuos necesitan para un correcto aprendizaje.

Naturalmente, la adaptación del sistema educativo a los perfiles individuales es infinitamente más costosa que la inversa.

Sin embargo, una sociedad que consiga el aprovechamiento máximo de las actitudes individuales, mediante una selección correcta en el proceso evolutivo y de formación del individuo, será una sociedad consistente y con gran tendencia a la evolución.

En la cual el esfuerzo banal por comprender el método sea sustituido por el aprendizaje exclusivamente. El objetivo es aprender conceptos, estructuras y demás para vivir y no “morirse” con el esfuerzo de entender el método.

Deben constituir básicamente un sistema educativo:

Pedagogos

Psicólogos

Tribunal (externo).

Sistemas de experimentación.

Cualquier otra entidad que se haga necesaria para el correcto funcionamiento del sistema educativo.

El conjunto formado por pedagogos y psicólogos tienen como función fundamental la selección correcta de los métodos educativos para cada individuo.

Los tribunales han de transmitir al alumnado los valores de igualdad ante la justicia. Además garantizarán que los alumnos serán evaluados en relación a sus conocimientos y en ningún caso debido a su comportamiento o circunstancias sociales.

Por último, las instituciones de experimentación han de garantizar que los métodos educativos sean lo más eficientes posibles para cada bloque de alumnos. Se incluyen en las funciones de éstas instituciones la evaluación del profesorado y la evaluación de los métodos de apoyo como pueden ser libros de texto y actividades complementarias.

Ejemplos:

Un ejemplo de lo anterior sería el apoyo con clases adicionales a alumnos que no rinden como la mayoría.

Otro ejemplo sería la detección de individuos con alta o baja capacidad en lo referente a una actividad y adecuar en la medida de lo posible los métodos a estos alumnos.

La supresión del profesorado inadecuado.

Eliminación de libros de texto con contenido caótico, que fomentan o aumentan el esfuerzo fútil.

El método:

Actualmente predomina en los métodos de enseñanza una base memorística, que son los únicos posibles.

Dentro de la base memorística podemos distinguir:

Memoria de los métodos o procesos. Por ejemplo aprender a operar expresiones algebraicas.

Memoria de los conceptos de relación, par los métodos. Por ejemplo aprender las reglas que rigen las operaciones algebraicas.

Memoria de los convenios. Por ejemplo saber que es un grupo o un álgebra.


No obstante, el aprendizaje natural de una persona no debe incluir básicamente la memorización de convenios (salvo en áreas especificas). Puesto que el valor los convenios no constituyen un aporte real de conocimiento, es decir una persona que solamente conozca convenios es como un ordenador.

A este respecto es por lo tanto importante que las pruebas de conocimientos se centren en los otros dos aspectos, el proceso y el concepto de relación.

Por ejemplo, dar la definición de grupo(convenio) y por conceptos de relación comprobar si una expresión dada cumple las premisas de la definición.

Contenidos:

¿ Cuales deben ser los correctos contenidos de la educación de los individuos de un Estado democrático?

Desde un punto de vista meramente estratégico deben ser aquellos que capaciten al individuo para vivir en una sociedad democrática. Es decir, que le faculten para desarrollar una labor y le capaciten para la crítica democrática.

El problema surge en la clasificación de las materias según el cariz ideológico del clasificador. Por ejemplo:

Yo puedo decir que la religión para nada ayuda a las premisas anteriores y otro puede decir lo contrario.

Afrontando el problema desde un punto de vista natural, dentro de un sistema democrático solamente las disciplinas contrastables (basadas en la experiencia) son aptas. Estas disciplinas son el resultado del aprendizaje que erigió a nuestra cultura al dominio.

Ver Competencia. Procesos evolutivos. Evolución en sistemas sociales con fuerte componente psíquico.

Por lo tanto son aptas para incluir obligatoriamente:

Disciplinas científico-técnicas (matemáticas, física, etc)

Disciplinas humanísticas (historia, filosofía del razonamiento, etc)

Conocimientos de grupo (lenguas, cultura democrática, etc).

Conductas de supervivencia y mantenimiento (deporte físico, labores domesticas, etc).

Etc.

No son aptas para incluir obligatoriamente:

Religiones, arte y similares. Es decir aquellas disciplinas que atenten contra el desarrollo libre de la personalidad. Que son aquellas disciplinas en las cuales la opinión es relevante. Por ejemplo:

Opinar que Dios existe o que no existe dios.

Pensar que un cuadro es arte o es un montón de pintura.

Que un libro está ideado correctamente o es un conjunto de letras.

No cabe sin embargo interpretación en:

2+2=4 en sistema decimal.

Galicia fue el primer reino de occidente.

Para designar algo poco duradero se debe decir efímero.

La participación democrática es necesaria para el correcto funcionamiento de un Estado democrático.

Manejarse bien en las labores domesticas puede aumentar la calidad de vida en ciertos momentos.

Sistemas sociales.

El comportamiento que un gobierno expone hacia la protección social y las distintas regulaciones que afectan directamente a los intereses de colectivos amplios de la sociedad delata claramente la ideología de un partido político.

Existen en este comportamiento dos orientaciones básicas entre las cuales existe un amplio abanico de grados. Una de ellas lleva al extremo la “protección social”, denominado este extremo comunismo, podemos decir que este ha sido un fracaso debido a ciertos supuestos que vulneran las leyes naturales; entre ellos podemos destacar:

Ausencia de competencia.

Recordemos que una sociedad humana no es similar a un hormiguero. En la sociedad humana existen intereses egoístas concepto que en una colonia de insectos no existe.

Las sociedades de himenópteros sociales y sociedades similares, constituyen la organización más eficiente de una sociedad. No obstante, ancla la sociedad a un desarrollo extremadamente lento. A diferencia de estas sociedades, las sociedades humanas están basadas en intereses individuales perfectamente reconocidos. Y aunque estos intereses no constituyan la mejor base para la configuración de una sociedad, es la libertad el efecto de estos intereses, y por ello de toda sociedad libre y democrática.

A grosso modo todas las sociedades tienen comportamientos similares, y la comparación entre hormigas y humanos no es tan dispar desde el punto de vista de la finalidad.

La ausencia de competencia ha sido perjudicial tanto a bajo nivel (clases no dirigentes) como en la clase dirigente. En la clase dirigente la ausencia de competencia incita una legislación extremadamente opaca y liviana, en casos relacionados con el control de cargos. Esta estructura fomenta la corrupción y el amiguismo, plagando la clase dirigente de parásitos extremadamente perjudiciales. Por su parte, la clase trabajadora y sus similares se aletargan debido a la excesiva cultura proteccionista, impidiendo de esta forma un desarrollo pleno del afán innovador de los pueblos.

Como consecuencia de la ausencia de competencia los sistemas económicos no son capaces de autorregularse manteniendo solamente los proyectos viables. Acumulando estos sistemas una serie de vicios antinaturales. Por ello como resultado obtenemos un sistema que no puede sobrevivir al paso del tiempo, si sus ciudadanos viven de forma mínimamente digna. En el caso de que sus ciudadanos o parte importante de ellos vivan consumiendo muy pocos recursos para sus necesidades, pero si produzcan de forma intensa, el sistema político está garantizado.


Por otra parte tenemos los sistemas extremadamente liberales, dejan la regulación y protección social extremadamente difusas. Este sistema político se ha encuadrado ya en varias democracias y ha provocado grandes catástrofes en el bienestar de los ciudadanos. Podríamos exponer las razones de su caída de la siguiente forma:

Competencia irreal. Aunque los entes económicos compitan entre si, dado que se desenvuelven en una sociedad con fuerte componente psíquico, la competencia que se ejerce no es real. Es decir, no responde a las leyes naturales que beneficiarían un Estado; por lo tanto si la regulación es deficiente o está mal planeada no se seleccionan correctamente los entes económicos más aptos para un sistema democrático. Por el contrario se seleccionan entes económicos que obtienen fuertes beneficios pero perjudican a su vez de forma grave el Estado. Como a su vez los entes económicos dependen del Estado todo el sistema se cae.

Una falta casi total de regulación en las actividades económicas lleva el devenir de los mercados a un punto de confluencia en el futuro, denotado este por la supervivencia de los organismos que mejor se han adaptado a los distintos factores que influyen en el sistema productivo.

Sin embargo, es evidente que el destino de una economía de mercado no corresponde en absoluto con el interés general de un Estado. Pongamos un ejemplo:

Supongamos un país que dispone de un bosque.

Para un sistema estrictamente económico el destino es el beneficio máximo. Las personas viven un tiempo limitado y las empresas están regidas por personas, por lo tanto el destino de la explotación del bosque es el mayor beneficio posible en el mínimo tiempo. O sea, se tala el bosque sin repoblar de ninguna forma y erradicando todo tipo de vida y suelos. Después de esta acción los encargados de la tala disfrutan de los beneficios económicos y se pone fin a la economía de este país, al cual sin duda acompañaran inundaciones y diversas catástrofes.

Vemos de ésta forma que ninguno de los dos sistemas es válido, si no queremos que existan oligarquías exclusivamente beneficiadas, dejando de lado estas el grueso de la ciudadanía del país.

Actualmente la mayoría de los gobiernos de Estados democráticos se inclina por un equilibrio entre los dos extremos que van administrando de forma paulatina.

No obstante ha estos Estados les surge el problema de mantener un nivel de consumo entrópico por persona alto. Dado que un consumo entrópico alto perjudica seriamente el medio ambiente, un número elevado de ciudadanos sobrepasa las capacidades de un territorio y baja el nivel de consumo entrópico medio por persona en ese Estado.


Un problema natural de las sociedades democráticas es la incapacidad de los individuos, un número excesivamente alto de individuos incapaces puede poner en desequilibrio el régimen estacionario de ritmo productivo e improductivo.

Todos los casos anteriores son éticamente muy discutibles pero sin lugar a dudas no debemos olvidar la fragilidad de los sistemas económicos modernos.


El éxito futuro de estos Estados dependerá de la pericia de sus gobernantes al buscar los intereses generales de la comunidad, los cuales siempre son un punto situado entre los extremos anteriormente mencionados, proteccionismo y liberalismo. Por ello, el éxito de un Estado radica en los criterios que sus gobiernos van tomando en cada momento.

Aquellos gobiernos que sepan guardar el equilibrio entre el proteccionismo y liberalismo tienen proyección de futuro.

El proteccionismo garantiza los intereses de la comunidad. El liberalismo garantiza la competencia y selección natural dentro del subsistema denominado económico. El Estado debe garantizar a su vez que las reglas que regulan el subsistema económico encaminen hacia los intereses generales.


Relaciones exteriores.

Un país tiene diversos intereses que confluyen en un todo representado por la política exterior. A este respecto existen diversas aptitudes en la toma de responsabilidades en lo referente a lo que sucede en terceros países.

Entre ellas distingo los siguiente tipos:

Una de ellas es la política claramente economicista que lo único que espera de sus relaciones con terceros países es el beneficio económico.

En este modelo se encuadran en mayor o menor grado las democracias y diversos países cautivos. Un representante en grado sumo de esta política viene dado por EE.UU.

Este tipo de política es una política muy agresiva que desprecia las idiosincrásicas de los países y todo tipo de condiciones sociales, como consecuencia obtenemos un modelo de política exterior basado en la fuerza, puesto que este tipo de políticas interesadas desprecian frontalmente el componente humano de todo país, cautivo o no.

Por otra parte se encuentran las políticas de complacencia o displicencia en las cuales aunque no se buscan intereses económicos como motivo principal, tampoco se hace nada al respecto más que diplomacia. Un ejemplo claro es España y la tutela de su antigua provincia del Sahara.

Por último dividimos el resto de causas en las que consideraremos causas acumulativas, como los motivos estratégicos.

Si afrontamos el punto de vista natural tenemos dos proposiciones:

Un país con una política exterior agresiva tiene mayor capacidad de supervivencia dado que prevalecen en todo momento sus intereses al máximo en cualquier decisión.

Un país con una política exterior amigable tiene mayor capacidad de supervivencia dado que genera menos posibles enemigos.


Sintetizando podríamos decir que los países con mayor agresividad exterior tienen más capacidad de supervivencia si los costos son menores que los beneficios.

Desde un punto de vista democrático el asunto es muy discutible.

Medios de comunicación.

La comunicación ha constituido a lo largo de los tiempos un elemento que liga los individuos al grupo cuando esta se produce. Esta comunicación transmite una información que permite la clasificación en la psique de cada individuo del resto, así como la estructura que mantiene el grupo.


Por ello, en todas las sociedades la comunicación entre sus individuos es un factor determinante, especialmente entre los individuos predominantes de cada subgrupo de la sociedad.

Actualmente las sociedades avanzadas, correctamente instauradas, han alcanzado un tamaño descomunal, pues las sociedades democráticas son constituidas por todos y cada uno de sus individuos sin ningún tipo de prevalencia.

Por consiguiente, la correcta comunicación entre los distintos individuos garantiza un correcto desarrollo de una democracia. Sin comunicación una democracia sería impracticable. Es decir, el pilar central en torno al cual gira y sostiene una democracia y por extensión una sociedad es la comunicación. En el caso particular de una democracia la comunicación debe ser con información veraz.

La comunicación es un sop0orte primigenio a otros subsistemas esenciales de una sociedad como es el subsistema económico.


Estudiemos el tema desde el punto de vista natural y democrático:

Desde una mira natural (competencia):

Los medios de comunicación deben vender el producto.

Se deben eliminar las subvenciones.

No deben entrar en la financiación sectores ajenos a los consumidores.

Necesidades democráticas:

Veracidad, pluralidad e imparcialidad de las informaciones.

Los problemas que encontramos introduciendo la competencia en los medios de comunicación:

La necesidad de vender el producto en número suficiente implica la inclusión en los temas de lo una mayoría de compradores potenciales quiere ver y no lo que realmente puede ser un tema informativo, necesitamos una madurez democrática y un nivel económico.

Si suponemos que el consumidor es el único elemento financiador estaremos en una equivocación, puesto que la publicidad es una parte importante. Si los espacios contratados son plurales no se creará ningún problema. Sin embargo, la contratación masiva por algunos sectores puede poner en cuestión la objetividad del medio.

En resumen si aplicamos la competencia natural a los medios de comunicación tendremos la pluralidad e imparcialidad comprometidas, si por el contrario no la aplicamos tendremos igualmente comprometidos estos factores. Con ello concluimos que la regulación correcta de los medios de comunicación es un tema muy complicado. El cual tiene su solución única en la madurez económica e implicación democrática dentro de un Estado.

No obstante, aunque un Estado no pueda alcanzar un objetivo no debe desdeñar todas las soluciones posibles. Por lo tanto los medios de comunicación que recaigan reiteradamente en la difusión de una falsedad deben ser ilegalizados y fuertemente sancionados. Puesto que en caso contrario el funcionamiento democrático de un Estado puede resentirse fuertemente, es decir desde un punto de vista natural democrático esta conducta es perniciosa.


Medios de comunicación públicos, engaño y suicidio:

En mayor o menor grado todos los Estados disponen de medios de comunicación públicos. Puesto que una democracia se basa esencialmente en la información que los electores reciben de los medios de comunicación, llegamos a la conclusión de que básicamente entre otros la salud de una democracia radica en la objetividad de los medios de comunicación que operan en ese país. En la objetividad se encuadran la pluralidad y la veracidad.

No es del todo falso que todos y cada uno de los medios de comunicación presentes en el mundo tienen intereses que van más allá del interés meramente económico de supervivencia. Incluyendo estos, intereses corporativos y diversas claves de interés empresarial. Por otra parte la competencia en este subsistema del subsistema social económico no parece fomentar la veracidad:

El comprador “puede no querer saber la verdad” y por lo tanto los periódicos objetivos y veraces no venderían.

¿ Cómo garantizar los derechos de los ciudadanos?

Casi todos los países desarrollados disponen de leyes que regulan la libertad de prensa y el derecho de los ciudadanos a recibir información veraz. Sin embargo es difícilmente regulable la selección que de esa información se hace. Supongamos por ejemplo los siguientes titulares de un mismo caso:

Un hombre asesina a su vecino”

Un demente asesina a una persona de...”

El presunto asesino de un hombre de...”

La inseguridad ciudadana se denota claramente en el asesinato de...”

La policía detiene al presunto asesino después de...”

Un hombre de 32 años mata a un vecino en defensa propia después de una disputa por un asunto de...”

Un hombre asesina a su vecino inmigrante”

Todos los titulares son perfectamente encajables en un mismo patrón pero no expresan todos el mismo concepto del suceso.


La solución al interés corporativo de las empresas mediáticas es reducible mediante la presencia de medios públicos de comunicación.

Pero como contrapartida atribuimos al partido político que gobierna un poder que puede ser de doble filo.

Por una banda el partido político puede utilizar los medios de comunicación públicos en propio interés induciendo al engaño por ocultación o tergiversación.

Por otra parte si una asociación política administra correctamente los medios públicos, generando unos medios públicos con un funcionamiento libre y objetivo, pueden llevar al propio partido a la destrucción por las características mismas de la naturaleza humana.

Es este un sector de suma importancia pero con difícil solución. Algunos países han introducido la televisión pública de pago aunque la accesibilidad y eficacia de este sistema es dudosa.

La fama:

La fama es un fenómeno propiciado por los medios de comunicación en combinación con precursores presentes en la vida social.

El fenómeno anterior, es en las grandes democracias modernas, uno de los principales precursores del éxito electoral. Y por extensión de todos los fenómenos de masas. Por ello, el reparto de información debería ser proporcional, no obstante en los medios de comunicación es imposible. Por lo tanto solamente se puede llevar a cabo mediante un proyecto Estatal. Por ejemplo:

Una dirección IP con información sin calificativos de todas las fuerzas políticas.

Incluyendo un listado con los programas proyectados, forma de contacto, localización de la asociación política, etc.

No obstante, con todo el desarrollo anterior el votante podría no sentirse motivado a un conocimiento de las asociaciones políticas. Situación en la cual el votante se erige como víctima de su propia voluntad.


Parece ser, aunque cualquier sociólogo podría corregirme, representa una evolución del privilegio de procreación de las sociedades primitivas. Inculcando en los anhelantes la similitud de comportamiento. Arrastrando con ello un número indeterminado de individuos.

Desde un punto de vista natural estricto no conozco nada parecido. Para la democracia desde un punto de vista natural no constituye ningún problema cuando no se cree una cultura antidemocrática por desplazamiento. Por último, desde un punto de vista democrático estos comportamientos están protegidos por la libertad y libre desarrollo de la personalidad humana.

Podría ser perjudicial cuando se hiciera una selección deliberada de los referentes (famosos). Es decir, magnificando y exaltando la actuación de una elite, conllevando idolatrías malignas a partir de actuaciones reprochables.

Informaciones del Estado:

El Estado se constituye sobre una localización geográfica y una población. Este conjunto debería ser simplemente representado por la administración del Estado y el gobierno de este. No obstante, lamentablemente la realidad es notablemente distinta al buscar estos últimos sectores un interés propio natural. La regulación de estos elementos corresponde al electorado, por ello es imprescindible que toda la información que no comprometa la seguridad Estatal o la eficacia de los procesos, como puede ser una investigación, sea expuesta obligatoriamente y sin ningún tipo de condicionante.

Es por lo tanto necesaria la creación de un organismo que estudie los factores anteriormente mencionados en los documentos oficiales. La petición de ocultación debe partir de la administración estatal.

Esta exposición a de incluir el total de las leyes por las que se rige el Estado. Es este supuesto se encuentran las leyes estatales, autonómicas, provinciales y municipales. Así como, los proyectos de ley, acceso cómodo a los plenos (en directo o grabados), documentos gráficos recopilados por empresas contratadas, estudios internos, presupuestos, concursos, etc. Es decir, todos los documentos del estado que no resulte perjudicial la exposición para el mismo Estado o vulnere los derechos constitucionales.

Los derechos constitucionales de los individuos no constituyen ninguna traba para la exposición de todo tipo de informaciones, puesto que puede abstraerse la individualidad, dando a su vez, posibilidades a esa individualidad de comprobar la corrección de los datos expuestos. Un ejemplo es la asignación de códigos aleatorios.

Puede argumentarse un coste desorbitado para esta exposición, sin embargo las administraciones modernas auspiciados por las técnicas de la información y comunicación deben ser simplemente un trámite formal y un recipiente de información.

Evidentemente, el entramado de la publicación de informaciones debe ser todo lo contrario a un laberinto. Y ha de ser estudiado para que este ofrezca la más rápida accesibilidad y rapidez en la búsqueda.


Alegaciones contrarias a lo anterior se erigen en argumentos similares a este:

El funcionario a la hora de redactar un informe si considera que va ha ser expuesto al público dejará de lado su objetivo primordial y orientará la redacción del texto hacia la opinión publica”.

En mi opinión este argumento es un absoluto desvarío, puesto que si un profesional modifica su obligación personal de realizar un trabajo correcto por quien va ha leerlo, simplemente no es un profesional. Y por lo tanto no merece un puesto de responsabilidad ni en la administración ni en ningún lado. Puesto que además estos comportamientos arrastran matices ideológicos muy sospechosos, que un psicólogo podrá explicar mejor que yo, no es aconsejable fiarse.


Todo lo anterior sería aplicable a todo tipo de entidades con gobierno democrático, con la salvedad de que las informaciones deben ser solamente conocidas por los integrantes de ese subsistema democrático.

**********Medios de comunicación, ataque al pilar básico:

La importancia estratégica de los medios de comunicación no ha pasado desapercibida ha casi ningún estratega. Las infraestructuras de comunicación ligan grandes países como democracias pero ha su vez, hacen vulnerables las acciones del gobierno al estar estas expuestas al juicio de los ciudadanos (electores).

En democracia la ocultación no es justificable bajo ningún concepto ni pretexto, por lo tanto solamente nos queda la exposición de los hechos. Esta parte constituye un ariete importante en las sociedades democráticas, pues son utilizadas ciertas aptitudes de los individuos para hacer retraer el gobierno del Estado.

En el supuesto anterior hay dos opciones posibles. Una de ellas es que las aptitudes de los ciudadanos sean correctas y otra es que sean incorrectas.

El primer caso no es preocupante pues la ciudadanía moverá su gobierno hacia la corrección. El problema surge cuando se cumplen las premisas del segundo caso. Este tipo de movimientos es utilizado por los grupos terroristas entre otros, como una línea básica de ataque. Es decir, el resto de las estrategias giran en torno a la guía de ataque a traves del los medios de comunicación, con la ayuda del ciudadano parcialmente informado. Naturalmente la comunicación por si no es nada, por lo tanto se necesita una infraestructura capaz de realizar otras acciones.

No obstante la presión psíquica que pueden hacer las informaciones diversas sobre las psique de una persona puede desestabilizar sociedades enormes, pues recordemos que el individuo es la unidad básica de una sociedad.

Pluralidad sociocultural, maldición o bendición.

Desde un punto de vista puramente genético la diversidad de individuos garantiza un correcto desarrollo de la línea de continuidad de una especie. Sin embargo cabe preguntarse si dentro de una sociedad democrática la pluralidad (psíquica) es un factor positivo, negativo o no decide.

Un sistema sociocultural diverso es claramente positivo en la progresión de una cultura, dado que la diversidad en este caso proporciona una visión general, empujando de esta forma a un progreso continuo fruto de la controversia.

El problema de tal configuración sociocultural se oculta en las características económicas del país o países que conforman el hecho cultural. En una situación de bonanza económica la vida de las personas eleva en general su precio (simbólico), por ello la agresividad de las personas no se canaliza hacia tendencias de odio a grupos. Por otra parte cuando la economía en su conjunto marcha muy mal, como consecuencia de los instintos de supervivencia primarios, llegamos a una situación en la cual lo diferente es odiado. Este odio es una forma muy básica de defensa puesto que al odiar lo diferente lo que realmente se intenta proteger, uno mismo, queda resguardado en el volumen del grupo con características similares.

Un aspecto importante de la pluralidad sociocultural es la tolerancia de las distintas opciones. Es decir si cada una de las culturas es totalmente tolerante con las otras. Las opciones intolerantes además de estar teóricamente prohibidas por ley constituyen un agravio claro a la estabilidad provocada por el respeto. Son por lo tanto perjudiciales aquellas culturas que descalifican categóricamente al no-practicante.

El futuro de la UE:

Respecto al futuro de Europa, desde un punto de vista personal, considero que la diversidad en Europa constituirá una bendición suprema, siempre y cuando la cohesión entre los pueblos se plasme de forma institucional; además este poder jerárquicamente ha de subyugar a los poderes nacionales en las labores primarias de Estado como son la defensa exterior.

Esta unión formal ha de respetar los principios democráticos de igualdad, libertad y solidaridad entre todos los ciudadanos. Dejando de lado las nacionalidades y teniendo en cuenta exclusivamente los ciudadanos, ciudadanos europeos. Constitución que debe tratar a los ciudadanos de forma impersonal, garantizando los derechos inherentes al ser humano y al ciudadano de un Estado democrático. Asimismo, las constituciones nacionales deben trasladar las garantías de los derechos y libertades fundamentales y pasar a desarrollar un papel caracterizador . Por supuesto, debe ser aprobada en referéndum. Un referéndum que transparente el sentir del pueblo:

Sí.

Sí al proyecto, no al texto.

No.

En caso contrario el futuro de la Unión Europa está en la desaparición del Supraestado, puesto que los gobiernos en la mayoría de los casos buscan intereses corporativos, tanto dentro de la nación como en el hipotético supraestado . Intereses que para nada corresponden a la voluntad real de un pueblo como el europeo, sinónimo de unidad cívica. Que puede acabar siendo un detractor de la Unión, cuando la cosa económica no marche bien, a consecuencia de los escarceos de los Estados miembros.

Poder.

Democracia como su nombre indica es el poder del pueblo. Dejando de lado ciertas circunstancias que atenúan dicho poder de forma importante, intentemos estudiar la forma en que la democracia se estructura y alguno de sus puntos débiles.


Una democracia establece como estrategia de gobierno la delegación de poder en ciertos individuos que adquieren la calificación de institución. En este juego de elección se encuentra uno de los puntos más débiles de la democracia pues es en este momento cuando las claves del poder entran en juego.


Desde un punto de vista natural los intereses del poder jamás coincidirán con los intereses generales de un Estado. La razón de esta separación se establece en el necesario egoísmo del aspirante al poder.

Los aspirantes al poder utilizan artimañas muy sutiles para seducir al electorado, en la mayoría de los casos se utilizan estudios sociológicos para el trazado de un plan de embaucamiento, dejando de lado la honorable busca de las metas políticas.

Hoy en día un partido político de elite no es la asociación de individuos con ideas similares, sino que es un producto sociológico que responde a las ansias del electorado.

Podemos comprobarlo fácilmente observando un historial de las votaciones de sus señorías los diputados, en algunos casos se solicita la votación de propuestas en las cuales la orientación política no es relevante; sin embargo, siempre podremos observar la disciplina de partido, una de las claves del poder; aunque democráticamente este sectarismo sea del todo reprochable.

El embaucamiento no se debe como se pudiera pensar a priori a una deficiencia mental generalizada, sino a una falta de interés y tiempo, para el desarrollo de una crítica objetiva de las actuaciones políticas y actos que estas conllevan.

Si consideramos que la mayoría de la población votante son trabajadores y pequeños empresarios, debemos percibir el agobio temporal que esta mayoría de la población votante sufre, puesto que el cansancio y las labores de supervivencia excluyen cualquier posibilidad del estudio con detenimiento de las actuaciones políticas, salvo en casos donde la orientación profesional esté ligada con este mundo.

La solución a este gran problema vendría de mano de los medios de comunicación. Sin embargo, lamentablemente, en casi la totalidad de los medios las informaciones que se proporcionan responden a intereses políticos o corporativos.

Estos medios de comunicación son el arma de la batalla del poder. En ellos se vierte el cuerpo de las estratagemas que saben cual es el objetivo y como convencerlo, sirviéndose para ello de oradores, ocultaciones, restricciones, complacencias y una vil invocación a la humanidad.

El embaucamiento es la clave del poder de la mayoría de los partidos políticos que triunfan. Y la sangre de la democracia es todo lo contrario, la cooperación.

Se vislumbra una difícil solución. Solución que debe venir de mano de la regulación, sin embargo el poder nunca limitará su actuación y el pueblo por mucho que nos pese no reglamenta, por ahora.

Poderes de hecho:

Para hacer un análisis objetivo de un sistema democrático debemos tener en cuenta donde se asienta la base del poder; el punto neurálgico de toda sociedad democrática lo constituyen los votantes. Concretando ésta definición, definimos como votantes a todas aquellas personas que pertenecen a un Estado, tienen una determinada edad y están en posesión del derecho a voto.

Dentro de la definición de votante se encuentran intrínsecamente los conceptos arrastrados por éstos como son las condiciones sociales.

Además existen intereses individuales en toda sociedad que por razones de colectividad se constituyen en intereses colectivos.

En el punto anterior es donde se mueven los poderes de hecho y los poderes democráticos.

Dichos poderes utilizando una combinación de lo más elemental del ser humano; un poco de ignorancia, intereses y miedos arrastran el votante a una dinámica suicida.

Es la dinámica de lo individual que no siempre corresponde con las necesidades naturales de una democracia.

Los poderes de hecho se crean sobre una trama de favores por lo tanto constituyen una agrupación de individuos con un interés (económicos) comun .

Como el poder en una sociedad democrática reside teóricamente en el pueblo se necesitan canales para acceder a este. Este canal lo garantizan los medios de comunicación. Junto a los medios se establece toda una red de elementos de mantenimiento. Por consiguiente, velar por la imparcialidad de los medios informativos es velar por el buen funcionamiento del Estado.


Estos sectores manipuladores utilizan grandes cantidades de dinero en el cambio sutil y profesional de las ideologías humanas.

Por otra parte se podría considerar que éste hecho no es tan grave como se pudiera pensar puesto que la educación se basa en éste principio.

Sin embargo, los fines son distintos he interesados para el adoctrinador . Este acto conlleva simples cambios en la personalidad de la persona que poco a poco va arrastrando el idealismo a una caótica maraña sin base de conocimiento. Llegando en algunos casos a constituir peleles sin ningún tipo de crítica. Al mismo tiempo, los poderes de hecho intentar neutralizar al individuo limitándolo mentalmente y por arrastre físicamente.

Un ejemplo claro de esto lo dan las religiones, algunas de ellas fanatizan al individuo de tal forma que actúan como meras obreras. Obreras que sin conocimiento, no tienen capacidad para obtener la libertad intelectual. Obreras de un enjambre malévolo.

La imposibilidad intrínseca al razonamiento de demostrar la veracidad o falsedad de ciertos argumentos es lo que da pie a la existencia de estos sectores.


Ejemplos de distintos tipos de conductas Estatales:

Describimos el contexto:

  1. Un ciudadano normal.

  2. Varios Estados con distintas mentalidades.

  3. Un objetivo por parte del ciudadano, por ejemplo, conocer con exactitud el destino de una partida del Estado (presumiblemente corrupta).

a) El Estado autócrata:

La reacción de éste tipo de Estado es la eliminación del problema. O acalla al "ciudadano" o lo mata.

b) El Estado democrático corrupto:

Éste tipo de Estado pone todo tipo de trabas para la consecución del objetivo o le da datos falsos.

c) El estado democrático orientado a la administración:

En éste estado como en la antigua ideología, para el ciudadano pero sin el ciudadano, indican un camino al ciudadano en el cual tiene que aplicar excesivos recursos. Los cuales pueden poner en peligro su bienestar social, por lo tanto en la mayoría de los casos abandona. Dando camino a la corrupción en su más alto rango.

d) Por último el Estado Democrático orientado al ciudadano:

En éste sistema las cuentas de Estado deben estar claramente expuestas. Por lo tanto con un mínimo esfuerzo es capaz de indagar y comparar. Con lo que claramente esto contribuye a la mejora de la democracia.

El tipo de Estado que diversos sectores apoyan, entre ellos sectores políticos y económicos importantes, es evidentemente el Estado democrático orientado a la administración. Este sistema constituye el híbrido ideal para el desarrollo de actividades que merman la calidad del sistema democrático. En el se combinan la opacidad del sistema administrativo, que puede conllevar corrupción, con la dejadez por parte de los poderes públicos en sus funciones de protección al ciudadano. Por ejemplo la permisividad de utilización de ciertos elementos aunque se sepan extremadamente dañinos para la salud (amianto, medidas de seguridad e higiene insuficientes en el trabajo, etc.).

En esta coyuntura es donde los poderes de hecho medran como un cáncer utilizando la "realimentación", para cada vez más y más controlar un sistema democrático, tanto a sus ciudadanos como a sus gobernantes.

Y poco a poco, la sociedad pierde calidad conllevando en la mayoría de los casos a la filosofía del nada o húndete .

La anterior es la ley de lo natural en un sistema democrático, cuya única base es la capciosa esperanza de la mayoría de que su vida puede ir a mejor. Sin embargo, recordemos que el sistema económico, aunque se comporte como un sistema natural, no es natural, por lo tanto si se elimina la coherencia de las reglas de participación de las empresas, el sistema completo se hunde.

Ahí están los poderes de hecho, ahí estos poderes neutralizan el poder de la mayoría. El enorme poder de la unidad.

Como veremos la educación y la información veraz sin manipular constituyen el único antídoto.

Embaucamiento:

Quisiera ahora tratar un aspecto puramente estructural en una democracia o en la relación entre democracias.

Partiendo de la base siguiente:

Si no se dispone de avales suficientes para alcanzar el poder la tendencia natural es al engaño”

Pongamos unos ejemplos:

Un pez de tamaño considerable se acerca a uno chico para devorarlo, pero de pronto el pez chico aumenta de repente su tamaño.

Algo que parece ser una lombriz se mueve en la superficie de un fondo acuático, un pez se dirige a por ella. ¡Oh!, Sorpresa, resultaba ser un pez con hambre.

Situaciones como la anterior son reflejos poco sofisticados de una estrategia utilizada a lo largo de los siglos por todo tipo de grupos para conseguir el poder.

En democracia esta faceta toma un papel muy importante pues el voto está como condición intrínseca a cada ciudadano. El problema que surge se debe principalmente a la falta de especialización de los ciudadanos en temas relacionados con actividades de poder o mal llamados temas de política.

Esta situación lleva a las diferentes asociaciones políticas a trazar estrategias en las cuales este factor favorezca su escalada en el poder. Por ello los candidatos cuidan con esmero facetas como la apariencia personal y las formas, para agradar al mayor número de personas. Asimismo, adecuan sus actuaciones personales en público a lo que una mayoría de personas considerarían correcto o incluso bueno.

En pleno engaño los candidatos hablan y hablan prometiendo cosas poco concretas, pero que a su vez son ganchos para la mayoría del auditorio, evidentemente los puntos pocos concretos no formaran parte de las actuaciones del futuro gobierno.


Se dan constantes situaciones de embaucamiento entre democracias, dentro de las democracias, instituciones y la ciudadanía, etc.

Empecemos por las relaciones entre democracias, ciertos aspectos y trapicheos entre gobiernos no pueden ser desvelados. Sin perjuicio de lo anterior, los gobiernos de un país tratan de embaucar un Estado pivotándose en la ignorancia de este.

Igualmente sucede entre ciudadanía y gobierno, pues este, puede ocultar en propio beneficio vías de relación costo-beneficio muy altas. Así como no exponer multitud de datos, documentos, reuniones, acuerdos, etc.

El sector que se ocupa en una democracia moderna de subsanar en la medida de lo posible este defecto lo constituyen los periodistas y la fiscalía anticorrupción . Sin embargo, se unen en la mayoría de los casos interés personal y ocultación estatal para que estos elementos no funcionen correctamente.

////Ciclos de poder:

Todos los individuos de todas las especies sufren la irremisible consecuencia de un gasto entrópico elevado. Este gasto entrópico es el más adecuado para la supervivencia de la especie en cuestión. Sin embargo, esta optimización al medio acarrea consecuencias, entre ellas y actuando como uno de los factores precursores, la muerte. La muerte es la solución Universal a una serie de problemas que se le plantean a los individuos. Especialmente a aquellos que han desarrollado métodos de evolución basados en la reproducción de dos individuos de distinto sexo, es decir la reproducción de dos individuos que se han adaptado al medio. Este modelo acarrea numerosas ventajas, entre ellas podemos citar:

Selección de dos individuos aptos para sobrevivir, por lo tanto la descendencia debería ser igual o más apta que sus progenitores.

En el modelo de estos individuos va implícita la caducidad corporal, dado que la reproducción celular va perdiendo calidad y precisión según aumenta el número de mitosis celulares producidas. Este devenir implícito al modelo evolucionado de un numero elevadísimo de bacterias asociadas e especializadas, implica una degradación paulatina hasta que por saturación se produce la muerte.

Ahora bien lo que en principio es un perjuicio claro para el individuo representa un beneficio para la especie.

Estrictamente no podemos afirmar que las especies se perpetúan en el tiempo, puesto que suelen estar sujetas a adaptaciones muy sutiles que evidentemente diferencian los individuos actuales de sus antepasados.

Al disponer esta de un mecanismo de reintento y recarga en la prueba de la vida.

La vida de los individuos de un enorme número de elementos, células, implica ciertas etapas durante su ciclo vital:

Incubación, gestación, etc.

Nacimiento, eclosión, etc.

Crecimiento.

Procreación.

Muerte.

En los individuos con fuerte componente psíquico además del crecimiento tenemos el aprendizaje, un aprendizaje que supera por mucho los instintos innatos.

El ciclo del aprendizaje implica un ciclo muy peculiar. Puesto que los individuos con fuerte componente psíquico suelen conformar sociedades, el ciclo del aprendizaje provoca los ciclos de poder.

El poder ante todo es una combinación de conocimientos surgidos del aprendizaje y del tiempo que este proceso conlleva. Con esta distribución, las sociedades se ven zarandeadas por el asalto al poder que algunos individuos pretenden.

Poder, en las sociedades con un componente psíquico muy limitado suele asociarse al derecho de procreación. Por su parte en las sociedades con fuerte componente psíquico es un conglomerado de circunstancias, entre ellas podemos citar:

Facilidades de procreación.

Facilidades de obtención de recursos, propiciado por terceros de rango inferior.

El asalto al poder se genera en los individuos adultos más jóvenes hacia aquellos adultos que disfrutan del poder. El poder nunca se cede de forma voluntaria, salvo en casos de consanguinidad.


En las sociedades humanas las bases que sustentan el poder han degenerado de su forma natural, basada normalmente en la fuerza. El poder se sustenta en las sociedades modernas, en un entramado de facetas de este sistema. Entre ellas podemos citar la organización jerárquica, el sistema monetario y económico, el mismo estado de derecho, y en general toda la sociedad tiene alguna parte que contribuye al sostenimiento del poder. Como en las sociedades animales en las sociedades humanas existen también grados de poder, contribuyendo estos a robustecer el sistema de poderes; puesto que existen intereses individuales. El asalto al poder por los jóvenes adultos es un proceso desagradable puesto que estos suelen encontrarse con el interés propio de los ya establecidos y el entramado que los defiende. En las sociedades democráticas y dentro de la legalidad este ya no es un proceso físicamente violento. No obstante si es violento en el aspecto psicológico.

La importancia de la mente es indudable en el genero humano; por o tanto las ofensas a la dignidad psicológica pueden desembocar en violencia física.

La dignidad psicológica es un hecho individual, debido a esto es un factor muy variable y personal.


Esta violencia psicológica es un hecho necesario puesto que contribuye a la evolución de los sistemas sociales. Aunque actualmente el sistema social democrático combinado con la economía de mercado suelen retrasar en exceso este ascenso al poder, limitando de esta forma la capacidad evolutiva de los individuos y por lo tanto del sistema social.


Desde un punto de vista la faceta explicada en el punto anterior es la que rige, sería por lo tanto necesario un ascenso al poder más rápido. Por su parte desde un punto de vista natural democrático el ascenso al poder no debe tener trabas de ningún tipo, es decir nadie debe tener mayor preferencia legitima en el ascenso al poder. A su vez esta misma faceta exige una regeneración con ciclo corto. En el aspecto democrático no podemos afirmar nada puesto que es un hecho intrínseco a la naturaleza de la sociedad; por lo tanto no decide.



////Desviación valor simbólico-real de las cosas:

Los recursos que un individuo necesita para su supervivencia tienen un valor simbólico atribuido por el mismo. Respecto a este valor simbólico de los recursos el individuo suele tomar decisiones diversas. Gran parte de las expectativas de supervivencia de los individuos dependen de estas decisiones.

En las sociedades con fuerte componente psíquico se suele atribuir valor a cosas intangibles como el aprendizaje, el sentido de grupo, etc.


En las sociedades humanas el valor simbólico de las cosas ha evolucionado con el desarrollo de las sociedades, por ejemplo un diamante:

Época primigenia, 0.

Época con desarrollo psíquico, valor ornamental.

Época con desarrollo de las sociedades, valor distintivo por su escasez.

Época industrial, valor operativo.

Época posterior a una hecatombe de la civilización, 0.

No se debe confundir el coste de un producto con su valor. El valor es atribuido en relación a las necesidades vitales, por su parte el costo es la cantidad de recursos dedicados a la obtención de dicho producto.

El tiempo también debe ser considerado un recurso.


En los sistemas naturales el valor de las cosas coincide con el valor atribuido simbólicamente por los individuos. A medida que las sociedades progresan en complejidad el valor simbólico de las cosas se distancia del valor real. Puesto que las sociedades avanzadas suelen atribuir menos tiempo en la búsqueda de recursos que las primitivas. Este comportamiento se debe a una mayor eficacia en el proceso de búsqueda.

Podemos nombrar dos especies distintas, lobos y ovejas; los primeros aprovechan el tiempo que los segundos han empleado en su manutención concentrados, dando muerte a estas.

El tiempo que no se dedica a labores de búsqueda de recursos se invierte en labores de sociedad; como puede ser el aprendizaje, luchas de poder, desparasitar, etc.

Por esta razón en las sociedades el concepto de recurso se desplaza de su significado primigenio, pasando además ha englobar en las sociedades todas las cosas necesarias para la relación correcta con la sociedad.

Como ejemplo, podemos decir que la compra de un elemento que permita el acceso a un medio de comunicación es necesario en una sociedad democrática.


En las sociedades actuales debido al distanciamiento del mundo natural que permite la infraestructura física de las sociedades humanas el valor simbólico de las cosas se ha alejado sustancialmente del valor real de estas. Aunque si podríamos decir que el costo del conjunto si es proporcional al valor simbólico. Esto es debido a la competencia del sistema capitalista.

Por ejemplo el costo de extracción de diamantes es proporcional a su valor simbólico.

No obstante, claro está que las necesidades individuales de diamantes son nulas, salvo que sea un elemento operativo, como una herramienta de corte.

Es por lo tanto esta una desviación entre valor simbólico y valor real para el individuo.


Los perjuicios para una sociedad dependerán claramente del conjunto de elementos en los que se haya desplazado el valor real del valor simbólico. Es decir, si una sociedad valora equivocadamente las cosas fracasará, puesto que disminuirán sus expectativas de supervivencia.

Organismos con dependencia jerárquica del estado:

La configuración de los organismos públicos de alto nivel responde actualmente a un nombramiento directo junto con un control directo (no necesariamente meticuloso) sobre el desarrollo de actividades.

Los fenómenos que esta configuración genera son de todos conocidos.

Por ello, es importante que junto con la clara exposición de la asignación a cada elemento dependiente económicamente del Estado se especifiquen claramente los objetivos y medios de que dispone ese organismo, así como su encuadre en la estructura jerárquica. Es decir, cuando se constituye un organismo se debe constituir el conjunto de personal por oposición (aunque pueda no responder a las expectativas), además se debe exponer claramente en los estatutos de formalización los objetivos estáticos y medios estáticos de que dispondrá en su operación ordinaria. Junto con la operación rutinaria deben también especificarse y llevar registro de las peticiones de jerarquía superior, igual o inferior. Especificando estas claramente los objetivos dinámicos que se pretenden de un determinado organismo, así como los medios dinámicos que se le asignan.

Sustrayendo los puntos determinantes de la estructura actual y esta nueva obtenemos:

Organismo actual

Organismo autónomo

Férreo control político de régimen interno.

Control político del régimen interno limitado a los estatutos.

Colectivo profesional subyugado al poder.

Colectivo profesional subyugado a la consecución de resultados.

Trabajo de los funcionarios fácilmente manipulable.

Trabajo de los funcionarios difícilmente manipulable. En cuya destitución existen razones objetivas de valoración, las cuales son accesibles al electorado.

Fácil control de díscolos.

Control de díscolos a opinión del gobernante del organismo autónomo.

Desorganización provocada por un baile de competencias.

Rechazo a admitir actividades no especializadas del organismo.

-

Fomento de una estructura modular del Estado.

Responsabilidades políticas claras.

-

Opaco.

Transparente.

Tendencia a la desidia.

Introducción de la presión en el sistema, una cierta competencia.

...

...


Otro punto determinante debe ser comentado aparte por su importancia. Este punto tiene su razón de existencia en la recolocación de personas con cierto poder. Estos personajes pueden constituir una traba importante para la consecución de objetivos puesto que pueden influir negativamente en actividades ordinarias del gobierno del Estado. Así como corromper a base de un ataque masivo en número de individuos y intentos.

Por lo tanto toda migración a otros sistemas debe tener en cuenta que estos personajes ostentan el poder y por lo tanto no permitirán el ascenso de un sector que les perjudique generalmente a todos ellos.

En caso de producirse seguirán horadando con intención de aniquilar el sistema. Por otra parte el Estado no tiene obligación alguna de garantizar un trabajo digno para estos individuos puesto que son como el resto de ciudadanos.


Como conclusión se puede decir que es necesaria la creación de un “árbol del Estado”, en el cual se indique claramente los objetivos y asignaciones materiales de la sección considerada ya sea una institución o un individuo. Es evidente que cuando se comprometa la seguridad nacional no podrán ser mostrados, de todas formas deben articularse métodos eficientes de control.

Por ejemplo una rama del árbol pondría:

Pepe sarraceno adalí:

Objetivos:

Supervisión de guardamontes según anexo MCXII

Medios materiales:

Vehículo matricula 8888 CCM.

Sueldo de 30000 € brutos anuales.


Anexo MCXII:

Es obligación de un supervisor de guardamontes...


Informacion